Y LA MONTAÑA SE MOVIÓ…..

Y LA MONTAÑA SE MOVIÓ

Llamaré a una montaña- dijo el profeta; y cuando esta se acerque subiré a su cima, desde donde recitaré lo que tengo que contaros

Hubo de pasar un tiempo, hasta que el profeta, sin animadversión y con ánimo decidido, se atrevió a emprender el camino hacía aquella cumbre inmóvil, mientras recitaba en voz alta diversas oraciones y leyendas, en la soledad del transitar.

————————————-

Vienen los últimos años, acercándose de una manera constructiva y muy necesaria, las sinergias y movimientos políticos y sociales necesarios para acabar de cristalizar la dualidad incuestionable de la Escuela y la Educación Social.

A las ya asentadas realidades de Andalucia, Castilla La Mancha y Extremadura; se suman en los últimos meses las de Canarias y Baleares, aunque el gestación normativa y legislativita necesaria, aún deba de producirse con una mayor profundidad y desarrollo.

En los diversos foros, Jornadas y encuentros mantenidos en torno a estos disasociables ámbitos, una de las ideas mas recurrentes que flotaba era la interrelación de los diversos agentes educativos y la innegable necesidad del trabajo en red, multidisciplinar y la liquidez entre los mismos; donde el marco de intervención socioeducativa traspasase las fronteras de los muros escolares.

Si damos por válido, que uno de los axiomas prioritarios de nuestro actual sistema educativo debiera ser el de “fomentar el desarrollo de nuestras infancias y adolescencias, para la adecuada socialización en la vida adulta” o en resumidas cuentas “formar personas (autónomas, críticas, educación en valores….) no autómatas donde insertar contenidos”; no se puede entender la escuela del siglo XXI como un agente estanco, donde sus diversos estamentos trabajen en bloques y solo cuando se requiere, traspasar e interconectar esas sinergias.

Quiero compartir con ustedes, una noticia que aunque sencilla en su exposición me parece lo suficientemente relevante para ser reseñada y tratada si me apuran como hito a tener en cuenta. Después de 17 años trabajando en centros y hogares de acogida, el próximo Martes 28 tendremos el placer por primera vez en este periodo, de recibir la visita de un profesor de secundaria en nuestro hogar.

No es una visita cualquiera y así pensamos tratarla. La propia auto invitación de este profesional, es una declaración de intenciones en estado puro. Una autentica revolución que esperemos ya se este produciendo de manera más continua y presente en las diversas ciudades y pueblos de nuestro territorio.

Es el síntoma que veníamos persiguiendo muchísimos profesionales de lo educativo y lo social, donde poder traducir la relevancia que tiene de que no hay alumno/a que se precie al que podamos acompañar o ayudar en su proceso personal y formativo, si no se hace conociendo a la persona: donde vive, que circunstancias tiene, donde pasa su vida, quien le acompaña, como se siente durante el día, la tarde y la noche.

Viene a (re)conocer su lugar de reposo, de meditaciones, de impotencias y de posibilidades. Viene a sentir su espacio vital como parte del sujeto o conocer a los referentes que le tocan por Decreto. Viene a oler su comedor, curiosear su biblioteca, palpar su salón de juegos, ver sus programas favoritos y sentarse en su rincón del miedo y a veces esperanza.

En definitiva, viene a conocer y entender a su discípulo, ya que al alumno/a ya le conoce.

Comentarios

Comentarios