Buscando a Mc Nulty (PARTE I)

BUSCANDO A MAC NULTY

Magistral ” “ Obra maestra ” “ una autentica obra de Arte ” “ Pura educación social “. Estos son algunos de los adjetivos, que a principios de año, circulaban por redes sociales y el planeta edus@ en general, al hilo del (re)surigmiento de la serie norteamericana de Tv, The Wire.

The Wire (La Escucha) es una serie ambientada en Baltimore, Maryland cuyo hilo conductor son las intervenciones telefónicas judiciales encomendadas a un grupo policial. Ideada, escrita y novelada por el periodista David Simon, está basada en su experiencia personal en la sección de sucesos del Baltimore Sun .

La serie/novela desgrana desde una visión hiperrealista la vida de una gran ciudad industrial, caracterizada por las historias y relaciones sociales, políticas y económicas que entre las diversas instituciones gubernamentales, públicas, jurisdicciones, policiacas y sectores marginales de la ciudad, se dan.

Para quien la conozca, la serie de artículos que hoy iniciamos, son una buena excusa para reabrir el debate y reflexionar sobre la profesión de la educación social y su praxis cotidiana. Para quien no guste de momento, una invitación a la curiosidad y una oportunidad al aprendizaje, desde ámbitos tan distintos como las ciencias políticas, administración y gestión de empresas u organismos públicos, las relaciones laborales o la criminología.

LA PROTOCOLARIZACIÓN DE LA PROFESIÓN

He luchado a brazo partido durante cuatro meses para que mis éxitos subieran al 50%.
Ahora mismo, la media es de un 51,6% y si te quito las trece difuntas;
¿ sabes en cuanto nos quedaríamos ? 39,4%
”.

Indicadores, procedimientos, eficacia y eficiencia. Términos reminiscentes de la sociología y la psicología industrial, afincados de un tiempo a esta parte en el mundo de la intervención social y el tercer sector. El fin parece claro y evidente: objetividad y cuantificación de los datos.

Con los mismos, la medición será más fiable y ofrecen la categoría de incontestables. Lástima que las personas (vivas o muertas) somos subjetividad y cualidad por los cuatro costados, mal que les pese a los protocolarios. Queda responder con la misma moneda, que como decía aquel: “ Si usted me da estos números, yo tengo aquí estos otros ”.

DERIVACIÓN DE CASOS = ¿ TRABAJO EN RED ?

– ¿ Qué departamento lleva la investigación ?
– Si estuviesen vivas serían ilegales, por lo tanto sería Inmigración. Pero están muertas, son Carga.
– Carga pero no Contrabando. Aquí no hay delitos que sean Aduanas.
– Están muertas, es una propiedad del estado, no ? Pues cosa del Estado.
– (Estado) Nos ha tocado ¡¡ Si es accidental, solo es identificar los cadáveres, no ?
Que yo vea no hay razón para abrir un expediente. Lo único que tiene agente Russell,
es mucho papeleo.

El ejemplo más palpable y evidente de la irresponsabilidad profesional, venga de donde venga. No somos los educadores sociales ajenos a esta realidad, no se vayan a pensar. Si quieren comprobar donde y cuando aparecen este tipo de prácticas, relean a los compañer@s de la asociación Interabide en su recomendable “ Sujetos derivados …… a la deriva ” o vuelvan a ver la Obra de teatro de Quique, educador social en Alaska parte I. Aún debe andar el pobre, perdido entre los servicios sociales de Alaska, Wisconsin y Massachusets.