Tags

Related Posts

Share This

Resocializando

Resocializando

Un día cualquiera, en una reunión de coordinación multidisciplinar, de los Servicios Sociales de Base, en una localidad/ciudad/villa cualquiera. En la reunión de hoy, se han incluido una serie de actores sociales y políticos, para darle un enfoque más global y municipal. El orden del día, es un solo caso. Un solo y eterno quebradero de cabeza, desde hace ya 12 años: los Bartolo.

– Nos hemos vuelto a reunir con el clan familiar, y les hemos dejado muy claro nuestras prioridades: O escolarizan a los niños (12 de los 30 miembros totales), o no tendrán las ayudas sociales y se dará vía libre a los bancos, por si estiman hacer efectivo el desahucio del edificio.

– Pero vamos a ver una cosa. Me quieres decir que esos niños/as, a pesar de todos los esfuerzos, ¿todavía hoy, no hemos logrado escolarizarlos? ¿No estamos en coordinación constante con la Asociación Gitana, y estaba prácticamente encauzado?

– Mientras hablamos, seguramente esté naciendo algún descendiente más. Es una situación, que por mucho que la arregles por un lado, gotea por el otro. Con usted, van ya tres alcaldes intentando subsanar el caso de esta familia.

– En lo que a mi concierne, y como coordinador de la Asociación Gitana del municipio, puedo dar fe que se han realizado todos los esfuerzos habidos y por haber, para que está familia, fuese tomando responsabilidades y compromisos serios, en cuanto a la integración en la villa. Partimos de la situación ya consabida de que nuestra cultura e idiosincrasia como pueblo, está muy arraigada entre nuestros miembros. El concepto que se manejan en las instituciones y en la sociedad en general, de integración, lo vemos con desconfianza y cierto recelo, tanto en cuanto es más una ASIMILACION que no una integración o socialización. Se considera que nosotros/as, como gitanos, somos diferentes a la mayoría y, por tanto, debemos integrarnos en su sociedad, con sus códigos y sus leyes o parámetros. Es muy, muy complicado; pero en ocasiones, chocamos por motivos como el que resumo.

– Hay elementos que son de sentido común, querido amigo. Estamos teniendo una sensibilidad especial con esta familia. Inusual, diría yo. Lo que no podemos pretender, es hacer unos servicios sociales a la carta. La vivienda no reúne unas condiciones dignas de habitabilidad, y es por ello que se han propuesto realojos alternativos, frustrándose en ambas ocasiones. Cuando hablamos de escolarizar a los menores, no es por malmeter ni ir en contra de la cultura gitana y sus valores. Es para que tengan la posibilidad de formarse y decidir por si mismos, su futuro socio-laboral más próximo; pudiendo, a ser posible, sustituir ese modo de vida itinerante e inestable, que han llevado hasta el momento. NO son los conceptos en sí, lo que han de aprender (que también), sino hábitos educativos en mayúsculas: habilidades sociales, puntualidad, respeto, cooperación, solidaridad, compañerismo…

– Esos mismos hábitos educativos de los que habla, los dan buena parte de ellos la inmensa mayoría de nuestras familias y sus miembros más jóvenes. No los hagan exclusivos de la escuela, por favor. Estamos trabajando y coordinándonos, para sumar esfuerzos y no reprocharnos los unos/as a los otros/as. Es muy duro y algo enormemente inaceptable para nosotros/as, que cuando no entramos en el redil payo, nos amenacen de primeras con quitarnos la custodia de nuestros/as niños/as.

– Es que, querido amigo, con todos los respetos que me merece usted y la Asociación que representa, es muy fácil hablar con desdén o cierto desprecio hacía las instituciones públicas y municipales o la sociedad en general (mayoritariamente paya), y luego cuando nos conviene, reclamar las ayudas sociales correspondientes, sin contraprestación, responsabilidad o compromisos recíprocos.

Finalmente, se establece un nuevo protocolo de actuación, concediendo un tiempo adicional a la familia Bartolo, en aras de la consecución de los objetivos propuestos. El Banco aplaza el embargo; los niños reiniciarán su proceso educativo formal, y el edificio se intentará acondicionar y limpiar un poco, para hacer más habitable el lugar y sus aledaños. Hasta la próxima reunión…