Tags

Related Posts

Share This

Artajo’s Caffe: ¿Des?encuentro de educadoras/es sociales

Mapa ilustrado de Bilbao

La manada de búfalos profesionales, tiende a agruparse y dirigirse de forma cuasi perfecta, hacía lugares comunes. Es un orden preestablecido desde la antropología moderna, donde vínculos y filias, caminan de la mano, al regazo de la manada. En Bilbao los de Justicia van al Iruña, los de Gobierno Vasco (Vivienda y Educación) van al Jaime y los del Ayuntamiento van al Atseden. Los educadores somos aún jóvenes (de formación académica y espíritu) , pero no íbamos a ser menos: El Artajo.

La verdad, es que de la manera mas natural y espontánea, de un tiempo reivindicativo a esta parte, algunos/as educadores sociales y compañeros de la Intervención Social, nos reencontrábamos allí, con algunas canas de más, pero con esa complicidad profesional que implica haber compartido años de carrera juntos/as. Choques de mano, guiños desde el otro lado de la barra, preguntas abiertas del tipo “¿ahora donde estás?“, y otras complicidades, se entremezclaban; para mostrar que somos/as buenos compañeros y mejores amigos/as.

Ni vamos a cambiar el mundo, quizás ni siquiera a mejorarlo (responsabilidad esta de cada uno/a de los que formamos parte de esta sociedad), pero una cosa que se palpa y se comparte en general, en este tipo de encuentros y lugares, es que: NOS GUSTA LO QUE HACEMOS. Confiamos en lo que hacemos, respetamos y queremos la profesión, intentamos mimarnos como buenamente podemos y los profesionales, muestran en su mayoría un alto grado de participación e involucración.

De repente, la tertulia, se tiñe de negro por momentos. Algunos compañeros se encuentran bajos, y el entorno empieza a serles un lastre insoportable. Descoordinaciones, saltos de jerarquía en el organigrama interno, traspasar las funciones encomendadas o comparar las metodologías de trabajo entre compañeros, viendo ciertas desigualdades de implicación, cargas de trabajo, etc, etc.. Desajustes de equipo, que en ocasiones, no quedan en el equipo, sino que traspasan las barreras y tienden a subir hacía puestos jerárquicos de mayor enjundia (!!ah ¡¡, ¿Qué tampoco hemos hablado de Asociaciones con una estructura piramidal?)

– ¿Quién iba a decir, que esto aquí ocurriría?

– Aquí, como en cualquier trabajo. Son relaciones laborales al fin y al cabo, cada día con organizaciones más profesionalizadas.¿ No se nos demanda y defendemos también eso nosotros/as mismos?. Profesionalidad, para lo bueno y para lo malo.