LILO Y STITCH

“Lilo and Stitch”. Estados Unidos. 2002. Dirección: Dean DeBlois. Guión: Chris Sanders. Reparto: Chris Sanders, Daveigh Chase, Tia Carrere, Ving Rhames (animación) . Una aventura cautivadora y repleta de humor que ha dado la vuelta al mundo con un relato sorprendente sobre el poder de la lealtad, la amistad y el valor de la familia. En las islas de Hawai, en un entorno exuberante tropical, vive con su hermana, Lilo una pequeña niña huérfana que adopta lo que ella piensa que es un inocente perrito. Lo que ella no sabe, es que su nueva “mascota” a la que llama Stitch, en un peligroso experimento genético, el extraterrestre más buscado de la galaxia, que se ha fugado de un planeta alienígena y cuyo único interés es aprovechar a Lilo como escudo para evadir a sus perseguidores. Gracias a su inquebrantable fe en el “Ohana“, la tradición de la familia hawaiana, Lilo logrará conquistar el corazón de Stitch y le dará aquello para lo que nunca fue diseñado: la posibilidad de querer y cuidar a alguien. Una película con un trasfondo muy rico en valores humanos y educativos. Dinámica y muy sencilla de entender, pero no por ello carente de profundidad. Muy interesante para trabajar con nuestros chavales ya que en muchos aspectos se pueden ver identificados con los personajes protagonistas (la pequeña Lilo, afectada por su tragedia familiar y Stitch, el alienígena rechazado e incomprendido por sus creadores, que en realidad solo busca su sitio en el mundo y alguien que le quiera y cuide). Esta película es ideal para tratar temas tan importantes como la amistad, la lealtad, el valor de la familia, la solidaridad, la tolerancia a la frustración, la forma de afrontar el duelo por la pérdida de seres queridos, la autoestima...

Las vidas de Grace (Short term 12). Educación Social en pantalla grande....

Artículo de Adrián Varela Pomar, Educador Social desde las trincheras, que ya colaboró en EducaBlog con La Contención Física vs Malas Praxis (parte I y parte II) Existen multitud de ejemplos donde el cine rinde homenaje al universo de la educación. Podemos decir que, si hay una profesión que ha sido idealizada por el séptimo arte –aparte de la de médico-, esta ha sido la de profesor. Todos tenemos en mente títulos clásicos como “Rebelión en las aulas”, “El club de los poetas muertos”, “El milagro de Anna Sullivan” o más actuales como “Profesor Lahzar”, “La clase”, y joyas de la categoría de “Ser y tener” o “Ni uno menos”. Pero resulta mucho más difícil encontrar un título que se acerque al mundo de la educación social. “Las vidas de Grace” (Short term 12), es el homenaje que el director hawaiano Destin D. Cretton dedica a todos aquellos educadores y educadoras que trabajan en el sistema de protección de menores. Con “Las vidas de Grace”, Destin D. Cretton nos muestra, con la autoridad de alguien que conoce de primera mano la realidad sobre la que habla, la vida de un grupo de educadores y educadoras veinteañeros y los menores de los que se hacen cargo. Nacida de su experiencia como cuidador en un centro residencial para adolescentes en California, antes de dedicarse al cine, el joven director nos permite, por una vez, disfrutar de la educación social en la pantalla grande. La acción de la película gira entorno a Grace, educadora responsable del centro residencial “Short term 12”. Papel interpretado con exquisita brillantez por la estadounidense Brie Larson. La actriz desarrolla un personaje profundo y delicado, lleno de matices y especialmente sensible a la realidad con la que trabaja. Grace revive su difícil pasado...