Todos los días son 8 de marzo...

El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, una fecha de celebración por los logros conseguidos en la lucha por la igualdad de las mujeres, tanto a nivel social como económico, político, etc. También se trata de un día de reivindicación, en el que se recuerdan los retos todavía pendientes: desde alcanzar la igualdad salarial a erradicar la violencia de género, pasando por incrementar la presencia femenina en órganos directivos, legislativos, políticos; terminar con los micromachismos y las violencias cotidianas que pueden pasar desapercibidas por normalizadas, fomentar la coeducación y el buen trato en la sociedad en general y especialmente en los currículos escolares, etc. Queda mucho camino por recorrer para alcanzar la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres y es un camino en el que toda la sociedad debe estar unida y donde la Educación Social es un pilar esencial: La perspectiva de género debe estar interiorizada e integrada en la práctica profesional de los/as Educadores/as Sociales, ya que serán sus transmisores/as, sensibilizando y concienciando sobre la necesidad de incorporar las aportaciones del feminismo en todos los ámbitos y contextos, evitando reproducir sesgos patriarcales en sus actuaciones, denunciando acciones discriminatorias, trabajando la educación en igualdad, el respeto, la ruptura de estereotipos y roles de género que perpetúan las desigualdades, etc. Los datos de los últimos estudios con adolescentes indican que sobre el 13% de las chicas ve normales conductas de control, de insulto, de humillación, incluso coacciones o agresiones leves. Este es uno de los muchos motivos que hace imprescindible la incorporación de la figura del/a Educador/a Social en la educación formal: es esencial tanto ejerciendo sus funciones en proyectos y talleres concretos como trabajando transversalmente con todo el equipo del centro sobre temáticas diversas: educación en...

LAS REGLAS DEL “JUEGO” HAN CAMBIADO EL JUEGO #1...

Decía un marinero de pesca, ahora jubilado, que la juventud de ahora no tenía nada que ver con la de su época. Y como dudaba de que su explicación ‎no pudiera ser bien entendida, mostró unas fotografías en la que se veía él y sus compañeros faenando en alta mar frente a las costas de Tarifa, precisamente no pescando con la caña, sino con las manos. Se trataba de la artesanía más primitiva con la que hasta hace poco se capturaban los atunes de forma tradicionalmente; hoy mejorada con la introducción de máquinas, cuya técnica se sigue denominando, la almadraba. Y bien es verdad, que en aquellas imágenes que el viejo pescador mostraba, y que ahora con su rostro de arrugas en su piel hablaban por sí mismas, se veía una cuadrilla de pescadores subidos en aquellas embarcaciones de madera. Eran verdaderos hombres musculosos que no se definían precisamente por ir al gimnasio a cultivar su cuerpo, sino por su “sacrificado” trabajo que los hacía corpulentamente fuertes; sin querer, y preparados para esa actividad que requería algo más que perseverancia. Seguidamente, decía este viejo marinero, que antes la vida estaba en la calle, que incluso la gente encontraba trabajo porque había más contacto humano y que el boca a boca funcionaba sin lugar a dudas. Incluso la gente estaba informada de todo lo que ocurría y no precisamente por la presencia de internet (que obviamente en aquella época nadie hablaba de eso), sino porque la gente hablaba en cualquier lugar: en pequeñas tiendas tradicionales, en las puertas de las casas mientras se tomaba el fresco, en los rellanos de los pisos, en el autobús, etc., cualquier lugar servía para hablar sobre algo. Lo que venía a decir, es que entre la calle y su...

Estudiar Educación Social en los tiempos actuales...

Sin duda, vivimos una actualidad convulsa. Y más, si cabe, en el campo de las políticas sociales. En las situaciones actuales de emergencia social, con el aumento de los niveles de la pobreza, las alarmantes cifras del paro o las dificultades del acceso a derechos fundamentales de la ciudadanía (como son la vivienda o la sanidad), parece que incluso los encargos a los profesionales de la acción social se fundamentan en la misma sensación de emergencia. La progresiva incorporación de las necesidades profesionalizadoras en ámbitos que tradicionalmente se habían vinculado a la caridad y a la beneficencia supone incluir la atención social como uno de los ejes de los estados sociales y de derecho. Esta meta habilita una creciente ordenación de sistemas públicos de atención social a la ciudadanía en dificultad. La profesionalización de agentes sociales no se corresponde solo con el reconocimiento de la tarea y, por tanto, con la remuneración salarial. Hablar de profesionales incluye la relación de estos con un compromiso ético, social y político constante y renovado con el saber que los define. Esto incrementa las posibilidades no solo de atender una situación concreta de emergencia, sino también de poseer el saber profesional que lo habilita para poder ir más allá, para activar y proponer un trabajo dirigido a la promoción personal y social del ciudadano, para pensar en las posibilidades de recorridos sociales alejados de las dificultades puntuales, y para apoyar nuevos proyectos de futuro. El grado de Educación Social de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) ha apostado por ese compromiso político, ético y pedagógico también en la formación que ofrece. La articulación de las propuestas actuales de la educación social con el uso de las tecnologías de la información y la comunicación nos permite actualizar constantemente la...

Mundo virtualizado, educadores holográficos…...

