Tags

Related Posts

Share This

La Importancia del Antes

La Importancia del AntesA continuación, uno de los titulares impactantes de la semana: Condenado por ocho asaltos a punta de navaja un niño de solo 14 años. Lo encuentro en el blog del prestigioso juez de menores, Emilio Calatayud. Y sí, efectivamente, es llamativo, fundamentalmente por la edad del menor. Pero una vez lees la noticia al completo hay otros datos que, por lo menos a mí, me llaman aún más la atención.

Por ejemplo, el hecho de que la totalidad de las fechorías realizadas por este chaval se produjesen en un corto periodo de tiempo, teniendo en cuenta además el número de ellas. Y es que, según se puede leer en la noticia, en poco más de un mes se produjeron los 8 robos con arma blanca.

Ésto me lleva a pensar en el antes. Es decir, antes de octubre de 2009, ¿nadie conocía a este chaval?, ¿nunca había cometido ninguna pifia en la escuela?, ¿se tenía constancia de la situación de este menor y de su familia desde los servicios sociales?, ¿no había sido denunciado con anterioridad? Porque no me irán a decir que fue al llegar el mencionado mes de octubre de 2009 cuando se produjo en este niño una especie de implosión que le llevó a cometer, de forma desaforada, los 8 atracos.

Pues vaya, que puede que no, puede que no se conociera nada de ésto (o sí, pero no lo recoge la noticia) En todo caso, lo que quiero venir a remarcar, en definitiva, es la importancia de la prevención de este tipo de actos. Lógicamente, no todos los casos de desprotección o de cierta inadaptación social van a poder ser siempre detectados, pero sí creo que se debería trabajar bajo ese prisma.

Cuanto antes se puedan atajar este tipo de historias, cuanto a más corta edad se pueda intervenir con un menor, con mayor facilidad evitaremos que se llegue a que un niño de 14 años cometa 8 robos a punta de navaja en poco más de un mes. Es la importancia del llegar antes que el mayor de edad que le acompañaba, del llegar antes que el arma blanca, del llegar antes que la asistencia de una criatura así a los juzgados… Y para ello no hay que escatimar recursos: prevención comunitaria en los barrios, en las escuelas, detección por parte de éstas y comunicación eficiente y efectiva a los recursos especializados…

Nada, en definitiva, que no sepamos, que no tengamos machacado o que no estemos poniendo en práctica ya; de acuerdo, pero un caso que, también en conclusión, viene a poner de manifiesto que hay que seguir trabajando en esta línea preventiva y que justifica sobremanera la escritura de un post perogrullesco como éste.