“Niñ@s Híper. Infancias hiperactivas, hipersexualizadas, hiperconectadas” (Jose Ramón Ubieto y Marino Pérez Álvarez, 2018. NED Ediciones). ¡VIVA LA INFANCIA!...

No negaré que el apellido de Ubieto, José Ramón, psicólogo y profesor de la UOC que, habitualmente toca, escribe y reflexiona en torno a infancia y adolescencia, y conocido por sus obras relacionadas con el trabajo en red y el TDAH, supuso un gran atractivo a la hora de acercarme al libro “Niñ@s Híper. Infancias hiperactivas, hipersexualizadas, hiperconectadas”, (NED Ediciones, 2018) obra que ha escrito al alimón con Marino Pérez Álvarez, Catedrático de Psicología de la Universidad de Oviedo, un gran descubrimiento, todo sea dicho de paso, para futuras lecturas. Pero la propia temática del mismo, el acercamiento a las realidades infanto-juveniles en la actualidad y a la interacción que los adultos mantenemos con ellos y ellas, también ejerció de imán para priorizar su lectura frente a otros títulos. Y es que, como acertadamente apuntaba nuestro estimado Cosme, Ubieto tiene la capacidad de leer muy bien la época actual y extraer orientaciones en nuestra práctica cotidiana. Si a todo ello le sumamos el planteamiento formal de “Niñ@s Híper”, esto es, la propuesta de analizar las infancias actuales como si de una conversación entre Ubieto y Pérez se tratase (y, de hecho, se trata), pues las expectativas frente a esta obra partían bastante altas y, afortunadamente, se han cumplido sobradamente. De esta forma, en sus casi 200 páginas, Ubieto y Pérez van reflexionando en torno a un buen número de aspectos que contextualizan y definen cómo son los niños y niñas en los tiempos actuales y también cómo se les entiende desde el mundo adulto. En ese sentido, los paradigmas o tendencias ideológicas que marcan el momento histórico actual, en el marco occidental, influyen sobremanera en los procesos educativos que mantenemos y ejercemos. Así, como corresponde a la era del homo consumus, niños y adultos...

‘Cuando yo tenía cinco años , me maté’ (Howard Buten)...

He de admitir que su título me llamó la atención. ‘Cuando yo tenía cinco años, me maté’ es un encabezamiento de esos que, en periodismo, se les califica como apelativos. Una portada desconcertante, una buena sinopsis y la escudería Blackie Books detrás. Motivos, todos ellos, para hacerme con la novela del escritor Howard Buten. Y acierto. Pleno al quince. Idolatría total a Burt, al niño de ocho años que protagoniza el libro. Por sus frases, por sus interpretaciones infantiles y deliciosas sobre el mundo adulto. Por su imaginación, su creatividad, su insolencia, por su riquísimo universo interior… Quizá excesivamente rico. Pobre Burt. Un niño de 8 años en un centro de salud mental por “algo” que le hace a Jessica. Un Holden Caulfield pre-adolescente que bien podría participar en la maravillosa Moonrise Kingdom. Una maravilla escrita en la primera persona de un niño. Lo mejor que he leído en este 2013 al que, poco a poco, se le van escapando las horas. Una recomendación que hago desde aquí, desde EducaBlog, a todas las personas que nos leéis. Pero claro, todas esas personas que soléis parar por aquí lo hacéis porque en este espacio se habla de Educación Social, no de literatura. Vale, de acuerdo. Justifiquemos el porqué de esta especie de ‘offtopic‘. De primeras, su autor. Howard Buten es un psicólogo, clown y escritor y, además de escribir joyas como ésta, se dedica a tratar a chicos con autismo en una clínica que fundó en un suburbio de París en 1997, a realizar espectáculos como Buffo —el nombre del clown que interpreta— para un público menor de edad y a dar voz a niños y niñas en sus novelas. Por tanto, de alguna manera, sería un tipo con el que cualquier Educador Social que...