Tags

Related Posts

Share This

Adolescentes en Tiempo de Crisis: Klownclusiones Varias

Klowclusiones

Para finalizar nuestro viaje por este congreso os reservamos un jugoso postre formado por apuntes referidos al taller al que acudimos, tanto Lucce como un servidor, las Klownclusiones y una reflexión sobre las “voces adolescentes”.

Taller: La fiesta de la conversación. Un estilo para la comunicación educativa.

Este taller resulto ser toda una revelación. Como maestros de ceremonias, tuvimos a Ivan Darío Chahín y Gladis Herrera. Ambos comunicadores sociales y que nos dieron varias claves para ese difícil arte de la comunicación y sobre todo, nos dieron claves sobre cómo conectar con la juventud y que les llegue nuestro mensaje.

Toda historia debe tener humor, sorpresa y encanto (lenguaje concreto, no abstracto, lenguaje sensual)

Trabajando estos aspectos, me di cuenta de lo difícil que se nos hace librarnos de las abstracciones y de lo complicado que es aterrizarlas en conductas, en acciones concretas. Es necesario emocionar con las historias, que las palabras tengan sabor, olor, textura, temperatura… Si no es así, será muy difícil conectar. Las palabras abstractas (motivación, progreso, reflexión…) son frías, no nos evocan la realidad, se alejan de ella y de nuestra juventud.

Hay que tener en cuenta y adaptar nuestro discurso a esta nuestra audiencia, incluyendo siempre un beneficio en el cambio en la conducta que queremos promover. Si sólo les mostramos la misma “cantinela” de siempre (no te drogues, no llegues tarde, recoge la habitación…), no obtendremos resultados.

Todo esto, nos da que pensar sobre lo equivocadas que están algunas campañas ¿dirigidas a jóvenes? y de lo que nos queda por aprender de la publicidad en cuanto a conexión con “esas cabecitas”.

Klowncusiones:

No quería dejar de mostrar mi admiración por la persona que nos acompaño al final de las tres jornadas matinales.

En mi opinión, nos dio una lección a todas las personas presentes, tanto en el estrado, como en el patio de butacas.

No se limitó al humor fácil e hilando muy fino, nos dio un ejemplo de comunicación, nos demostró la potencia, el poder del humor como lenguaje y nos dejo desarmados con su difícil y a veces tan raro sentido común.

Mil gracias.

Voces adolescentes:

Cabe decir que se les dedicó un pequeño espacio de protagonismo en el congreso.

Nos expusieron sus conclusiones sobre temas que habían tratado en grupos de trabajo como la sexualidad o las drogas, pero nos quedamos con ganas de más.

En la evaluación de las jornadas, entre mis propuestas, están realizar talleres con adolescentes y mesas de discusión en las que puedan participar.

Es un congreso donde se habla de adolescentes y donde apenas hay adolescentes, aunque se valore que se haga un esfuerzo en este sentido.

Comentarios

Comentarios