Tags

Related Posts

Share This

Educador@s en las Aulas

Aula con jóvenesCada día veo más claro la necesidad de que la figura del Educad@r Social tiene que tener presencia en las aulas. Cada día es más evidente la conveniencia de que esta profesión no se constriña exclusivamente a la Educación no Formal.

Que se proponga la aplicación de medidas judiciales en nuestros centros no deja de ser, en mi opinión, un parche más que, desgraciadamente, no va a eliminar de raíz problemas como, por ejemplo, la violencia en las aulas.

Creyéndome la cacareada consigna de transformación social a la que tantas veces nos aludían en la universidad, igual hay que plantearse cambiar el carácter ‘social’ por ‘escolar’ y comenzar a reformular nuevas fórmulas con sus consiguientes nuevas figuras (en este caso la de la educadora o educador social), aunque evidentemente esta inclusión no ha de ser la panacea definitiva.

Pero, ¿para qué educadores y educadoras sociales en nuestros centros escolares? Quizá para conformar un equipo educativo multidisciplinar en el que profesorado, orientadores, directivos, pedagogos, educadores, etcétera, se retroalimenten en pos de salvaguardar una mejora en la comunidad escolar, puede que para ir más directamente a las chavalas y chavales, manteniendo planteamientos transversales, pero hablándoles cara a cara de lo que hay, es decir, liberando, al fin y al cabo, al propio profesorado de una función y un papel que, aunque no deja de ser inherente a su propia profesión, se suma a la ‘quemada’ casi habitual que arrastran y porque, además, el alumnado no va a dejar de identificarles con el de mate o el de ciencias.

Quizá también para que profesionales especializados en temas como las drogas o la sexualidad o la resolución de conflictos puedan desempeñar su trabajo en un contexto en el que, para bien o para mal, los jóvenes identifican una estructura mucho más clara que los espacios en los que habitualmente los educadores nos movemos.

Y creo que podría seguir más rato así. Afortunadamente me suena que ya se está dando algún paso en este sentido y que comunidades como Extremadura ya están empezando a incluir esta figura en los centros de secundaria. Esperemos que próximas reformas educativas acaben por confirmar esta evolución y podamos pronto hablar de que la figura del Educador Social está presente en las aulas.

Comentarios

Comentarios