LAS REGLAS DEL “JUEGO” HAN CAMBIADO EL JUEGO #3

LAS REGLAS DEL JUEGO HAN CAMBIADO EL JUEGO_6

Los niños son todo o nada, espontáneos como ellos solos y creativos como nadie, pero lamentablemente no hay tiempo para conocer y extraer ese potencial que un niño/a algún día despertará cuando sea quizás adulto, ya un poco tarde. Pues los niños son niños, y como tales, sus cuerpos están diseñados por pura selección natural, para crecer y desarrollarse fuertemente mediante sus capacidades anatómicas como homos que son, y no para quedarse tirados en un sofá durante horas enganchados a la caja televisiva que nunca duerme.

¿Qué tienen los nuevos juguetes? Pues es cierto que estos nuevos juguetes son atractivos y donde el fabricante ya lo comercializa con la creación artística de alguien que lo diseña, y su forma de presentación tientan a las ganas de consumarlo, y quizás incluso hasta de probarlos. Pero si observamos detenidamente las veces que un niño/a juega con sus juguetes, rápidamente se sacarían conclusiones que a veces nos acercaríamos a la estupidez. Además, esto nos hace cada vez menos prácticos e inútiles como seres sapiens sapiens; todo está inventado y sólo hay que consumir y consumir.

¿Por qué ocurre esto ahora? Las cosas se obtienen tan fácilmente que no se les da valor, se le resta importancia incluso al valor económico de lo que se invierte por un objeto de ocio que tiene una vida de atracción muy corta. Parece que no importa la cantidad de dinero que se haya invertido, y simplemente se desecha el juguete o el juego, sin darle más importancia que lo que es: un juguete que tiene manual de montaje, pero no tiene manual de cómo usarlo y divertirse correctamente.

Quizás la época del siglo pasado no era como la de ahora, pero tampoco se pretende mirar antropológicamente al pasado y reconvertirlo al presente. Si no que se reflexione sobre los nuevos juegos infantiles, adolescentes e incluso adultos. Es esencial buscar de alguna manera, el equilibrio entre el mundo tecnológico, el juego y la puesta en marcha de un desarrollo más activo de los niños/as. Y mientras el mundo sigue su curso, los educadores/as sociales que han crecido con el juego de calle y son plenamente conscientes de este nuevo espacio virtual que ya presenta una importancia falta de reeducación, reclaman a la industria juguetera, que los diseños sean más dinámicos y pensados para que los niños/as tengan un desarrollo más lúdico. También, donde la creatividad suponga lo que puede ocurrir con un simple papel en blanco y unas manos:

“Ágiles dedos se escurren sobre un trozo de papel blanco que, por más que intento, casi no puedo divisar. Lo doblan, lo abren y lo vuelven a doblar y… a penas unos minutos más tarde, sin darme cuenta, y solo a unos pocos centímetros de mis ojos ¡mi primer avión de papel!”

Aún recuerdo aquellos objetos mágicos que se solían hacer con un trozo de periódico o de una cuartilla de libreta usada; un barco, el comecocos, la clásica grulla o un avión que surcaba los aires, a veces con mis manos detrás y otras volando por el balcón, hasta caer a tierra y volver a construir nuevos aviones sofisticados, donde se pensaba, se creaba y se volvía a pensar. Pero aquellos, eran otros tiempos.

Por Silvia Martínez y Andrés López, educadores sociales