Tags

Related Posts

Share This

EducaBlog desde las Tripas (en el más amplio sentido de la Expresión)

TIC_CEESPVEste post que ahora Asier, Tote o Jorge estarán comentando en este curso sobre la Aplicabilidad de las TIC en Intervención Social está destinado, precisamente, a ejemplificar como se genera una entrada en un blog. Dónde se ubica el título de una entrada, el grueso textual de la misma, dónde se ha de situar el “More“, cómo se marca una palabra con negrita o cómo se pone una frase en cursiva, así como subir una foto al post… Muy interesante todo, ¿verdad?

Pero es una pena que teniendo este espacio a modo de ejemplo, no lo utilicemos para reflexionar un poco en torno a la temática de la propia jornada organizada por el Colegio de Educadores y Educadoras Sociales del País Vasco, por lo que, si me lo permitís y dado que no estoy en Bolunta para daros la txapa, permitidme un hueco en esta estupenda mañana de sábado.

Se me ocurre que, ya que estamos analizando las tripas de EducaBlog, es un buen momento para verlas desde todas las perspectivas: desde la estrictamente técnica (lo que están presentando mis compañeros), así como de la emocional, esto es, comentar que nos ha supuesto a Tote, Asier y a mí (principales responsables de este espacio) el hecho de llevar casi 6 años manteniendo esta bitácora.

Lo primero que me gustaría resaltar es que, si no fuera por EducaBlog, dudo mucho que hubiéramos reflexionado, al nivel que lo hemos hecho aquí, en torno a la Educación Social; sí, de acuerdo, al final tiene que haber un componente personal que te lleve o te empuje a darle vueltas al coco sobre la profesión, pero, qué duda cabe, que la irrupción de los blogs como medio ágil y sencillo sirvió para poder reflexionar por escrito, para poder difundir y compartir estas reflexiones y, sobre todo, para poder discutir, charlas y debatir sobre ellas. Dudo mucho, por tanto, que cualquier otro medio o herramienta, nos hubiese facilitado de igual manera estas posibilidades.

Pensar para escribir y tratar de hacerlo, además, con cierto rigor, ha supuesto, en definitiva, que nos hayamos formado, que hayamos leído, que hayamos ampliado nuestros conocimientos; y no, no quiero, con ésto, pecar de presuntuoso, pero es que es verdad que, gracias a EducaBlog, nos hemos hecho un poco más sabios, no sólo por la, como decía, preocupación de escribir (y hacerlo bien) sobre nuestra profesión, si no por lo que hemos podido leer de los muchos comentaristas que han dejado sus aportaciones en nuestro medio durante tanto tiempo; además, como seguro que ya os habrán explicado Tote o Asier, el hecho de crear un blog sobre Educación Social obliga a ponerse en contacto con otros blogueros y blogueras de temáticas parecidas y, por tanto, obliga a leer sus escritos y también a participar en sus respectivas bitácoras.

Puede que, en este momento, los y las que aún seais muy reacias a estas ¿nuevas? formas de comunicación, estéis echando en falta el tan cacareado componente personal o presencial que, de alguna manera, rige o fundamenta nuestro trabajo; ante ello, lo primero que hay que decir es que el componente personal sigue existiendo, simplemente cambia el canal… Y sí, perderemos la importantísima comunicación no verbal que tanto transmite en un encuentro presencial, pero es que la comunicación online también genera otros códigos y otras situaciones que, si se conocen, también pueden aportar mucho a nivel profesional. Si aún así no os he convencido, he de decir que gracias a EducaBlog, gracias a los contactos online surgidos a través de EducaBlog, hemos tenido la posibilidad de generar muchos encuentros offline: con Sera, el Educador Social en Alaska, con César, aka Kaesar, con la gente de Asturias…

… y qué decir de la irrupción de las Redes Sociales… Hemos conocido a twitteros y twitteras que siguen a EducaBlog, nos ha surgido una iniciativa gracias al Twitter de EducaBlog en Barcelona, hemos amplificado nuestra difusión gracias a Facebook, hemos multiplicado nuestra audiencia gracias a nuestra página en dicha red…

Y todo ello, tanto blog, como Twitter como Facebook, nos ha servido para, como decía antes, reflexionar, pensar y volver a pensar sobre nuestra profesión; nos ha servido para descargar buena parte de nuestra querida compañera y enemiga doña Frustración; nos ha servido, nos sirve y nos servirá para seguir aprendiendo en un tono alejado de lo teórico, de lo académico, para seguir aprendiendo a través de las primeras personas de todas esos profesionales, de todas esas Educadoras y Educadores Sociales que se valen de estas ¿nuevas? tecnologías para compartir sus experiencias…

En fin, que no sé si lo habéis notado pero, hasta la fecha, tanto Asier, como Tote, como el propio Jorge y el que abajo firma, tenemos mucho que agradecerle a www.educablog.es. Así que nada, espero que aprendáis mucho en esta mañana de sábado, que mis compañeros aprendan mucho de vosotras y vosotros para que luego me lo cuenten y nada… Que nos leemos, nos vemos, hablamos, nos comunicamos, compartimos, etcétera.