Tags

Related Posts

Share This

Trabajar en mi Pueblo

PuebloMe costó mucho dar el paso. Siempre me resultó un tanto duro el pensar en trabajar en mi pueblo. El porqué es muy claro. Yo imaginaba que una vez que llevase un tiempo trabajando me encontraría sin cesar con chavales conocidos y, siendo así, no podría desconectar. Incluso hasta ahora, que no he trabajado en el lugar donde vivo, me encuentro no pocas veces con jóvenes y aunque la mayoría de veces resulta agradable, uno no puede por menos que pensar como sería su vida si esto fuese algo más que habitual.

Viendo esto, no es raro que albergue este temor, digo yo.

De cara a decidirme, pensé en realizar una lista con los aspectos positivos y negativos con la ayuda de diferentes compañeros y compañeras y teniendo claro que el proyecto es de educación de calle.

Aspectos negativos:

    – Trabajas con usuarios con los que te puedes cruzar incluso cuando vas a por el pan.
    – Imposibilidad de desconectar.
    – Que averigüen dónde vives y puedan recurrir a ti aún cuando no estés trabajando.
    – Mayor presión por hacer las cosas bien ya que es donde vives.

Aspectos positivos:

    – Conocimiento del medio
    – Posibilidad de conocer tu pueblo más profundamente, sobre todo en lo relativo a la juventud.
    – Cercanía del puesto de trabajo sin necesidad de coger medios de transporte a diario.
    – Posibilidad de realización personal al poder realizar un trabajo que repercuta en tu pueblo.
    – Ser conocido en tu pueblo por la labor positiva que realizas.

Por ahora no se me ocurre nada más, pero me gustaría que añadieseis más puntos a las dos listas con lo que se os ocurra y que l@s que trabajéis en vuestro pueblo, compartáis con nosotr@s vuestras experiencias, ya que seguro que tenéis muchas anécdotas y experiencias que contar.

¿Cómo lo veis?