Autor Yoli

junio 7, 2007

MarihuanaAmigas y amigos, les comparto esta historia que me sucedió, pues es importante, no para realizar enjuiciamientos, sino para mirarnos a nosotras y nosotros mismos, y a una sociedad donde los estereotipos, los prejuicios y los preconceptos siguen imperando más allá del lenguaje y la practica de la igualdad y los derechos.

Medellín, 4 de junio de 2007

Respetadas amigas y amigos:

He dejado pasar una semana después de lo ocurrido, para poner en orden mis ideas y darme el tiempo de tamizar la indignación y la rabia. Ahora estoy en calma pero persiste la seguridad que lo que me pasó a mí, le puede pasar a cualquier persona que cargue con los estigmas que la sociedad ha construido para clasificar, discriminar, estereotipar, vulnerar. Consumir marihuana y poseer algunos rasgos, si pueden llamarse hippies, (creo que por mi modo de vestir) se convierten en causas de maltrato y estigmatizaciones.

Cómo sucedieron los hechos:

El 28 de mayo fui llamada a CERFAMI para el primer día formal de trabajo, donde el equipo se reuniría a planear y comprender colectivamente el proyecto. La jornada marchó bien. Me quedé al medio día porque debía esperar un papel para afiliarme a salud y pensión. Saqué del bolso mi fiambre y me dirigí a almorzar en el kiosco de la institución, donde está ubicada la cocineta. Allí estaba Ligia, la empleada de servicios generales. Conversé con ella mientras calentaba mi comida y ella fritaba unas papas. Vi que María Inés, la directora de la institución, se asomó a la puerta que va del salón de reuniones al patio donde está el comedor y de lejos miró hacia donde yo estaba, como buscando a alguien. Me vio y se volvió para su oficina, contigua al patio donde nos encontrábamos. Llegaron a almorzar otras de las empleadas de la institución, mientras Ligia y yo habíamos terminado. Cuando yo salía del lugar llegó María Inés y me dirigí al salón de reuniones a leer, mientras eran la 1 y 30 p.m. para que me dieran el formato de afiliación a salud y pensión.

María Inés terminó de almorzar y cuando pasaba para su oficina me dijo que necesitaba hablar conmigo. Pensando que era importante escribir alguna recomendación laboral me fui con la agenda. Ella comienza la conversación con estas palabras:

“Cuando pedí referencias por ti, me dijeron que tenías problemas de adicción y así decidí correr el riesgo y contratarte; pero ahora había en el patio un fuerte olor a marihuana, yo salí al patio y eras tú que prendiste un bareto. Y entiéndeme que yo debo cuidar la imagen de esta institución y asegurar que sea respetada”.

¡Imaginen mi asombro! De repente estaba acusada de irrespetar la institución y de sufrir una adicción tan fuerte a la marihuana.

Yo, asombrada, le respondí que también había sentido el olor, pues yo no soy la única que gusta de la hierba y además, que yo sepa, el aire no está privatizado, de modo que el resto de olores del entorno no pueda esparcirse en el pedazo de espacio que se pisa. En conclusión, había algún vecino fumándose su bareto y el olor evidentemente se sentía.

Para María Inés que le hayan dicho que yo tenía problemas de adicción con la marihuana, que estuviera en el patio y le oliera a ésta eran las pruebas suficientes para asegurar que yo estaba fumando en la institución, irrespetando su confianza y la de CERFAMI, además en mi primer día de trabajo.

Sin embargo, como yo no daba crédito a su acusación, yo que no había fumado ni siquiera un cigarrillo y menos un bareto en CERFAMI, que no me vio fumando (solo me vio en el patio a la hora del almuerzo), que estaba con la Señora Ligia, empleada desde hace 10 años de la institución (y a quien no puede acusar de complicidad pues que yo sepa, ella no tiene problemas de adicción, o al menos, eso no le han dicho a María Inés), yo que tenía tan buenas referencias laborales y que había compartido todo el tiempo una actitud de construcción, pasión y empatía con el proyecto para el cual fui llamada.

Le pregunté: si vio que yo estaba allí en el patio, según ella fumando un bareto, ¿por qué no se acercó para confrontarme y pedirme respeto para la institución? ¿Vio que estaba haciendo yo? ¿Con quien estaba en el patio? Quien le dijo que yo tenía problemas de adicción, ¿será que ha fumado conmigo?

