Tags

Related Posts

Share This

¿Dónde está Alex?

¿Dónde está Alex?Hay momentos en los que uno deja de escribir. A mí me ha pasado un poco esto con Diario de un Educador, ese hijo predilecto en el que he volcado mi gusto por escribir.

Sin saber muy bien cómo, llevo varios meses sin continuar la historia, dejando huérfano a Alex, en pleno proceso de cambio y dispuesto a emprender un nuevo rumbo.

La verdad es que es un tipo de historia, en la que tienes que invertir tiempo, muchas ganas y tener la mente medianamente clara.

Y quizá, como esta temporada he carecido un tanto de estas cosas, lo he dejado empantanado.

Si Alex tuviera más voz que la que le prestan mis dedos, seguro que se quejaría de tan mal padre.

En este momento, en un dilema me hallo: ¿debo seguir relatando la historia de Alex? Ni siquiera sé si alguien sigue sus pasos, si echa de menos su torpe andar.

Ni siquiera sé, si este vacío de varios meses ha debilitado la historia, quitándole todo interés.

Esta situación, me recuerda a las series de televisión que son maltratadas, relegándolas cada vez a horarios más intempestivos, e incluso apartándolas de la emisión hasta próximo aviso, como ocurrió con “Prison Break” en la última temporada emitida en la “Sexta”.

No sé qué hacer. Porque si vuelvo a recomenzar, no quiero hacerlo a medias, no quiero empezar, parar, y volver a arrancar.

La pregunta es ¿tendré el suficiente arrojo para dar el mejor Tote posible? Y ante este mar de dudas, ¿Alguien echa de menos a Alex?

Estoy indeciso, sobre todo en ciernes de un nuevo proyecto de B-Side.

Alex, ¿estás ahí?

Comentarios

Comentarios