Hace varias semanas leí una interesante entrada en la que alumnado del segundo curso de Educación Infantil imaginaba cómo podría ser su futuro como docentes en un mundo eminentemente “tecnológico” Ciertamente, algunas ideas eran brillantes y muy creíbles, como las mesas interactivas que se pliegan en el suelo o la incorporación de las gafas de realidad virtual y de las imágenes holográficas. Incluso el alumnado podrá acudir a clase por medio de un avatar y en este mundo más digitalizado que nunca, según parece, el profesorado no podrá ser sustituido por robots, “ya que el afecto humano es imprescindible para el aprendizaje” …Y yendo más allá…En referencia a la Educación Social dentro de una perspectiva integral de la educación, ¿Cómo serán l*s educador*s sociales del mañana? Echando la vista atrás para coger impulso, como educador de calle, no imaginaba los cambios que estaban por venir en estos últimos años. El móvil, ya por entonces era una herramienta útil para contactar con chavales mediante una llamada, que no siempre era correspondida ante lo invasivo que resultaba o un mensaje de texto, que quedaba sin respuesta ante la falta de saldo. Uno no deja de tener cierta nostalgia, pensando en el reto y en el desafío que suponían estas circunstancias, pero pronto se supera y no cabe sino rendirse a las facilidades de los “teléfonos-ordenador”, ya que lo de llamarlos teléfonos inteligentes… Dejemos la inteligencia para las personas por ahora. Las redes sociales han transformado nuestros estilos de relación y por supuesto más aún el de los y las nativas digitales, es decir, nuestros chavales y chavalas. Podemos vivir ajenos a esta realidad y creer que sólo la intervención presencial es la importante, pero…cada vez más la identidad “real” de las personas tiene un componente digital...

La Educación Social y Polifemo...

Hace unos cuantos meses se presentó en Gasteiz el libro de “#Edusohistorias: un viaje por la educación social” junto a nuestros padrinos los educablogers y cómo no, con el respaldo del Colegio de educadoras y educadores sociales del Pais Vasco. La verdad es que los verdaderos protagonistas de esta maravilla son ellos y a pesar de mis reticencias, me insistieron en que hablara un rato. De un libro con 23 historias la mía sólo era una y además la más corta. ¿Qué contar? No se me ocurría nada, así que repasé el tsunami de tweets y comentarios en facebook y hubo uno que me dio la clave. Primero me hizo mucha gracia y luego me hizo pensar bastante, y cómo no darle vueltas (lo siento lo llevo en los genes). Rezaba tal que así: A Carlos, al que sigo hace bastante tiempo, no le falta razón. Es un librazo y contiene la esencia de educadoras y educadores a los que admiro muchísimo. Sin embargo, no sé que paparruchas soltará en cada clase la señora Pérez Serrano, de nombre Gloria, pero tras enredar un poco internet me encuentro con que es Doctora en Pedagogía por la Complutense, Catedrática de Educación Cívica en la Universidad de Sevilla, Catedrática de Pedagogía Social en la UNED… y así un carro de títulos y de méritos académicos que nos son “moco de pavo”. Así pues, me encontré en una encrucijada porque tenemos por un lado las historias de la gente de trinchera, tan necesarias y tan apasionantes, pero la fuerza sin control… La práxis o la teoría? Muchos de los alumnos que acuden a realizar prácticas al centro donde trabajo y pasan por mis manos viene ávidos de experiencias, de chavales, de intervenir, de… HACER y yo les hago...

MISCELÂNEA #Parte2 (Cuaderno de viaje de un educador social)...

Los regatos, riachuelos y fuentes, brotan a cada paso del camino. Un trayecto de recovecos entre los que se asoma la abundante vegetación que le acompaña. Son pequeños bosques y villas de no más de 30 casas, las que dejamos a uno y otro lado en nuestro periplo. Viseú no acaba de seducirnos lo suficiente como para recibir posada y preferimos bajar hasta Coimbra, epicentro de la Beira litoral. Cuna de reyes, está regada por el majestuoso rio Mondego siendo una de las primeras ciudades europeas en fundar su Universidad, de celebración por su más de 700 aniversario. Hemos escogido un hotel novelesco, de anhelos románticos e historias singulares, de proclamas políticas de principios de siglo y formas clásicas nobiliarias. De aquel Astoria, solo queda el nombre y aquellos recuerdos de casinos, baños curativos y cabarets o folklores de los alegres años 20. Y esa fachada imperial con cartel de neón que ilumina parte del rio a su paso. Un mito viviente de la arquitectura vintage de dimensiones colosales. Un portugal en blanco y negro, como los de antes. Este viaje singular lo realizamos en familia, con infante a bordo y algunas de esas preferencias neonatas que intentas coinciliar. Es parada obligatoria, el pequeño parque temático da Cidade dos Pequeninhos (Portugal de los Pequeñitos), una recreación a tamaño mini de las distintas casas regionales típicas portuguesas , así como de las edificaciones más significativas de las que hasta hace bien poco fueron antiguas colonias: Timor, Angola, Brasil, Mozambique, Macao… Se echa el atardecer y es menester un paseo que se hace deleite entre callejuelas estrechas y pequeños rincones con encanto, mientras los oídos se evaden entre música de fusión y folklore tradicional. No en vano, hoy celebran la fiesta de la cebolla, ese pequeño...