Tags

Related Posts

Share This

In(ter)vención

In(ter)venciónUna reunión de equipo se caracteriza, entre muchas otras cosas, por ser un lugar de encuentro profesional donde aunar y contrastar ideas y situaciones del quehacer diario. Por eso, cuando uno/a de sus integrantes no tiene nada que decir o añadir a lo ya mencionado, nace la duda del desencuentro o la incompatibilidad: “No has dicho nada en toda la mañana Asier, ¿no estas de acuerdo?“.

Nuestro amigo y cuarto elemento invisible del Educablog nos dijo, no hace mucho tiempo, que los educadores estábamos obsesionados con intervenir: “No sé qué os pasa, que siempre tenéis esa idea en la cabeza. Intervenir, intervenir y más intervenir. ¿Y sino fuese necesario estar interviniendo en todo momento?“. Lucce, Tote y un servidor nos quedamos perplejos, ante lo que parecía una sentencia muy bien justificada. Tenemos la sensación profesional de que nuestros metros diarios de tajo en la construcción educativa, tienen que ver y justificarse con esa acción. En las pasadas movilizaciones del sector de la intervención social en Vizcaya, una periodista que cubría la noticia nos bautizó como “interventores sociales“. ¿Y si tuviese razón?

En un curso pasado, el ponente hizo una reflexión (Psicólogo de profesión) a los allí presentes (educadores en su mayoría). “Yo no sería capaz ni aguantaría un solo día en un hogar de acogida o en un centro de menores. Varios discursos, mucha gente diciéndome constantemente lo que debo/puedo hacer y la normativización de funcionamiento, me volverían loco”.

¿Y nosotros/as, qué? ¿Nos volveríamos locos/as también? Ya les adelanto, que no nos hace falta. Este mismo ponente, nos aclaró al final del curso, que la inmensa mayoría de educadores que trabajamos en esto, es probable que estemos locos o tengamos algún tipo de problema o trastorno. Si no no se entiende que nos guste y apasione tanto una profesión por momentos tan desagradable (internamente) e infravalorada (externamente).

Por eso, una vez más y van ya algunas, me despido invitando a todo el mundo a que acudan a las distintas representaciones de la Obra de Teatro que la Factoría Los Sánchez ha inventado para la profesión y la sociedad en general. Una locura del amigo Quique, que ahora tendremos ocasión de ver en Bilbao los próximos 24 y 25 de Noviembre. Esperemos que vengáis todos/as, y esta vez sí intervengáis: riendo, aplaudiendo, llorando, escribiendo en el diario, saludando a los compañeros/as, etc, etc, etc….

Ilustración: Yves Tanguy

Comentarios

Comentarios