Tags

Related Posts

Share This

Gracias Compañero

EstrellasEs viernes 15 de junio, ya estoy saliendo de la estación de metro y aún no ha llegado nadie. Cuando uno es puntual, va a ser que le toca esperar. Pero estoy contento, aunque también un poco triste porque se va un compañero de trabajo, el otro chico del equipo.

¿Cuál es la razón de que se vaya? La razón no es que esté a disgusto, ni siquiera que no le guste el trabajo. La cuestión es que, como él ve que las posibilidades que le ofrecen no se ajustan a su perfil y que se halla en una vía muerta, es el momento de buscar otro camino.

En principio, todo suena muy lógico y normal, pero os aseguro que no son muchas las personas que toman este tipo de decisiones por sí mismas, al menos, antes de que las propias circunstancias les empujen a dejarlo. En mi opinión, hay que ser valiente, tener arrojo y determinación para un acto tal.

Por esta acción, te doy mi primer saquito de agradecimiento.

Ahí no queda la cosa, y tras la acostumbrada cena salpicada de recuerdos de su paso por la entidad; que si el comienzo, que si las dificultades, que si aquella anécdota…

Sentados en torno a una mesa, acompañados por melodías ochenteras, me agradece mi ayuda en los inicios en esta casa, añadiendo además, que le situé muy bien en el trabajo que debería realizar a partir de ese momento.

En principio, parece lógico y normal, pero os aseguro que sólo muy pocos son capaces de comunicar algo siquiera parecido y lo digo con conocimiento de causa, después de haber trabajado con múltiples personas.

Por esta acción, te doy un segundo saquito de admiración.

Y para el final, el acto más humilde y honesto. Siendo él el que se muda de trabajo, añade que ha aprendido mucho conmigo, que me lo tengo que creer, que soy un referente dentro de esta entidad e incluso más allá, que se me respeta y en esa dirección, me empuja, me alienta, me anima… sin comas, sin peros, sin caras B.

En principio, parece ilógico y anormal, pero os aseguro, que cuando uno se siente sólo en este universo de estrellas colgantes, estas palabras te hacen brillar e incluso verte a ti mismo iluminar otras estrellas.

Por esta acción, Iñigo, te doy un abrazo humilde y lleno de respeto hacia tu persona.

Amigo tu estrella brilla intensamente, no cambies, no cambies…