María Inés me dijo que no me vio con el bareto en la mano pero que olía a marihuana y yo estaba ahí y eso era suficiente; que no fue a verificar por respeto a la señora Ligia, cuando me dijo antes que ella no la había visto en la cocineta. Preocupada porque no tenía ya argumentos válidos para tal acusación me dijo:

«Mira Yolima, tú me pareces una mujer bonita, no pongo en duda tu hoja de vida que es muy buena y me gustó, pero tengo serias dudas de que hayas sido tú la que prendió el bareto en esta institución, así que voy a tener que llamar a quienes pusiste de referencia, aunque la referencia de Diana Molina es muy importante y ella te recomendó; pero yo no puedo poner en riesgo esta institución. Déjame preguntar por ti y en la noche te llamo. No me vas a hacer sentir culpable pues esto, yo lo tengo que hacer».

Quedé aterrada cuando confirmó que, en efecto, ella no verificó las referencias a quienes saben de mi como persona y profesional sino, con quienes tengo afectos cruzados.

Antes de salir le aseguré lo que era verdad: yo jamás prendí un bareto allí, yo la uso para descansar y este es un asunto lúdico y personal. Le comuniqué de nuevo que el espacio laboral y trabajar en ese proyecto me parecía fascinante, si me va a contratar confíe en mí. Cuando escuche mis referencias, que son personas exigentes, académicas reconocidas y feministas, no sólo de doctrina sino de compromiso, mis jefas y maestras, va a cambiar la opinión de mí.

Me fui agredida por quien no sabía realmente nada de mi. Salí de CERFAMI atropellada y lo peor sin testigos. Sólo sabía que más allá de la decisión que tomara María Inés yo no iba a trabajar en CERFAMI. Mi única postura es que estoy en condiciones de defender mi dignidad.

Desde la Corporación Región, donde actualmente trabajo apoyando algunos proyectos, le escribí a María Inés un párrafo expresándole mi decisión y mi sentimiento de atropello.

A las 6:30 p.m María Inés me llamó al celular con voz muy cordial, como si nada hubiera pasado por la mañana. Me dijo: “bueno Yoli, seguimos para adelante” a lo que le respondí que mi único deseo es que oyera a las personas que había puesto como referencia y no trabajar ya en CERFAMI.

Ella reconoció que se equivocó. Colgamos y todo se quedó ahí. No sé qué se le dijo al resto del equipo por mi repentina ausencia, ni que piensa la Psicóloga Diana Molina frente a lo sucedido.
Ahora escribo porque siento necesario que analicen cada pedazo de la historia, no para juzgar sino para reflexionar frente a una sociedad que nos impide ser consecuentes en la defensa de los Derechos Humanos, de la equidad en la diferencia, del pensamiento libre y respetuoso, donde a partir de la obsesión por mantener la norma y el orden establecido siguen prevaleciendo los estereotipos y los preconceptos impuestos por el deber ser, especialmente para las mujeres.

Existe una obsesión perversa, inquisidora por el consumo de la marihuana. Siguen estereotipando a quienes la fumamos, como irresponsables, enfermos, incapaces de tener control sobre nuestras emociones y vidas; nos siguen persiguiendo como a las brujas en la edad media.

Les cuento que ahora el chiste de mis amigas cuando estamos en cualquier espacio y está oliendo a marihuana es “ Hey Yolima apagá el bareto”….. me rió y se rien, y esa risa es por el absurdo del atropello que ellas si comprendieron.

Gracias por permanecer hasta ahora en este recuento de lo que me ha sucedido. Me duele que haya sido una mujer y en una institución que sé, ha luchado por posicionar y defender los Derechos Humanos para todas y todos.

Yolima Ramírez Acevedo.

CC: a quienes me referencian en mi hoja de vida y a amigas y amigos que son personas comprometidas, respeteusosas y profesionales, aun cuando fuman marihuana.

Sobre el autor

Yoli

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Esta es la carta que, desde Colombia y a través de Asier (un fiel lector del Educablog), ha hecho llegar Yolima, una socióloga y activista en diferentes ONG’s en defensa de los derechos humanos y de carácter feminista.
    Cuando la recibimos la leímos y nos dimos cuenta que contar la experiencia que a ella le había acaecido en una asociación, ante unas sospechas un tanto rocambolescas, daría juego en el blog para valorar los muchos prejuicios y estereotipos que nos rodean, como muy bien dice Yolima.
    Bajo mi punto de vista, pura Educación Social, vaya.
    Un fuerte abrazo para Yolima y nuestros más sinceros ánimos.
    Por cierto que a toda aquella o aquel que le apetezca escribir reflexiones, artículos o piezas sobre la temática de este espacio, no tiene más que ponerse en contacto en la sección de Contacto.
    Gracias!!

