Va por usted, maestro...

Entraste por la puerta el primer día arrasando, como si de una StartTv se tratara. Una chaqueta a cuadros, algo vetusta y bastante más usada de lo que aparentaba, te envolvía ese cuerpo algo encorvado y zambo. Pero esa mirada traviesa, segura de si misma y de lo que allí acontecería en los próximos meses, vacilaba sin descaro en tu subida al estrado. Tenías el partido ganado, antes de empezar a rodar la pelota socioeducativa. Con un puñetazo al estomago y un zarandeo a nuestras sienes. Así empezabas cada clase, cuando cogías aquel trozo de tiza y anotabas en la pizarra sin mediar palabra, una de tus frases sentenciadoras. Los críticos más avezados, pronto descubrieron que buena parte de tu cosecha, la recolectabas en el por aquel entonces desconocido Mario Benedetti. “Como es imposible dar gusto a todo el mundo, he optado por lo más difícil: dármelo a mi mismo” “Al inadaptado, más que sus palabras, escucha sus silencios” “Empatía¡ Empatía, señoras/es¡¡¡¡” Te siguieron lloviendo críticas feroces por parte de los estudiantes más tecnócratas, los funcionarios de la futura acción social que en calidad de escribanos, cazaban al vuelo cientos de palabras. Daba igual que fueran inconexas o hablasen de la física cuántica, ellos querían sus apuntes. Esas extravagancias literarias que tú osabas robarles jornada tras jornada, con aquel desdén muy tuyo. Entre dandy norteamericano de los setenta y un postlandismo vascongado. Fuiste pionero en una metodología mucho más arriesgada y valiente. Provocadora y a contracorriente: nos enseñaste a pensar, a (re)pensarnos. A destruir nuestros prejuicios y conceptos y reconstruirlos de nuevo. Eras un provocador sin igual, desorganizado, anárquico y extremadamente inteligente. Porque lo que no sabíamos la plebe, era que tú lo tenías todo controlado. Tú eras la jugada maestra y la linterna...

MISCELÂNEA #Parte2 (Cuaderno de viaje de un educador social)...

Los regatos, riachuelos y fuentes, brotan a cada paso del camino. Un trayecto de recovecos entre los que se asoma la abundante vegetación que le acompaña. Son pequeños bosques y villas de no más de 30 casas, las que dejamos a uno y otro lado en nuestro periplo. Viseú no acaba de seducirnos lo suficiente como para recibir posada y preferimos bajar hasta Coimbra, epicentro de la Beira litoral. Cuna de reyes, está regada por el majestuoso rio Mondego siendo una de las primeras ciudades europeas en fundar su Universidad, de celebración por su más de 700 aniversario. Hemos escogido un hotel novelesco, de anhelos románticos e historias singulares, de proclamas políticas de principios de siglo y formas clásicas nobiliarias. De aquel Astoria, solo queda el nombre y aquellos recuerdos de casinos, baños curativos y cabarets o folklores de los alegres años 20. Y esa fachada imperial con cartel de neón que ilumina parte del rio a su paso. Un mito viviente de la arquitectura vintage de dimensiones colosales. Un portugal en blanco y negro, como los de antes. Este viaje singular lo realizamos en familia, con infante a bordo y algunas de esas preferencias neonatas que intentas coinciliar. Es parada obligatoria, el pequeño parque temático da Cidade dos Pequeninhos (Portugal de los Pequeñitos), una recreación a tamaño mini de las distintas casas regionales típicas portuguesas , así como de las edificaciones más significativas de las que hasta hace bien poco fueron antiguas colonias: Timor, Angola, Brasil, Mozambique, Macao… Se echa el atardecer y es menester un paseo que se hace deleite entre callejuelas estrechas y pequeños rincones con encanto, mientras los oídos se evaden entre música de fusión y folklore tradicional. No en vano, hoy celebran la fiesta de la cebolla, ese pequeño...

MISCELÂNEA #Parte I (Cuaderno de viaje de un educador social)...

Desde el hontanar celta que arropó mi infancia y ensueña mi adultez, me asomo en este periodo estival de escaso confort climatológico. Una pequeña escapada familiar, corta en duración pero riquísima en matices, instantáneas y momentos de calidad, que tanto anhelamos l@s educadores/as sociales. Partimos de casi la misma raya lusitana. Hermanadas a través de la historia sobre las extensiones de la antigua Gallaecia y las regiones Transmontanas, más tarde. Tamagani primero, Límicos y Tramontanos compartían y guerreaban a partes iguales, por unos territorios abruptos, ricos en vides y manantiales, extraordinariamente forestados. Hoy pareciera que quedan solo cenizas, tanto de aquellos pueblos de cómo aquellos árboles. Lástima y cruel destino de nuestra especie, en continuo vaivén de autodestrucción. Mientras avanzamos hacía el Sur desde el valle de Monterrei, dejamos a ambos lados varias fuentes termales de exquisito atractivo. Lástima que no sean nuestro destino, ni Boticas ni Vidago, pero sus respectivos balnearios reconfortarían con sus aguas y remanso de paz, a más de un ejercito. Nuestro destino es Vila-real, la Ronda malagueña del Norte. Una pequeña ciudad, con vestigios castreños y un enorme tajo que la estrangula entre sus laderas, pero que dignamente ha sabido amoldarse a su orografía. Reconocible por sus carreras de coches, su moderno museo de la imagen y el sonido y un casco antiguo pequeño pero reconocible, a través de sus cestos, artesanías populares y pequeños restaurantes del buen Bacalhau y Frango. Para regarlo, nada mejor que un buen vinho Douro con las carnes o un Vinho Verde si con pescados nos enfrentamos. De la hospitalidad, el descanso, la piscina y un desayuno hortelano, se ocupa la Casa Agricola da Levada. Una esplendida quinta dieciochesca, con aire franciscano y actividad falasterial. El levitar y la composición ensoñadora, se torna irresistible....

