Tags

Related Posts

Share This

Invitados e Invitadas Quedáis

PlumaMe alegro de escribir hoy esta entrada. Me alegro porque la hago desde la certeza de que cada vez somos más las educadoras y educadores sociales que visitamos este espacio para leer sobre nuestra profesión, para reflexionar, opinar acerca de nuestro trabajo, de nuestras experiencias, de nuestra situación laboral, para conocer ofertas de trabajo, para polemizar en torno a puntos oscuros de nuestra titulación, en definitiva, por acercarnos a un sitio en el que discutir en torno a la Educación Social sin academicismos y compartiendo las múltiples sensaciones que el desempeño de nuestra labor nos provoca.

It, Ainara, El Encapuchado Naranja, Asier, Gominola, Isaac, Sergio, Otro Educador, los y las del Movimiento Anfibio… y un largo etcétera de personas que nos visitan y nos leen de forma casi diaria.

Lo dicho, me alegra que esta gente se venga cotidianamente por estos lares. Por ello, además de darles las gracias, me gustaría invitar a todas y a todos, tanto a los que comentan como a los y las que sólo nos leen a que escriban si quieren en torno a la Educación Social. Echamos de menos textos sobre otros ámbitos de nuestra profesión: drogodependencias, cooperación, tercera edad, orientación laboral…

Al fin y al cabo, esto tampoco es un blog al uso; desde un primer momento apostamos porque éste sea el Blog del Educador y de la Educadora Social, es decir, no de mí, Lucce, educador social, o de Tote, ídem de ídem, no. Queremos que toda aquella o aquel que se anime utilice este medio como una vía en la que expresar las experiencias o sensaciones que su trabajo le deje, que aporte técnicas y trucos que puedan servir a otros y otras educadoras.

Pues eso… que invitados e invitadas quedáis. Si queréis hacernos llegar vuestros textos podéis hacerlo enviándolos a info (arroba) – evidentemente esto se escribe de otra forma, je – bsidee.org y estaremos muy gustosos de publicarlos, siempre y cuando respeto unos principios básicos que todas y todos conocemos muy bien, siempre y cuando la información que se pueda aportar sea fidedigna, real y demostrable en el caso de que afecte a terceras personas. En fin lo más lógico y coherente, ¿no?

Mientras tanto, nosotros seguiremos aquí, al pie del cañón, esperando vuestra participación, bien sea en forma de entrada o de comentario, escribiendo y leyendo de esta profesión nuestra que tanto nos gusta.