  2. Los esteriotipos, las etiquetas, está comprobado que matan las neuronas de la gente. En serio, deberíamos fiarnos menos de los convencionalismos sociales y hacer reflexiones y juicios propios a fin de ser justos. Conozcamos primero y juzguemos a posteriori ¡Animo Yolima!

  3. A menudo las instituciones públicas y privadas tienen entre su personal personas quienes son adictas al cigarrillo y al alcohol… pero desde hace muchos años la publicidad nos ha enseñado, y lo recalca cada vez que puede, que se es cool cuan se fuma un cigarrillo o que se es un héroe cuando se toma alcohol…

    Pero toleramos estas cosas con sus efectos secundarios negativos para la salud, el medio ambiente, las familias y las relaciones personales porque está ampliamente aceptadas por una sociedad de consumo con doble moral.

    He trabajado durante muchos años con Yolima Ramírez y he sido su amiga personal. Ha estado en mi casa, con mi hija y con mi familia y en mis espacios de trabajo por lo menos durante diez años. Aunque somos dos mujeres diferentes somos las mejores amigas y la he respetado y querido como es y así mismo nunca he tenido que quejarme de un irrespeto de su parte.

    Casi con lágrimas en los ojos, por la ira que me generea esta situación tengo que decir que si alguien me hubiera pedido referencias de ella en lo laboral hubiera tenido que decir que es una persona responsable, creativa, con una capacidad de interpretación excepcional, con una manera de escribir amena e impecable y un muy fuerte sentido de la ética y la responsabilidad. En lo personal creo con el alma, si se me permite, que es la mejor amiga, una mujer que conoce su lugar en el mundo y lo que ello implica, una persona solidaria y afectuosa.

    Es cierto que las personas no son perfectas: pero precisamente no creo que la imperfección de Yolima como persona se base en el hecho de que use la marihuana en sus espacios privados… definitivamente no le doy ninguna credibiliad a la acusación y a la humillación a la que fue sometida.

    Como amiga y compañera de trabajo de Yolima rechazo este acto de discriminación a la que fue sometida y me solidarizo con ella porque yo sí la conozco bien.

    Creo que no es más por ahora…

    Cristina Agudelo Hernández

  4. ¿CUANTO VALE LA LIBERTAD?
    Llevaba dos años trabajando en un Hogar de Acogida para niños/as menores de edad con dificultades familiares. Un dia cualquiera,una de las mamas insinuoa mi compañera de trabajo (llamemosla LOLI) que tenia cierta desconfianza hacía mi persona y un poco de miedo, ya que era hombre y joven: Un «peligro» latente para el bienestar de su hija (en la connotación sexual para mas señas) de apenas 11 años, que alli se encontraba alojada a nuestro cargo.

    Reacción: Mi compañera echo pestes por la boca y no le permitiría a nadie que arrojase en su presencia ninguna duda o infundío sobre mi persona , ni mi profesionalidad.

    Ausente yo, me lo cotó varios dias despues de ocurrido…habiendo llevado 2 años trabajando juntos…Imaginese cuando llevemos 20 o 25.

    Yo no puedo hacer otra cosa distinta por Yolima Ramirez, a la que hizo mi compañera por mi: Cargar tintas contra la hipocresía, la doble moral, el ataque furibundo contra la libertad y la presunción de inociencia, contra el etiquetamiento social de las personas y por ultimo contra los estereotipos y la estigmatización de nuestras formas de ser y ver la vida.
    La reputación de las instituciones esta en sus actos y en sus personas…no en sus ambientes ni en sus fragancias.

    Yolima Ramirez cometió dos pecados capitales: Uno es ser una mujer enormemente inteligente (indirectamente proporcional a su talla) , que quieran que no aun da miedo en la sociedad . Y el otro es ser libre.
    A esta ultima cualidad, ella misma le doto de un precio: 0 PESOS. «La libertad no tiene precio» y por eso les devolvió la plata con la que pretendian comprarsela (Su Trabajo).

  5. Quienes fuman marihuana, aparte de olvidar cosas y por lo mismo volverse más irresponsables, demuestran una personalidad inestable y simplemente estan destinados a convertirse en perdedores. Yo no te contrataría, pese a que soy un ex-adicto a esta droga.

  6. Es el precio a pagar cuando se va contracorriente. Unos pagan por ser mujer, otros por fumar marihuana y otros por ser jovenes. A mi me pasa esto último cada día en mi trabajo. Pero…estoy segura que el tiempo me dará reconocimiento y respeto. No tiremos la toalla.
    No entro en el debate uso-abuso de drogas…

  7. » El pasar del tiempo no existe. Es un invento suizo para vender relojes «.

