Tags

Related Posts

Share This

LA SALUD Y LA PREVENCIÓN EN LA CALLE

La Educadora Social Claustre Dasca Vizcaino, perteneciente al equipo de Prevención en el Ámbito de las Drogas y la Sexualidad del Área de Servicios a la Persona del Ayuntamiento de Tarragona, no invita a viajar al mundo juvenil , de la salud y la prevención como apuestas de presente en el ámbito socio-educativo. Una invitación, aceptada y agradecida desde Educablog.

Salud y educación. Dos términos que, a lo largo de los años profesionales, he ido viendo cada vez más unidos, cada vez más definidos y cada vez más entrelazados. Sabido es, entre las personas que trabajamos en el ámbito de la prevención, en cualquier aspecto de salud, que cualquier esfuerzo invertido en prevención, es un bono de garantía de cara al futuro.

¿Cuál es la finalidad de la prevención en salud? Apoyar el crecimiento de las personas, en su autonomía, en su responsabilidad, en su propia definición como ser. La tarea de los profesionales que trabajamos en la prevención es dotar de herramientas preventivas para cuidar la propia salud.

¿Cuándo tenemos que hacer prevención? Cuanto antes mejor. Ya desde muy pequeños, los niños y las niñas deben empezar a ver el cuidado de su salud como una parte más de su crecimiento.

¿Dónde tenemos que hacer prevención? Por definición la prevención debe hacerse de modo directo con las personas. Por lo tanto, debe hacerse allí donde se pueda llevar a cabo este contacto.

La prevención tiene un punto de inflexión, cuando las personas nos planteamos preguntas que, aunque no lo parezcan, pueden tener una relación directa con nuestra salud. Y estas preguntas se empiezan a hacer en la adolescencia, cuando nos “enfrentamos” con los primeros “desafíos“: sexualidad, modas, drogas …

Y es aquí donde el acercamiento es fundamental. Así pues, los profesionales que trabajan desde la proximidad son muy importantes, ya que es un trabajo que supone un proceso paciente. Es una tarea que requiere “pasar por la misma calle“, día a día, para “marcar ruta“, para definir espacio. Si mantenemos la metáfora, la tarea preventiva supondría un trabajo de apoyar a las personas para establecer su propio plano interno de salud.

Durante los últimos años, los educadores de A PIE DE CALLE de la Fundació Casal l’Amic, conjuntamente con el agente de salud del Equipo de Prevención en el Ámbito de las Drogas y la Sexualidad del Ayuntamiento de Tarragona, han estado apoyando esta labor preventiva, llegando a muchos jóvenes de la zona de Poniente. Así se han podido establecer “las rutas de salud“, que han empezado a ser un clásico dentro de la prevención in situ. Ha sido clave su conocimiento del territorio y de las personas que lo configuran. Esto ha permitido poder llevar a cabo un Servicio de Salud de calidad dirigido a todos los jóvenes, adaptándonos a sus necesidades reales.

La tarea que llevan a cabo los educadores de calle es muy importante, necesaria y requiere un mantenimiento y una prolongación en el tiempo. El trabajo realizado día a día, semana a semana, acaba dejando una “huella de salud” que, a la larga, ayuda a mejorar la calidad de vida de todos los tarraconenses y de la ciudad en general.

Y, como he dicho al principio de este artículo, cualquier esfuerzo invertido en prevención, es un bono de garantía de cara al futuro.