Tags

Related Posts

Share This

Diario de un Educador Errante (y III)

El Faro del Fin del Mundo en Ussuaiha

Nombres propios: Los pequeños detalles, se tornan en grandes cuando uno le encuentra sentido y analiza el contexto. Me explico.

Cristina Fernandez de Kirchner, es Cristina. Diego Armando Maradona es Diego. Eva Peron fue Evita. Carlos Menem es Carlitos y Ernesto Kirchner es K. Las personas, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, parece que llevásemos una docena de apellidos a cuestas: Asier el de las golosinas, Asier el monitor, Asier el bromista, Asier el educador, Asier el parsero, Asier el loco amable, etc, etc.. .A veces, me gustaría ser sólo Asier, como en la Argentina. Con naturalidad y simpleza. Porque, en ocasiones, los apellidos se confunden y acabas haciendo (y acaban reclamándote), más cosas de las que nos pertenecen, ¿verdad?

Estar lejos y desconectado con la cotidaniedad, da un respiro y una visión de las cosas más sosegada y en ocasiones realistas, respecto a cómo las ve uno mismo en la inmediatez del momento. Son las mismas nueces, pero sin tanto ruido.

En un agradable encuentro con dos viajeras (vaya desde aquí un saludo afectuoso para ellas: Cindy y Carla, de Comodoro Rivadavia), hablamos de lo humano y lo pedagógico, hasta que nos retiramos a dormir, bien entrada la noche, llegando a la misma conclusion: La educación social (para lo bueno y para lo malo) está con las mismas dudas, problematicas y satisfacciones, a uno u otro lado del charco. Cambian los actores, pero
la escena se repite.

Ambas están terminando la carrera de Magisterio e imparten clases como auxiliares de Educación en colegios públicos ubicados en los barrios más conflictivos de la ciudad. Se muestran contentas con su futuro, y esperanzadas en lograr una plaza de Maestra titular, que les permita estar mejor (profesional y económicamente). Viven y conocen a diario, de problemas conductuales, familiares, actitudinales, pues el entorno, es de esa manera, lamentablemente. Me cuentan las dificultades administrativas y la cierta pasividad institucional ante casos de negligencias o falta de cuidado parental hacia sus hijos/as. Irremediablemente, los maestros, directores y demás profesionales de la Educación miran para otro lado, intentando
minimizar esa problemática. Al fin y al cabo, antes que ellos, lo supieron policias, trabajadores sociales y médicos… y nadie hizo preguntas. Otros casos, que si pudieron contenerse o darle cobertura o intervencion socio-administrativa, acaban peor que como estaban. Pues, se dan circunstancias como que los trabajadores de centros de menores u hogares de acogida, no están cualificados, y ejercen la profesion de aquella manera (sin generalizar, me cuentan que “no muy bien”)

Dos días después, me encuentro en la prensa local este titular: CONFIRMAN DETENCION Y TRASLADAN AL COSE (prision) A MENORES QUE ROBARON EN UN KIOSCO. El juez dictó prisión preventiva para un joven de 17 años e internar en el Hogar de Adolescentes Varones
a otro menor de 15 años. Fueron detenidos el pasado Lunes 7 de Julio como presuntos autores de un robo a un kiosco de Trelew.

En su decisión, el juez negó el sobreseimiento al menor de 15 años por considerar que “se encuentra en riesgo y con graves problemas de conducta”, producto de “una falta de contención familiar que debe ser suplida por la intervención estatal”. Respecto al menor de 17 años, en virtud de contar con procesos en trámite por delitos contra la propiedad y las personas, el juez dictó prision preventiva ante el peligro de fuga.

¿Qué consideran al respecto de las leyes de menores, en la Argentina o España? ¿Somos tan iguales, como diferentes, verdad ?

La próxima vez que nos leamos, posiblemente lo haga ya desde nuestra tierra. Un abrazo eterno desde el Fin del Mundo.

Ushuaia – Tierra del Fuego a 21 de Julio del 2008.