Tags

Related Posts

Share This

Nunca el Tiempo es Perdido

Nunca el Tiempo es PerdidoTras tiempo alejado del trabajo, se acerca el momento de volver al tajo. Cuando la ausencia es corta, tras un ligero crujido inicial, la maquinaria vuelve a funcionar como si tal cosa (como mucho una semana después) Pero, ¿y cuando la vuelta se produce después de largo tiempo? En este caso, las dudas son mayores y simétricas a la incertidumbre.

Por un lado, piensas que ser, ejercer como educador es como andar en bicicleta, que nunca se olvida, pero por otro, quizá la bici haya cambiado en gran medida y cueste cogerle el tranquillo.

Me imagino, que todo es empezar y emprender con ganas la marcha de manera que todo vaya hacia delante, pero… Hay una cuestión que me preocupa más que el resto. El reencuentro con los chavales, ya que en un ámbito tan “libre” e informal como el de calle, el roce hace el cariño y la larga ausencia puede desembocar en una cesión de territorios tan difíciles de conquistar como el de la confianza.

No sería tan extraño en tal caso sentirse como un extraño, como un invasor en un lugar que antes fuera, sintiéramos como nuestra “casa”. O que habiendo realizado un encomiable trabajo con distintas cuadrillas, tengamos que renunciar a algunas, y volver al costoso trabajo de iniciar contactos con otras nuevas.

Como veréis, en esta dirección irían mis preocupaciones, pero no creáis que esté cargado de negatividad como se puede quizá interpretar de mis anteriores palabras, ya que tengo muchas ganas de reiniciar la marcha y, no en vano, pienso que todo lo hecho con anterioridad a este impás, tiene sentido y poso.

Y no es un inicio en el vacío, no es una hoja en blanco. Cada paso dado con anterioridad tiene su sentido y su peso y desde luego, tengo la determinación de averiguarlo.

En este sentido, el tiempo que dediqué en este trabajo, no fue perdido, tal como dice la canción…

Nunca el tiempo es perdido
Sólo un recodo más en nuestra ilusión

Mientras tanto, iré engrasando la maquinaria y comprobando las piezas para que todo funcione correctamente y apretar finalmente el botón del ON. Ya os contaré cómo marcha todo y os anticipo que me he encontrado ya con varios jóvenes que han tenido una actitud muy positiva aunque el contacto en estos meses haya sido tan reducido.

Nos vemos en la calle.

Comentarios

Comentarios