Las #Edusohistorias son para el verano...

Puedes leerte un relato en la playa. Otro en la piscina. Un cuento sobre diversidad funcional en el monte. Una de las historias la puedes dejar para antes de la siesta. ¿Y lo bien que sentaría hincarle el diente a uno de los artículos de las #Edusohistorias en la hamaca, debajo de unos árboles?. El relato de Carolina, por ejemplo, es cojonudo para esas noches, a la fresca, en la calle, junto a la entrada a la casa del pueblo. Déjate también una de las reflexiones para cuando te acabes el desayuno buffet, en la terraza del hotel. Tampoco está de más acercarte a esa historia que dejaste marcada en el índice desde la tienda de campaña que ya has instalado en el camping. Qué sé yo, puede que te metas de una tacada el viaje por la Educación Social que te proponen las #Edusohistorias en el trayecto en tren, autobús o avión a tu destino vacacional… Y es que, amigas y amigos de EducaBlog, las #Edusohistorias son para el verano por lo que no dejéis de leerlas y, por qué no, no dejéis de enviarnos vuestras fotos con un ejemplar del libro en el enclave estival en el que os encontréis… ¿Hace? Recordad que “#Edusohistorias: un viaje por la Educación Social” lo podéis adquirir por 14 euros a través de la plataforma Bubok pinchando en este enlace. Asimismo, en este otro link, podréis consultar las librerías de todo el estado que pueden traeros un ejemmplar de nuestra obra. Y oigan, si ninguna de estas opciones les convencen, pueden escribirnos y vemos la forma de haceros llegar el libro escrito por 23 educadoras y educadores sociales de muy diferentes ámbitos. ¡A pasarlo...

Se hacen carne. Yo siento un escalofrío....

Cuatro chicas jóvenes, insultantemente jóvenes, se sientan en primera fila. Llama la atención su presencia entre gente más talludita. Destacan por su actitud graciosa, jovial, entretenida frente al rictus más académico del resto de los presentes. Sorprende también que estén ahí, delante del todo, prestas a escuchar e intervenir. El rector de la facultad es el primero que empieza a hablar. Clásicos mensajes protocolarios de bienvenida y agradecimiento. Ellas mantienen el tipo y salvo algún que otro cuchicheo, se mantienen en su sitio, tanto en un sentido literal como figurado. Después toma la palabra el representante del Colegio. Su tono adquiere tintes más emotivos y parece que afecta a una de las chicas. Posteriormente, hablan los Educadores. Explican el proyecto y detallan una de las historias. Ahí ya la chica que empezaba a emocionarse se rompe del todo y llora a moco tendido. Ella y las otras son las protagonistas de la historia, de la Edusohistoria. Acaban de hacer carne unas páginas impresas. Yo siento un escalofrío. La chavala también quiere expresar unas palabras. Nostálgicas, de gratitud. Vívidas. Acaba ella y acaba el acto. El grupo recupera la compostura, su compostura, su cachondeo, su comportamiento divertido. Y tal y como vinieron se marcharon, con un libro bajo el brazo y con la sensación para este que escribe de que algo gordo había sucedido esa tarde en el salón de actos de la facultad. ___________________________ Es una mujer madura, enjuta pero de buen aspecto; un poco encorvada pero con un porte digno. Entra en la sala y busca a Arantza con la mirada. Se encuentran y se abrazan. Y hablan bajito. Yo sé que es ella. Ni siquiera me había imaginado cómo sería la madre de Hache y ahora la tengo a escasos metros. Enseguida...

Las #EdusoHistorias para un escritor: Mikel Alvira...

La apuesta de las #EdusHistorias, es decir, algo así como literaturizar la Educación Social, nos pareció un reto precioso, arriesgado y difícil. De alguna manera, nos metíamos en camisas de once varas, en terrenos pantanosos que, obviamente, no tenemos porque estar capacitados a transitar pero, aún así, nos ponía tanto la idea que, como ya vais viendo, aquí está. Como buenos Educadores, nos gusta medir(nos) o evaluar(nos). Con esa intención hemos ido pidiendo feedback de compañeros y compañeras de profesión al respecto del libro de quienes hemos obtenido valoraciones muy positivas. Pero también queríamos saber qué opinaba sobre las #EdusoHistorias alguien más o menos ajeno al gremio y, sobre todo, muy presente, personal y profesionalmente hablando, al ámbito literario. Para obtener ese retorno más, digamos, escritor, hemos recurrido a un autor con una trayectoria consolidada en el mundo de las letras, un novelista, poeta, guionista, con próximo libro en ciernes, un tipo al que le gusta experimentar con las historias, los géneros y los formatos y por ello, precisamente, nos parecía interesante acudir a Mikel Alvira para cederle un ejemplar de “#EdusoHistorias: un viaje por la Educación Social”, para que se lo leyera y para que lo reseñara. Y he aquí el resultado. ¡Gracias Mikel! (si quieres conocer más sobre este escritor, puedes visitar su página web, www.mikelalvira.com) PD: Recuerda que puedes adquirir “#Edusohistorias: un viaje por la Educación Social” pinchando en este enlace. Cuando me llegó a las manos #EDUSOHISTORIAS no sabía muy bien con qué iba a encontrarme y, lejos de decepcionarme, me ha mantenido pegado a la silla mientras he transitado su veintena larga de relatos, pese a que el título, quizás lo más flojo del libro, no me animara a hacerlo. Me alegra haber superado ese escollo​ y haber leído,...

EL TRABAJO DE LAS EDUCADORAS Y EDUCADORES SOCIALES INSPIRA UN LIBRO DE RELATOS: #EDUSOHISTORIAS...

