Tags

Related Posts

Share This

My Name is… KIBERA

Arranquemos con una confesión: cuando le pones cara a alguien que sufre una desgracia, cuando tienes un conocido o amigo que está pasando por un mal momento te sensibilizas más, te afecta más. Esto es así. Y nos pasa incluso a nosotros, los Educadores Sociales, a pesar de que se puede pensar que tenemos una especie de super poderes que nos hacen ser super solidarios y super sensibles a las desgracias ajenas. Que también, oigan, pero que, desgraciadamente, son tantas que llega un momento que cuando se nos habla de equis tragedia en equis país a veces ni nos remueve. Y es triste que sea así, pero es real. Asimismo, cuando alguien cercano te pide ayuda pierdes el culo por hacerlo; la cooperación de una persona de tu entorno sensibiliza y contagia. Esto también es así. Empatizamos más rápido. Puede ser triste que, a veces, nos movamos cuando un amigo te lo pide y no cuando lo hace equis organización. O no. No sé.

Todo este galimatías me lo he montado porque mi amiga Garbiñe nos ha pedido ayuda a la cuadrilla. Garbiñe nos ha sensibilizado a todas y todos con un bonito vídeo (el que podéis ver ahí arriba). Ella se sensibilizó viajando. Concretamente yendo a Kibera, el barrio de chabolas más grande de Kenya, el segundo más grande de África. Allí la Garbi conoció a un grupo de pajarracos de mirada brillante, niños y niñas a los que la vida les ha situado en un lugar infecto y en el que la esperanza es cada vez menos visible y, aún así, estos mocos sueñan con ser médicos o pilotos y abrasan con preguntas a Garbiñe y a sus compañeros de viaje.

Y, como decía, Garbiñe y mucha más gente ha empezado a tirar de contactos para que, de alguna manera, entre todos podamos echar un cable a esos niños y niñas. Así, nuestra amiga ha montado un grupo en Facebook llamado My Name is… Kibera desde el que se van aceptando propuestas, desde el que se están organizando fiestas y desde el que se está hablando de cómo recaudar juguetes, ropa, dinero, etc, para esta chavalería… Pasa al grupo, estás invitada, estás invitado…

Estoy seguro, con todo, que iniciativas como ésta, como la de Garbiñe, habrá mil, en todas las ciudades, desde cientos de entidades… Y estoy seguro que muchas de estas acciones las vemos casi a diario pero, como decía al principio, o no nos llega o estamos, en cierta forma, desensibilizados. Sin embargo, basta para que una amiga de forma sincera te muestre algo como My Name is… Kibera para que te decidas a ayudar y para que decidas compartir esta iniciativa en tu blog, en vuestro blog… Bueno, pues esto era un poco lo que quería contaros… O pediros… Difundid, colaborad, compartid, lo que queráis: My Name is Kibera

Por último y espero que con el beneplácito de Tote, Asier y Jorge, no se me ocurre mejor manera de felicitaros las fiestas y de desearos un gran 2013 que presentandoos esta iniciativa… Así pues, ZORIONAK ETA URTE BERRI ON!!

ACTUALIZACIÓN: empiezan a llegar colaboraciones: juguetes, ropa, donaciones económicas y también se ha creado de forma desinteresada una web ad hoc: http://www.mynameiskibera.com/