Tags

Related Posts

Share This

La Vida Puede Ser Maravillosa

LA VIDA PUEDE SER MARAVILLOSAAsí finalizaba sus locuciones, uno de los periodistas deportivos más reputados de este país. Bon vivant confeso y cronista sin vocación más que la de ganar dinero y ser feliz en lo que hacía (Andres Montes dixit), solía hacer más ameno que nadie las tediosas tardes radiofónicas, con su célebre: “No sabes cuánto te quiero”. Echaban a andar con el león de Belfast y su “Bright side of the road” para luego dejar paso a la ronca pero cálida voz de Andres y sus amigos. Hasta que éste nos dejó, hace casi ya dos años.

Viene a colación porque del título de su programa, me nutro en estos primeros días veraniegos de fin de curso. Acaba la última evaluación y siendo un poco cruel con la semántica a la vez que realista y objetivo con el plan de caso de algunos de nuestros jóvenes, esta puede ser la definitiva: Algún menor, no tendrá oportunidad de recuperar en Septiembre.

Manido debate la semana pasada en Educablog, sobre las responsabilidades parentales y la dejación de las mismas. Son la inmensa minoría, lo sé. Pero no por ello deja de ser sangrante, que una familia no quiera hacerse cargo como debiera de sus vástagos. Circunstancias, las hay y habrá de igual índole y condición que en el resto de familias. Pero en estos primeros días de Junio, momento de decisiones valientes y cruciales para muchos de nuestros jóvenes en riesgo de exclusión social, sigo echando en falta un pronunciamiento familiar más decisorio y contundente: Cómo decirle a un hij@ que no le quieres contigo, que no puedes hacerte cargo de él.

En estos años de Educador, he visto repetidamente la misma película familiar de drama social, a pesar de que los actores varían con el tiempo y los lugares. Los quereres abundan, los gestos materiales también, la lucha contra el mismo muro institucional, la culpabilidad de la sociedad y los medios, la mala suerte, la intromisión de los servicios sociales (trabajadores, educadores, psicólogos de caso, etc, etc…) Mismo inicio, nudo y desenlace. Demasiadas veces para pensar, que siempre los malos acaban siendo los mismos. O sea, los otr@s.

Dejo los dos casos más recientes ocurridos en nuestro entorno, para la reflexión, el análisis y la crítica:

Detenida en Santutxu por abandonar a sus hijos durante toda la noche

Un hombre se encarama a una grúa en Sestao para no perder la custodia de sus hijos