Tags

Related Posts

Share This

Una Imagen Vale Más que Mil Palabras

Una Imagen vale más que mil palabras

La foto que acompaña esta entrada es atroz. Plasma los cadáveres de dos niñas gitanas en una playa napolitana tapadas con una toalla y un pareo. Una escena en la que cerca se observan a varios bañistas tomando el sol, manteniendo una actitud de cierta indiferencia ante lo acaecido.

En Enfoca – Enfocate, magnífico blog, por cierto, de crítica social, se transcribe lo que en El Periódico de Cataluña se describió acerca del desgraciado hecho:

Los gritos llamaron la atención de un socorrista, que se lanzó al agua. También acudió una lancha de los bomberos, que no pudo hacer nada por las olas. El socorrista sacó a dos chicas, pero cuando volvió, Viola y Cristina habían desaparecido. Las corrientes las devolvieron al cabo de un rato.

Alguien cubrió los cadáveres con una toalla azul y un pareo verde. Allí permanecieron durante hora y media, en la que los bañistas siguieron tomando el sol, comiendo su pasta traída de casa y contemplando con embarazo la excepcional compañía playera. “Hemos recuperado los cuerpos entre la indiferencia general”, puntualizó el chófer de la ambulancia. “Indigna que la recuperación se haya producido ante la indiferencia general”, dijo Laura Boldrini, portavoz de la agencia de ONU para los refugiados, preguntándose si “la conducta habría sido la misma de haber sido italianas”.

No sé si se debe buscar en esta tragedia una relación con las políticas emprendidas por el gobierno de Silvio Berlusconi contra la población gitana como consecuencia a la reacción de los italianos e italianas que estaban en la playa y que no acudieron en socorro de las dos niñas o que, es más, permanecieron impasibles junto a los cadáveres. No sé si mantener esta teoría es demagógico o no.

Sea como fuere, una imagen vale más que mil palabras y ésta, en toda su crudeza, ejemplifica las injusticias que cotidianamente nos rodean y contra las que, como colectivo profesional que somos (está en nuestra visión), tenemos que seguir luchando.

Vía: Enfoca – Enfocate
Más Info: El Mundo