Tags

Related Posts

Share This

Sera Vs Lucce

Sera Vs Lucce“Lo bueno que tiene el Teatro frente al Periodismo (ambas en mayúscula) es que en él, se hace una mentira anunciada: Esto que van a ver aquí hoy es una mentira y como es mentira y lo anuncio, ya les estoy diciendo una verdad. En cambio el Periodismo, anuncia y perjura que lo que publica es verdad… aunque sea mentira“. Esta reflexión la hacía en una de sus representaciones o monólogos, el multifacético Pedro Ruiz. Interesante para algunos, pedante para la mayoría.

A diario suceden cosas y actos de los que se nutren ambas artes: el Teatro mama de la realidad, la reproduce y en ocasiones la parodia. El Periodismo, en su ardua tarea de defender la libertad de expresión, cuenta todo con pelos y a veces sin señales, de lo que acontece.

Esta semana ha venido a nuestro trabajo una madre herida e indignada porque le han “llevado” a sus dos hijos/as. Ella dice conocer como funcionan los centros y hogares de acogida, porque en su día fue uno de los nuestros. En ocasiones, los ciclos, para bien o para mal, se repiten. Recordemos que el ser humano es el único animal capaz de tropezar dos veces en la misma piedra, aunque esta sea de granito o desesperanza.

Las primeras reuniones o entrevistas suelen ser amables, constructivas, positivas incluso. Escuchan atentamente, intervienen cordialmente y colaboran correctamente en el proceso. El beneficio de los niños/as debe estar por encima del bien y del mal, y no nos engañemos: si llegan a este recurso, es porque han lindado en más ocasiones con el caos y el desorden, que con la confortabilidad o el bienestar.

La madre viene llorosa y triste, no puede ser de otra manera. Pero pronto manifiesta algunas de las posibles soluciones a sus dificultades: “Voy a ir a la prensa. La señora X se va a llevar varias denuncias. Ya se que vosotros/as no tenéis la culpa, pero me vais a perdonar que saque esto a la luz. Tienen que enterarse. No daré nombres, ni direcciones… pero me van a oír”.

No es la primera vez que se ve en una de estas, y parece ser que de esta manera encuentra una vía de escape para reivindicarse en la sociedad. Los tratamientos psiquiátricos que ha llevado desde hace tiempo, no le han ayudado todo lo deseable. Su personalidad deja vislumbrar también un problema de psicosis, que no la permite llevar la vida normal que se presupone a todo el mundo y debiera ofrecer a sus hijos/as.

No se lo he dicho aún, pero creo que su camino no es el correcto. El periódico del Norte, ya la sacó en primera plana en su día por un suceso en cuestión (¿sería Sera o sería Lucce? ¿Realidad o Ficción? Me da igual, a decir verdad); y lo que se vislumbró claramente de aquello con el tiempo, fue que la utilizaron para exprimirla y sacarle una historia; sin las pertinentes prudencias de la constatación y veracidad, y que de ella, como persona, no se interesaron para nada. La moraleja final quedó contada como una historia o suceso, y a un lado, olvidados, los personajes y la realidad personal de cada uno.