Estudiar Educación Social en los tiempos actuales...

Sin duda, vivimos una actualidad convulsa. Y más, si cabe, en el campo de las políticas sociales. En las situaciones actuales de emergencia social, con el aumento de los niveles de la pobreza, las alarmantes cifras del paro o las dificultades del acceso a derechos fundamentales de la ciudadanía (como son la vivienda o la sanidad), parece que incluso los encargos a los profesionales de la acción social se fundamentan en la misma sensación de emergencia. La progresiva incorporación de las necesidades profesionalizadoras en ámbitos que tradicionalmente se habían vinculado a la caridad y a la beneficencia supone incluir la atención social como uno de los ejes de los estados sociales y de derecho. Esta meta habilita una creciente ordenación de sistemas públicos de atención social a la ciudadanía en dificultad. La profesionalización de agentes sociales no se corresponde solo con el reconocimiento de la tarea y, por tanto, con la remuneración salarial. Hablar de profesionales incluye la relación de estos con un compromiso ético, social y político constante y renovado con el saber que los define. Esto incrementa las posibilidades no solo de atender una situación concreta de emergencia, sino también de poseer el saber profesional que lo habilita para poder ir más allá, para activar y proponer un trabajo dirigido a la promoción personal y social del ciudadano, para pensar en las posibilidades de recorridos sociales alejados de las dificultades puntuales, y para apoyar nuevos proyectos de futuro. El grado de Educación Social de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) ha apostado por ese compromiso político, ético y pedagógico también en la formación que ofrece. La articulación de las propuestas actuales de la educación social con el uso de las tecnologías de la información y la comunicación nos permite actualizar constantemente la...

Estudiar Educación Social en los tiempos actuales...

Sin duda, vivimos una actualidad convulsa. Y más, si cabe, en el campo de las políticas sociales. En las situaciones actuales de emergencia social, con el aumento de los niveles de la pobreza, las alarmantes cifras del paro o las dificultades del acceso a derechos fundamentales de la ciudadanía (como son la vivienda o la sanidad), parece que incluso los encargos a los profesionales de la acción social se fundamentan en la misma sensación de emergencia. La progresiva incorporación de las necesidades profesionalizadoras en ámbitos que tradicionalmente se habían vinculado a la caridad y a la beneficencia supone incluir la atención social como uno de los ejes de los estados sociales y de derecho. Esta meta habilita una creciente ordenación de sistemas públicos de atención social a la ciudadanía en dificultad. La profesionalización de agentes sociales no se corresponde solo con el reconocimiento de la tarea y, por tanto, con la remuneración salarial. Hablar de profesionales incluye la relación de estos con un compromiso ético, social y político constante y renovado con el saber que los define. Esto incrementa las posibilidades no solo de atender una situación concreta de emergencia, sino también de poseer el saber profesional que lo habilita para poder ir más allá, para activar y proponer un trabajo dirigido a la promoción personal y social del ciudadano, para pensar en las posibilidades de recorridos sociales alejados de las dificultades puntuales, y para apoyar nuevos proyectos de futuro. El grado de Educación Social de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) ha apostado por ese compromiso político, ético y pedagógico también en la formación que ofrece. La articulación de las propuestas actuales de la educación social con el uso de las tecnologías de la información y la comunicación nos permite actualizar constantemente la...