#Edusohistorias: Una fiesta de la Educación Social....

“Se dice, también, que en el campo de la educación social no se escribe. Posiblemente. O deberíamos rectificar y decir que no tanto como se desea, e incluso atrevernos ya a utilizar el verbo en pasado.” Segundo Moyano Mangas Esta cita de uno de los prologuistas de #Edusohistorias, nos sirve de impulso para iniciar nuestro viaje por la Educación Social. El pasado 26 de marzo asistimos a la fiesta de presentación de #Edusohistorias: Un viaje por la Educación Social. La sala INIT nos sirvió de hangar para atracar el dirigible en el que hubiéramos de iniciar nuestro viaje. A las 19:30 una hilera de pasajeros, en torno a 100, fueron desfilando hacía el interior animosamente. Entre los presentes, 12 autoras y autores de los relatos, Educadores y educadoras sociales, el director de Grado de la Universidad de Deusto, profesorado de la U.P.V., y alumnado de ambas facultades, además de amigos, familia y simpatizantes del tercer sector. Pasadas las 19:35 se anuncio por megafonía el inicio de la travesía. En primer lugar, tras los oportunos agradecimientos, se procedió a la presentación de #Edusohistorias, un libro que reúne 23 relatos realizados por 25 autores y autoras. Este nuevo proyecto, coordinado por el equipo “Educablog”, recoge 23 historias de ficción, pero basadas en la realidad de las personas-usuarias y de los y las profesionales de la Educación Social. En el viaje que emprenderemos por sus páginas, visitaremos distintos paisajes, que son los distintos ámbitos en los que interviene la Educación Social. Las personas son las protagonistas de las historias. Personas que pasan momentos de dificultad pero que no están solas… A su lado, acompañándoles, están Educadoras y Educadores Sociales. No en vano, esa es una de las funciones más importantes, sino la más, de la Educación Social....

SI ES PAÍS PARA FRIKIS Jun11

SI ES PAÍS PARA FRIKIS...

Verano del 99. Recorriendo el norte colombiano durante esos largos, pero pedagógicos, trayectos en buseta por el departamento de Magdalena, un profesor de secundaria de Cúcuta, del que me había hecho amigo unos días antes, me explicaba así la disyuntiva de la corrupción: “En España, ustedes tienen un dinero para hacer una obra. Realizan la obra y con el dinero que sobra, se lo reparten entre los políticos. En Colombia por el contrario, del dinero de una obra, primero los políticos se llevan lo que quieren y con lo que sobra, realizan la obra”. 15 años después, debo explicarle que estaba equivocado, aunque va a costarle creerme. Manifestaciones por la dignidad, Mareas verdes, blancas, rojas y naranjas, Yo no pago, Recortes Cero, Stop Deshaucios, Equo, Democracia real YA, Yayoflautas, etc son posicionamientos ciudadanos ante las nuevas realidades de cambio, en una sociedad que en poco se parece a la de hace 5 años y en mucho menos se va a parecer a la que entre tod@s decidamos constituir las próximas décadas. Un viaje de la política analógica a la modernidad representativa. En defensa de un estado de derecho digno y no tutelado. Semanas de convulsión europeísta en el ruedo político. Los clásicos, nerviosos por el auge de los partidos pequeños y el desmoronamiento paulatino del bipartidismo. Los nuevos (también peyorativamente aludidos como “los otros”, como bien subraya Samuel Nuñez Pestaña desde su mirador berciano), explicando más déficits democráticos de los que ya sabemos por la realidad judicial de los últimos tiempos e intentando defenderse del aluvión de descalificaciones y agravios a los que serán sometidos por quien cómodamente ha vivido de un sillón, que ahora ve moverse desde los cimientos. Posiblemente el Hashtag del mes de Mayo (sino del año) será el de #Podemos....

‘Mejor Educados’. Gregorio Luri (Ariel, 2014)...

– “Lutxo (así me llama Asier), este libro te lo tienes que leer tú”. Y no me lo decía por la temática del mismo, que también, si no que mi amigo y compañero enfatizaba que fuese yo quien le hincase el diente por el hecho de que su autor, Gregorio Luri, es oriundo de la localidad navarra de Azagra, municipio que, a su vez, es el de la familia materna de Ana, pueblo al que solemos acudir con mucha asiduidad. – “Bueno, pues sea. Yo me lo leo”. Y así lo he hecho. Le he dedicado mi tiempo a esta especie de tratado pedagógico-filosófico titluado ‘Mejor Educados’ que el profesor navarro ha escrito con el objetivo de hacernos reflexionar a madres, padres, educadores y personas en general en torno a la paternidad/maternidad, sobre el “arte de la educación” (sic) y con la intención de reivindicar el amor paterno-filial frente a la concepción “profesionalizada” que, a su juicio, durante los últimos años, ha definido la relación entre progenitores e hijos. La verdad es que su lectura ha sido agradable y, sobre todo, ágil. La estructura en la que está diseñada esta obra (editada, por cierto, por el sello Ariel al cual también pertenece una de las lecturas imprescindibles de todos aquellos proto-Educadores de la 2ª promoción de Educación Social de la UPV, aquel ‘Pedagogía Social’ de Antonio Petrus) facilita su accesibilidad. Luri plantea ‘Mejor Educados’ en torno a cinco grandes ejes (La Disciplina, La Escuela, Paternidad y Pantallas, El rol de los padres, Dar valor a los valores) y cada uno de ellos se desarrolla a partir de pequeñas píldoras reflexivas. Por otra parte, más allá de la forma, el contenido del libro pone el acento en la necesidad de rescatar valores que, desde el...