SI ES PAÍS PARA FRIKIS

SI ES PAÍS PARA FRIKIS

Verano del 99. Recorriendo el norte colombiano durante esos largos, pero pedagógicos, trayectos en buseta por el departamento de Magdalena, un profesor de secundaria de Cúcuta, del que me había hecho amigo unos días antes, me explicaba así la disyuntiva de la corrupción: “En España, ustedes tienen un dinero para hacer una obra. Realizan la obra y con el dinero que sobra, se lo reparten entre los políticos. En Colombia por el contrario, del dinero de una obra, primero los políticos se llevan lo que quieren y con lo que sobra, realizan la obra”. 15 años después, debo explicarle que estaba equivocado, aunque va a costarle creerme.

Manifestaciones por la dignidad, Mareas verdes, blancas, rojas y naranjas, Yo no pago, Recortes Cero, Stop Deshaucios, Equo, Democracia real YA, Yayoflautas, etc son posicionamientos ciudadanos ante las nuevas realidades de cambio, en una sociedad que en poco se parece a la de hace 5 años y en mucho menos se va a parecer a la que entre tod@s decidamos constituir las próximas décadas. Un viaje de la política analógica a la modernidad representativa. En defensa de un estado de derecho digno y no tutelado.

Semanas de convulsión europeísta en el ruedo político. Los clásicos, nerviosos por el auge de los partidos pequeños y el desmoronamiento paulatino del bipartidismo. Los nuevos (también peyorativamente aludidos como “los otros”, como bien subraya Samuel Nuñez Pestaña desde su mirador berciano), explicando más déficits democráticos de los que ya sabemos por la realidad judicial de los últimos tiempos e intentando defenderse del aluvión de descalificaciones y agravios a los que serán sometidos por quien cómodamente ha vivido de un sillón, que ahora ve moverse desde los cimientos.

Posiblemente el Hashtag del mes de Mayo (sino del año) será el de #Podemos. Lo que otrora fuera un eslogan publicitario, para calentar un torneo futbolístico entre naciones, se ha convertido en el rostro político del movimiento 15M. La ansiada transformación real, con nombres y apellidos, de los contenidos e ideario asambleario que utópicamente brotó en aquella primavera del 2011.

Ha llegado y según cuentan, para quedarse. Lo de venir para ganar, serán palabras mayores, aunque su primera aparición en las urnas, haya sido lo más parecido al nacimiento de una rock star. Demasiada quina guardada en casa, demasiadas penurias sin respuestas eficaces ni cercanía representativa, demasiados abusos con sensación de impunidad o manifiesta desigualdad: jurídica, económica y social.

Podemos no es solo una marca al más puro estilo panfletario. Ni siquiera un partido político al uso. Círculos ciudadanos (si, si, de personas. Han leído bien) que devuelve una forma de entender la vida social, de confirmación de la persona como miembro de facto de la ciudadanía. En 5 palabras, se podría definir como: educación social en estado puro.

Desde Educablog, ventana abierta a la ciudadanía y parte activa de la misma, no puede (ni debe) permanecer ajeno a está máxima que cierra el artículo, haciéndola suya en lo que al ámbito profesional se refiere: contando nuestra historia y construyendo educación social desde hace tiempo, antes de que lo hagan otr@s por nosotr@s.

La política, si no la haces tú, te la hacen otr@sPablo Iglesias

Comentarios

Comentarios