La realidad supera la ficción. Esta máxima fue la que nos inspiró a Iñigo Rodríguez, Raúl Luceño, Asier Félix y Jorge Roz, los que estamos detrás de EducaBlog, a embarcarnos en la elaboración y edición de un libro de relatos que, mediante la ficción, explicase la profesión de la Educación Social. Para hacerlo, además, decidimos que nos acompañase un nutrido grupo de profesionales de diferentes puntos del Estado. Y así, fruto de esta colaboración y de este trabajo, ha surgido “#EdusoHistorias: un viaje por la Educación Social”, una obra de 226 páginas que sale a la venta el próximo 26 de marzo, al precio de 14 euros, pudiendo adquirirse a través de la plataforma Bubok. “#EdusoHistorias: un viaje por la Educación Social” es una obra de carácter vivencial en el que sus autores ponen el acento en las historias que las personas con la que comparten los procesos de cambio proporcionan, así como en las emociones que este trabajo genera en este colectivo profesional, en las y los Educadores Sociales. Un libro, con todo, que reúne 23 relatos de ficción basados en historias reales protagonizadas por estos profesionales y por las personas con y para las que trabajan. Historias sobre niños institucionalizados, sobre personas con problemas de adicción, sobre personas sin hogar; cuentos sobre mujeres, sobre migrantes, sobre personas mayores; relatos sobre diversidad funcional, sobre el trabajo comunitario… Escritos, en definitiva, de un grupo de Educadores y Educadoras Sociales prologados por dos maestros en la materia, Segundo Moyano y Enrique Martínez-Reguera y coordinados por el Equipo EducaBlog. Os recordamos que en EducaBlog llevamos trabajando en la visibillización de nuestra profesión desde 2006. Además de la web y de las redes sociales en las que estamos, realizamos acciones formativas relacionadas con las TIC y la...

#EDUSOHISTORIAS: Un viaje por la Educación Social...

Pues si señores, se ha hecho de rogar, pero ya está aquí. La segunda criatura literaria, viene con muchas ganas y una fuerza inusitada, habitual en cualquier neonato, indiferentemente del soporte vital en el que se vaya a desarrollar. Casi 4 años después que su hermano mayor (y a 4 días de distancia entre el alumbramiento editorial y presentaciones oficiales en respectivos meses de Marzo), llegan las #Edusohistorias, 23 cuentos y relatos dedicados con esmero, cariño y mucho tacto al mundo de la educación social y en especial, a los protagonistas de los mismos: las personas. Esa ciudadanía en general, que por un motivo u otro, nos permiten acercarnos pedagógicamente a su universo personal. Ha sido un proceso largo de elaboración, replanteamientos, adhesiones y dudas, que finalmente se ha podido ver plasmado gracias a todos/as los/las autores/as que participan en el mismo y que con su valentía ante el papel y la pantalla, se han atrevido a plasmar su cotidianidad profesional y las ensoñaciones que surcan a través de toda una trayectoria laboral en el mundo de la intervención social. Como decía el poeta gallego Celso Emilio Ferreiro, tratando de contar nuestras historias, con nuestro propio lenguaje. Antes de que otros, lo hagan por nosotros. Cuentos de salud mental, acogimiento residencial, prostitución, discapacidad o género. Historias vitales sobre el sinhogarismo, las adicciones, justicia juvenil, inserción sociolaboral, el trabajo en comunidades terapeúticas, educación al desarrollo o sobre personas privadas de libertad. Conversaciones a pecho descubierto sobre tercera edad, educación de calle, educación sexual, protección a la infancia u ocio educativo. Y asi, hasta un largo paraje de ámbitos o localizaciones donde los/las educadores/as sociales hemos desplegado nuestras capacidades técnicas, construyendo de esa manera la profesión que hoy nos ocupa. Lugares de encuentro donde desarrollar nuestra...

¿Lectura obligada?

Hoy vengo a recomendaros un documento de apenas 8 páginas, bastante fácil de leer, directo y sin ambages, aunque un poco general, quizá como se le presume que debe de ser. En algunos momentos puede parecer ciencia ficción, y en algunas partes puede ser discutido y cuestionado, pero mantiene siempre la lógica y el rumbo del timón de nuestra amada profesión. Estoy hablando, ¡cómo no!, del Código Deontológico del Educador y la Educadora Social. ¿Cuántas de vosotras y vosotros, Educadores Sociales lectores y lectoras de este blog, habéis leído el Código? Y más allá ¿cuántos y cuántas de vosotras lo tenéis presente en vuestra acción socioeducativa de forma consciente? Mi intención, desde luego no es reprenderos, ni mucho menos, me conformaría con despertar la curiosidad y la responsabilidad como profesionales. No en vano, este documento tal y como se recoge en su primer capítulo, ha de ser el faro que guíe nuestra acción como profesionales. En sus páginas, cocidas al fuego lento de la reflexión, se encuentran los principios y las normas que han de orientar y dar sentido a nuestros pasos como profesionales y que nos dotan de brújula y de argumentos, ante personas, profesionales, instituciones y situaciones en las que sin estas directrices, nos hemos de ver inseguros, remando con sentido común pero sin el regio remo de las razones que en Código hallaremos. Somos una profesión que no escribe, que no investiga, que no lee ni siquiera uno de los “pocos” documentos escritos por y para los Educadores y las Educadoras Sociales. El pasado viernes, acudí como Educador Social, Educablogger y profesor a la jornada organizada por el CEESPV y capitaneada por la comisión deontológica del mismo y en dicha jornada, reflexionamos sobre la condición ética de nuestra profesión y sobre...