Tags

Related Posts

Share This

Música y Educación Social

Logo de la entidad p:ear

El mejor blog de música del mundo, La Furgoneta Azul, je, ha colgado hoy una noticia que, más o menos, deja entrever una inciativa musical relacionada, en cierto modo, con el mundo de la Educación Social o, al menos, con alguno de sus ámbitos (como el de la integración, por ejemplo)

El asunto es la edición de un disco en el que bandas actuales realizan sus particulares revisiones de temas antiguos y de grupos míticos. En el recopilatorio, titulado “Bridging the Distance: A Portland, OR Covers Compilation“, participan bandas que, a un servidor, le gustan mucho (The Decemberists, Chris Walla de Death Cab for Cutie o The Dandy Warhols) y otras cuantas que ni idea, oigan.

Y, ¿dónde está la relación con la educación social? Pues en que los beneficios que se obtengan de la venta de este álbum irán destinados a p:ear, una entidad centrada en construir relaciones positivas entre jóvenes sin techo y en transición a través de la educación, las artes y el ocio, en definitiva, una iniciativa que, así, a primer golpe de vista, parece interesante.

Una inciativa que me lleva a reflexionar acerca de las relaciones que se pueden establecer entre el mundo de la música y el de la educación social; como esta disciplina nos puede servir para conectar con un chaval, como un local de ensayo puede llevar a motivar a una chavala a dejar determinadas prácticas, cómo se puede utilizar unas melodía para ayudar a relajarse a una persona, como una letra puede influir o haber influido en las historias de muchos de nuestros usuarios… En fin, amo la música.

Y ya, para acabar, como hice cuando hablé de cine, sería divertido hacer un estudio sobre los gustos musicales de las educadoras y educadores sociales. No sé qué me da que el rollito cantautor o canción protesta se iba a imponer al resto, je, o, quizá, me esté guiando sólo a partir de prejuicios, tópicos y estereotipos. Seguro que es eso… ¿Qué me decís?