Tags

Related Posts

Share This

Me las Piro a la City

Nueva York

Bueno chavales y chavalas… El domigo me las piro a la city, nos vamos a Nueva York y allí me tiraré hasta el día 3 de abril.

Son unas vacaciones largas pero, de verdad, más que necesarias. Necesito desconectar totalmente. Creo que en nuestra profesión, cuando estamos en épocas en las que el curro es inabarcable, en el que tres o cuatro familias (en mi caso) te hacen crack, en las que te dan la malísima noticia de que uno de los chavales con los que intervienes es irrecuperable ya que es un psicópata (a la vuelta ya os contaré), en las que llevas arrastrando informes y memorias varias y demás etcéteras, los periodos de asueto son como un maná caído del cielo.

Una compañera mía siempre suele comentar que las empresas para las que trabajamos deberían pagarnos algo así como curas de desintoxicación o desconexión…, je, a veces pienso que tiene razón. Pero bueno, me conformaré con el callejeo por Chelsea, Harlem y todo Manhattan, con paseos por Central Park o con la adquisición de rarezas discográficas, ropa chachi o productos tecnológicos, que tampoco es moco de pavo.

En fin peñita, ya os contaré. No sé si la visita a la capital del imperio (me gusta pensar que la visita a Nueva York es como si un romano de Emérita Augusta visitase la mismísima Roma en la época de esplendor de esta civilización) me suscitará reflexiones en torno a nuestra profesión. Sea como fuere, con las pilas cargadas y desintoxicado, volveremos a leernos en unos días.

Que ustedes lo pasen bien. Por aquí se quedan cuidando del cotarro Asier y Tote. Hasta la vista!!

Ah, tenéis hasta mañana para darme consejos sobre Nueva York los y las que ya hayáis estado. Gracias de antemano.

Foto: Arnold Pouteau