    A veces no tenemos tiempo para ver, comprobar y analizar las cosas (menos aun esperar resultados de ello)..vivimos el presente y demasiado rapido por otra parte.

    Aun asi estoy contigo, gominola, no tiremos la toalla…e intentemos cambiar un poquito la realidad que nos toca, nuestro tiempo…nuestro presente.

    A PESAR DE IR CONTRACORRIENTE.

  8. a eso le llaman para mi fetichismo de la sustancia, no es que sepa mucho sobre relaciones sociales pero sin duda el que habla a mi se «droga» es que desconcoce la variedad, jusgan sin argumento alguno sin imformacion sin una postura critica, y el que esta «quemado» es uno jajaj.
    Es ironico pero bueno el modelo capitalista estupidilista por decirlo asì no deja que la gente vea nada y se amolde al sistema.

    tambien mucha gente me a dicho que la marihuana, ganja, hachis o como quieran llamarlo la a sacado el mismo estado para estupidilizar a la gente, para mi no es asi si no que al estar «prohibida» uno compra en lugares donde te venden cualquier cosa menos marihuana entonces claro ahi si quedas medio lelojajaj claro si no nos dejan plantar que chsitosos que son.

  9. si todos los drogatictos pensaran como esta joven, el pais no estaria tan lleno de basura, reconocer sus fortalezas y debilidades es muy importante.
    no basta con decir no mas, o simplemente no decirlo y seguir su vida normal, pero luchando por sus interes.
    LOS COBARDES NUNCA RECONOCEN QUE TIENE DESAFIOS, ESO SE ASOCIA CON MEDIOCRES.
    ESTO POR HOY ……..

  10. Bueno, bueno …esta calentito el parche, como dicen alla en mi querida Colombia.

    Intuyo que tanto Cristian, como Diana son compatriotas de nuestra paisa en cuestion (Yolima), pero no atisbo a hacerme una idea de cual es su ideario..si estan a favor o en contra de su despido, de su enjuiciamiento premeditado, o sino estan ni a favor ni en contra. Aclarenlo si son tan amables, y continuaremos asi esta conversacion.

    Buenas tardes a todos …y felices fiestas.

  11. Bueno, bueno …esta calentito el parche, como dicen alla en mi querida Colombia.

    Intuyo que tanto Cristian, como Diana son compatriotas de nuestra paisa en cuestion (Yolima), pero no atisbo a hacerme una idea de cual es su ideario..si estan a favor o en contra de su despido, de su enjuiciamiento premeditado, o sino estan ni a favor ni en contra. Aclarenlo si son tan amables, y continuaremos asi esta conversacion.

    Buenas tardes a todos …y felices fiestas.

  12. Me parece que cada persona es libre para poder elegir, me parece mal que estemos animando con nuestro comportamiento a los jóvenes para que fumen marihuana. ¿sabes que ésta puede desencadenar trastornos muy graves?
    ¿sabes que entre ellos están laesquizofrenia?
    ¿sabes que los drogadictos empiezan con la marihuana?
    ¿sabes que el cementerio está lleno de chicos y chicas a los que la droga les ha quitado la vida sin darse cuenta?
    ¿sabes las lágrimas que derraman los padres de un hijo que empezó a fumar
    marihuana?
    Y aún así creemos que fumar marihuana es algo normal que nos hace sentirnos mejor.

  13. buena tarde a todo/as, no os euivoquei amigos, la yarba no es tan mal como penais y no lleva a conumir otra droga…lo q te lleva a conumir otra droga pueden ser las malas influencias. No e malo conumir pero sin abusar i no porque en holanda se puede fumar yerba en espacio legalizados?? y la verdad es q acude mucha gente desde arquitectos y abogados asta hippies. Es esta puta sociedad de mierda es q tan inculta y tan despreciable la gente habla antes de informarse y habla de los demas sin saber o te descriminan si te fumas un cigarillo de yerba…bueno amigos no os dejeis llevar por nadie ser vosotros mismos y si fumais hacerlo en casa in q nadie sepa nada es una putada pero asin somos todos mas felices

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual!

Si quieres estar informado sobre las últimas noticias, recursos y artículos sobre educación social, apúntate aquí y recibirás mensualmente nuestra Newsletter.

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49fd8":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"9bd08":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"9bd08":{"val":"var(--tcb-color-1)","hsl":{"h":0,"s":0.8915,"l":0.01}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"9bd08":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Suscríbete!
__CONFIG_group_edit__{}__CONFIG_group_edit__
__CONFIG_local_colors__{"colors":{},"gradients":{}}__CONFIG_local_colors__