Tags

Related Posts

Share This

Convenios de Intervención Social en España

ConveniosQuedó dicho en entradas anteriores, que las condiciones laborales a las que nos vemos adscritos los trabajadores de la Intervención Social (aunque seamos específicamente Educadores Sociales, englobaré también, por mérito propio a nuestros compañeros/as Monitores, Cuidadores Nocturnos, Animadores Socioculturales, Psicólogos o Técnicos Superiores en Intervención Social, etc, etc…) son muy variopintos y diversos, según donde vivamos.

En esencia, no vale lo mismo un Educador Social madrileño, que un Alavés, por poner un ejemplo gráfico. Como también es diferente trabajar en algunas asociaciones vizcaínas donde le corresponden a los trabajadores 15 pagas anuales, por las 12 pagas correspondientes en alguna ONG o las 14 de la mayoría de asociaciones del sector. Ya ven que hay de todo, como en botica. Y si entráramos a hacer comparativas de condiciones laborales entre mismas categorías laborales dentro de la Administración Publica (Diputaciones, Comunidades Autónomas o Ayuntamientos) serían aún más sangrantes respecto a los puestos laborales desempeñados en las asociaciones o empresas u ONG que realizando dichas mismas labores y proyectos, son servicios privados que realizan las actividades de las administraciones publicas. Entre todos los puntos más relevantes, como pueden ser jornada horaria anual (1592 horas en las Administraciones de la CAPV, frente a las 1675 que se tienen por ejemplo hoy en día en Vizcaya o las 1690 en Álava)

Pongamos datos sobre la mesa:

    • Solamente a día de hoy, se tienen reconocidos, firmados y aprobados 4 convenios sectoriales de la Intervención Social: Convenio de Gizardatz en Vizcaya (2006-2007); 1r Conveni Collectiu del sector del lleure educatiu sociocultural de Catalunya (2005-2007); Convenio Colectivo provincial de Alava de Servicios Sociales de Intervención y Asistencia en Infancia, Juventud y Familia (2007); 1 Convenio colectivo marco Estatal de Acción e Intervención Social; 1 Convenio Colectivo de la Intervención Social de la Comunidad de Madrid (2006-2008)
    • Un Educador Social alavés cobró en el pasado año 24.000 euros brutos, mientras que uno madrileño cobro 17.885. ¿Se entienden ahora las manifestaciones masivas y las impugnaciones que recibieron tanto el convenio de marco estatal como el de la Comunidad de Madrid (idénticos en su elaboración y consenso)?
    • Mientras que un trabajador catalán tiene reconocidos los derechos (en forma de días de descanso y retribución económica) trabajando en festivos o por complementos de disponibilidad, uno vizcaíno, trabaja en Año Nuevo o Navidad, y le es igual que si fuese a trabajar un Lunes cualquiera, de un mes cualquiera.

No quiero aburrirles, y ésta será la primera de unas largas y cuantiosas reflexiones sobre los marcos de actuación en las que se mueve nuestro sector. Donde quedan adscritos nuestros derechos y nuestras obligaciones. Como resumen, dejaría dos frases para el análisis: Somos una profesión muy joven y reciente, que apenas ha ejercido presión socio-política y que ha nacido con unas condiciones laborales o marcos sectoriales pobres, bajo mínimos. Y dos, nos falta vertebración ínter autonómica y reflexión conjunta para hacer de la Intervención Social un área sólida, unida, vertebrada; como en su día lo pudieran haber sido los funcionarios, los mineros, los pilotos de aviación, o los sanitarios. Cada uno por su lado, no se llega más a que picar un poco aquí, un poco allá.