Tags

Related Posts

Share This

El Educador Celador

Lodo del Servicio Vasco de Salud, OsakidetzaDurante la semana pasada multitud de medios de comunicación, sobre todo en Euskadi, se han hecho eco de las oposiciones de Osakidetza. Más de 70.000 personas estudiando a tope para la OPE, je, para acceder a una de esas plazas de empleado público en la Sanidad Pública que, más o menos, garantizan una digna estabilidad laboral.

En el mundo de la Educación Social estamos a años luz de regularizaciones de empleo como esta. Evidentemente no podemos comparar una profesión con otra o, mejor dicho, un ámbito con otro. También es verdad que, cada vez más y ¿afortunadamente? la oferta de empleo público relacionado con la Educación Social es mayor a lo largo y ancho del Estado. Pero, aún así, este aspecto sigue siendo prácticamente testimonial.

Así, a bote pronto, recuerdo que recientemente se realizaron oposiciones para cubrir alrededor de 30 plazas para centros de menores de Diputación. Y ya, la verdad, es que no tengo más referencias en este sentido.

He de reconocer que no controlo mucho de normativas laborales y de historias así, pero ya llevo unos cuantos añitos trabajando como Educador en una contrata y hay cosas que aún me cuestan entender.

¿Por qué un programa como el de los EISEs (Equipos de Intervención Socio Educativa?), de titularidad municipal, es decir, adscritos a cada municipio respondiendo a una ordenanza venida desde las altas instancias provinciales (Diputación) está regido de forma privada?, ¿realmente le sale más caro a los Ayuntamientos contratar directamente a las educadoras y educadores que pagar a una empresa privada (permítanme que no las considere asociaciones, lo cual, por cierto, no creo deba contener nada peyorativo)?, ¿saben que las condiciones de estos titulados, de estos técnicos, son muy malas?, ¿esta situación responde a que el estado o la historia de la profesión no está realmente asentada todavía?, ¿la educación no formal, la atención socioeducativa aún se contempla como una función menor por lo que no importa tanto en que condiciones se desarrolle?

Esperando que se planteen nuevas interrogantes, contestaciones aclaratorias y todo el debate que se quiera, se despide un Educador que a punto estuvo de presentarse a celador de Osakidetza.