Tags

Related Posts

Share This

Huelga General: Algunas Reflexiones

29-S Huelga GeneralMañana, 29 de septiembre, España vivirá su quinta huelga general en la historia de la democracia. Una jornada para la que, ciertamente, parecen sobrar los motivos aunque muchos, en los que me incluyo, tenemos muchas dudas sobre la misma y pensamos que llega un tanto a destiempo, si bien nunca es tarde para hacer retroceder al Gobierno en algunas de las medidas que ha llevado a cabo, tal y como sucedió en una de las huelgas generales que se vivieron durante el mandato del también socialista gobierno de Felipe González.

En todo caso, me llama la atención el hecho de que los sindicatos empezaran a ponerse rudos en el momento en el que el gobierno tocó los salarios de los funcionarios; no me entiendan mal. Con esto no quiero culpabilizar a este colectivo y, de hecho, en cierta forma, me parece injusto que ser haya golpeado a este sector, pero al igual que al de los pensionistas o al de las clases medias cuando, a día de hoy, los grandes bancos, por ejemplo (a los que el gobierno también ayudó y subvencionó cuando venían mal dadas), sigan incrementando sus ya de por sí pingües beneficios.

En todo caso, como decía, entiendo la desconfianza que la clase sindical española genera en buena parte de la población; de hecho, no recuerdo que se vertiese tanta crítica por parte de la ciudadanía hacia estas fuerzas sindicales, si bien es cierto que mis recuerdos pueden quedar un tanto diluidos por los años transcurridos y por el poco entendimiento de la situación que tenía en aquella época (parecido al de ahora mismo, todo sea dicho de paso)

También me da la sensación que esta actitud crítica viene también marcada por las campañas mediáticas orquestadas por buena parte de la caverna mediática, que no dudan incluso en hacerse eco de las vacaciones estivales de uno de los líderes sindicales o de las comidas de cumpleaños del otro.

Sea como fuere, reitero que entiendo la desconfianza hacia los mismos (ya he dicho que me llama la atención que cuando se llegó al 20% de paro no movieran ni un sólo dedo) pero hay que recordar que las críticas se centran en las dos grandes centrales, valga la redundancia, cuando existen otros sindicatos más minoritarios que también apoyan esta huelga.

Bueno, la verdad es que no era mi intención excederme en analizar las causas y posibles consecuencias de la jornada de mañana y todo lo que tenga que ver con la cacareada huelga general, de la que, a buen seguro, estáis mejor informados que yo y, si no, encontraréis otros espacios en el que la opinión y la información sean mucho más sesudas que la que yo expongo.

Al respecto, sólo queda pedir que se respete, por parte de la patronal, el derecho a la huelga de los trabajadores (es decir, que no haya coacciones de ningún tipo) y que se respete, por parte de los piquetes informativos (lo de informativo me suena a eufemismo) el derecho de los trabajadores a acudir, como cualquier otro día, a su puesto de trabajo (es decir, que no haya coacciones de ningún tipo)

Y pasando ya a nuestro ámbito, la reflexión que me surge, así a bote pronto, es la que plasmé ayer en el muro de nuestra página en Facebook: por trabajar en lo que trabajamos, ¿estamos más obligados que cualquier otro profesional en acudir a la huelga? Y no lo digo porque nuestras condiciones laborales, en general, sean malas (que lo son), si no por ese halo activista y revolucionario que parece nos rodea. No sé, a lo mejor es un prejuicio mío o un prejuicio generalizado que yo abrazo con fervor. Sea como fuere, ¿qué os parece?

Asimismo, me encantaría que nos dijeséis cómo se está viviendo esta jornada en vuestros centros de trabajo. Qué porcentaje de gente parará, si hay servicios mínimos, etcétera.

Y, por último, una pregunta que me ha surgido de repente y que puede ser una soberana bobada pero que no me voy a callar: ¿orientariais a una persona con la que trabajáis y que está pasando por una mala situación económica a que no acudiera mañana a trabajar? ¿o entenderiais que lo hiciera por mucha conciencia de clase que tengáis/tengamos? Sirva esta pregunta para ser utilizada como ejercicio de empatía en el caso de que os encontréis con compañeros y compañeras, Educadoras Sociales, que deciden mañana, 29 de septiembre, ir a seguir desempeñando su trabajo.

Imagen vía: Paredes que Hablan