Buscando a Mc Nulty (PARTE II)

BUSCANDO A MAC NULTY

Jimmy Mc Nulty no es un policía al uso. Odiado a partes iguales, tanto por sus colegas como por el hampa al que persigue, es precisamente en su profesión, donde despliega una de las pocas cualidades que se atisban a entrever. Su aire desarraigado, su desobediencia institucional y cierto halo a hombre solitario, lo hacen tan especial en la serie, hasta reconocerle uno de los papeles principales entre tanto reparto coral.

Detective en homicidios y ave nocturna, flirtea con el alcohol y los problemas familiares, como queriendo escapar de ese círculo infernal que le envuelve día tras día: homicidios, violencia e injusticia. Rastreador del asfalto, es de los pocos personajes que pone en valor uno de los principales pilares de la serie y de la sociedad en general: la persona. Venga de donde venga y sea de la clase o condición social que sea.

Por todo ello y algún detalle más, podemos afirmar que huele a educador social por los cuatro costados, intentando desde esta sección, descubrirlo aunque sea de perfil. Un perfil muy apetecible.

ENTIDADES SOCIALES = ¿ ORGANIZACIONES HORIZONTALES ?

– Quiero hablar con usted, ahora ¡. ¿ Recuerda aquel rollo que le metí sobre mantenerme informado ?
– Teniente, mi compañero pilló un asesinato
– Acabo de salir del despacho del subdirector, donde el Comandante le ha dicho a Burrell que se deshaga de usted. ¿ Me ha oído ? ¡¡ Lo quieren largar ¡¡
– ¿ Que coño he hecho ?
– ¿ No puede cerrar la boca ? Ese condenado juez, no le va a salvar el culo
.

(Conversación entre el teniente Daniels y Mac Nulty)

El afamado epitafio de la cadena de mando, en estado puro. Hubo un día, en las Universidades principalmente, donde nos contaron una historia feliz, de un lugar maravilloso parecido al paraíso, donde las relaciones laborales se tejían de manera democrática. Organizaciones horizontales donde la toma de decisiones se realizaban de manera asamblearia y las formas jurídicas que adoptaban eran cooperativas, fundaciones y asociaciones .

La educación social, no pertenece de momento a ese oasis falansterial al que aludían. Más bien, somos un ente más del engranaje institucional, donde responder a nuestros contratadores. Transformadores para algun@s, fiscalizadores sociales para otr@s.

Últimamente no abunda la lírica, más bien son tiempos de metáfora, rima y eufemismo.

CAMINANDO DE LA MARGINALIDAD A LA NORMALIZACIÓN

Ustedes no lo entienden. ¡ Que va ¡ No lo entienden. Uno se cría en esta mierda. Mi abuelo era Butch Stanford, toda mi gente macho: mi padre, mis tíos, mi abuelo…Es lo que hacemos, vivir con esta mierda hasta que no puedes respirar más. Quiero huir de esto. Quiero volver a empezar. Volver a respirar como una persona normal ” ( Interrogatorio de la policía a D’Angelo Barksdale – DIG)

Comentarios

Comentarios