Tags

Related Posts

Share This

S.O.eSe otro

S.O.eSe otro

Hace unos días, una conocida, que trabaja como profesora en un centro escolar, me pidió consejo, sobre un alumno que le presentaba diversas problemáticas. Para que sea más ameno, lo presentaremos en forma de carta con las propias expresiones del menor.

Querido diario:

¡Hola! me llamo “Fleky” y tengo 15 años. Mi vida desde pequeño ha sido “una puta mierda”. Tuve la mala suerte de nacer y además me tocaron en suerte unos padres incapaces de cuidarme, y que te voy a decir de educarme.

Mi padre “el borrachuzo”, siempre estaba pegando y maltratando a mi “vieja”, la cual es una pobre mujer que no tuvo las agallas de separarse hasta hace bien poco. Ahora cada uno tiene su vida, pero siguen siendo los inútiles de siempre, que no tienen ni idea de tratar a un adolescente como yo.

En este momento vivo en casa con mi madre y mi hermano mayor, hago lo que quiero y cuando no puedo ¡ya sé lo que tengo que hacer!, me he convertido en una persona díscola, mentirosa y manipuladora, pero a la vez soy cercano y agradable ¡vamos que me lo sé hacer!. Tanto en casa como en el cole tengo problemas, ¡ya sabes! me encanta la fiesta y la noche, botellón, cannabis y ahora me regalan “coca” ¡qué guay!, esto me trae conflictos en casa, ¡discuto y pierdo el respeto a “la vieja”!, también le robo y todo eso…

Por dar “problemas”, me llevaron a donde “la listilla” de la psiquiatra. Se cree que me conoce, por verme 1h cada 15 días ¡como flipa!. Además la engaño como quiero, me da medicamentos que tomo cuando me sale de la polla, a veces porque estoy depre y… otras veces los vendo ¡la peña se mete de todo!.

Cuando me desfaso demasiado, y la armo muy gorda ¡pues hago el paripé de que me suicido! tomo más pastillas de la cuenta ¡pero tranqui que está controlado! y luego no les queda más remedio que perdonarme, después de ingresarme unos días en la puta unidad de psiquiatría del hospital ¡pero bueno todo pasa, no!.

¡Ah, por cierto!, no te lo había dicho, pero soy MARICÓN, pero maricón, maricón (no como mi hermano, que es GAY, el muy finolis). Ser maricón es muy caro, ya sabes todo el día ir arreglado, con ropa nueva… y eso ¡claro! empieza a ser un problema, puedo hacer “trapis” con la droga, pero se saca poco y hay un modo más fácil ¡qué más da que te den por culo y chupar 4 pollas!, además me gusta y saco unas pelillas ¡eh no te creas que lo hago con cualquiera!. Espero que “Raffy” no se entere, es mi novio y vive en Barcelona, aun no le conozco en persona (solo por internet y teléfono) es más mono ¡estoy super pillado!, en cuanto pueda me voy a vivir con él…

La verdad es que necesito ayuda, lo sé, pero no pienso renunciar a nada de lo que me gusta (moda, drogas, sexo, alcohol…). Ahora, después de contarlo me siento mucho mejor, igualito que cuando hablo con mi profe en el cole ¡es más maja!, le cuanto toda mi mierda y parece que me quito un peso de encima… ¡hasta la próxima!.

FLEKY