Tags

Related Posts

Share This

Los 10 Mandamientos para Educarles

Tablas de los 10 mandamientosEl trabajo del Educador de Familia (así como el de menores) ofrece un amplio perfil de usuarios y usuarias con los que intervenir. Pero, pese a ello, en mi particular caso, la mayor parte de los casos en los que estoy con madres y padres suelen estar regidos por una constante clara y evidente: poner límites, normas, quiero que mi hija me haga caso, quiero que mi hijo vaya a clase, etcétera.

Hablamos de situaciones conflictivas, que han traspasado los límites normales de la típica relación de choque generacional entre adolescentes y progenitores y que, si no se paran a tiempo, pueden desembocar en casos de lo que ahora se empieza a llamar como violencia intrafamiliar.

También son muchos los casos en los que madres y padres de niños y niñas más pequeños acuden a nuestros recursos pidiendo ayuda para tratar de enderezar al pequeño diablillo que tan malos ratos les hace pasar. En estos casos, lo primero que me suele venir a la cabeza es algo así como “si ya puede contigo ahora…” y, al mismo tiempo, alabo la búsqueda de apoyos y soluciones desde un punto de vista preventivo. Al final, con cuatro pautas u orientaciones y un poco de constancia en la aplicación de las mismas, evitaremos que nos llegue un teenager desfasado.

En este tipo de historias suelo analizar con mis madres y padres algunas de las causas que les llevan a no tener la capacidad de limitar o normativizar con acierto; en estas reflexiones aludimos a conceptos que, seguro, están ya muy sobados por la mayoría de vosotras y vosotros: la sustitución de la atención afectiva necesaria por objetos materiales, la laxitud normativa contemporánea surgida como contraposición a comportamientos rigidísimos de épocas pasadas, la atribución de los actos negativos de nuestros hijos e hijas a otras personas, etcétera…

En definitiva, como en la mayoría de los trabajos, hay partes de los mismos que se convierten en rutinarias; en este caso la reiteración constante de muchos de estos puntos es el pan nuestro de cada día. Lo asumo, pero permítanme que utilice este espacio como vomitorio en el que expresarme.

Con todo, tras quedarme así de a gusto, voy a dejar aquí 10 mandamientos que suelo utilizar con mis madres y padres y que, de una forma muy sintética y sencilla, recogen 10 pasos sobre cómo educar a los hijos. Hasta el momento me está viniendo muy bien para elaborar con mis madres y padres esos problemas de índole educativa con sus retoños. Ahora vosotros y vosotras diréis si le falta o le sobra algo a este materia extraído de la web Gurasoena:

LOS 10 MANDAMIENTOS PARA EDUCARLES

1. No seas demasiado indulgente.
• Marcar límites
• Coherencia entre la pareja

2. Sé constante en tus normas.
• Ser consecuente

3. No le amenaces en vano.
• Cumplir con las consecuencias
• Castigos justos.
• Elogiar las buenas conductas.

4. Evita recurrir al chantaje.
• Crea mal ambiente.
• Falta de motivación intrínseca.

5. No le des mensajes ambiguos.
• Comunicar aquello que se quiera comunicar.

6. Evita la sobreprotección.
• Dar responsabilidades.
• Distinguir entre los propios miedos y los reales.
• Enseñar a tolerar la frustración.

7. No pierdas los nervios.
• Autocontrol

8. Rechaza el complejo de culpa.
• Aprender de los errores.
• Saber disculparse

9. No te exijas ser prefecto.

10. Ama a tu hijo y edúcale para que se ame a sí mismo.