Tags

Related Posts

Share This

De Reinserción, de Venganza… De Esperanzas o de Escepticismo…

ReinserciónLos que podáis seguir habitualmente este espacio, seguro que notaréis que, a menudo, me gusta dejar temas para un poquito más adelante. En este caso vengo a presentaros uno para que, poco a poco, le vayáis dando al coco.

Además, no vamos a engañarnos, me estoy poniendo a escribir esta entrada casi a las 00:30 de la noche y a esta hora, además de que todos los gatos son pardos, a uno le empiezan a pesar un poco los párpados.

Con todo, la propuesta que os hago para reflexionar parte de una lectura que hice ayer en El País, concretamente en la columna que Elvira Lindo realizó en la contraportada del citado diario titulada ‘Reinserción’.

La señora o señorita Lindo venía a presentar dos graves y violentas situaciones acaecidas o protagonizadas por menores y las consecuencias “penales” de las mismas. Por un lado, recordaba el terrible suceso de aquellos dos niños británicos que torturaron y mataron a otro crío de dos años. El tema es que, al parecer, estos dos chavales están en la calle reinsertados y llevando, según informa la policía británica, una vida normal, aunque con identidad protegida. En este caso, Lindo mantiene un discurso en defensa de la Reinserción como la medida que hay que perseguir, sobre todo en el trato con menores.

Por otro lado, la columnista y escritora también recuerda la salida a la calle recientemente de uno de los autores del asesinato de Sandra Palo y se pone, en este caso, en la piel de la madre que espera fuera del centro donde estaba internado clamando venganza. En este caso y, a pesar de la empatía que declara para con ella, Elvira Lindo vuelve a apostar por la reinserción como única medida y objetivo en el que creer, finalizando el artículo con una crítica hacia las leyes y determinadas situaciones que se dan en este país.

Bueno, creo que lo mejor será que os deje con la columna en cuestión y que, a partir de su lectura extraigáis vuestras propias conclusiones. Como digo, yo tengo las mías, lo que pasa es que, de verdad, ahora no puedo. Espero sus comentarios, los míos y un bonito debate en torno a estos temas. Uf, perdón, el artículo… Reinserción, por Elvira Lindo.