Tags

Related Posts

Share This

De Memorias y Evaluaciones

Ilustración de una evaluación anual en una empresaDiciembre. Mes marcado por la celebración de las fiestas navideñas, las cenas de empresa y, en el caso de gran parte de los recursos que trabajan en el campo de la Educación Social (y supongo que también para otras muchas entidades de otros ámbitos), de memorias y evaluaciones.

Momentos para hacer balance de todo un año, para analizar resultados y, en función de estos, planificar nuevas actuaciones para el curso que viene. En el caso de B-SIDE, llevamos tan poco tiempo de vida que aún no vamos a vivir los agobios que suponen estos procesos, pero mis experiencias previas (y aún presentes en mi trabajo actual) me hacen asociar a diciembre a estas prácticas.

Prácticas que van de la mano de la calculadora, del análisis exhaustivo de la planificación realizada en el pasado enero, de la verificación del cumplimiento de los objetivos planteados y de la reducción en tiempos sobre la intervención directa con nuestros usuarios y usuarias para dedicarlo a estos menesteres.

Procesos, como digo, que pueden resultar agobiantes y, en cierta medida, pesados, pero que, como todos los que nos dedicamos a estos sabemos, son totalmente necesarios. Sin esas memorias o evaluaciones resultaría prácticamente imposible encarar el nuevo año con una perspectiva profesional o bien marcando unos objetivos adecuados, lo que, a su vez supondría, un abordaje negativo en nuestra labor y que implicaría una atención deficitaria a nuestros clientes, es decir, a las personas con las que trabajamos.

Por ello, no me queda más que animaros, educadoras y educadores, a que encaréis este trabajo de la mejor forma posible y que recordéis que luego viene enero y entonces hablaremos de Planificaciones. Pero mejor eso lo dejo para el mes que viene, ¿no?

Feliz Navidad y Feliz Evaluación!!