Autor Asier

November 19, 2007

Cambio dos de veinte por una de cuarenta¿Quién es mejor para desarrollar una tarea educativa de manera profesional: dos jóvenes recién diplomados/as de veinte años o un/a profesional de cuarenta que lleva años desarrollando dicha tarea pero no posee la titulación pertinente?

Le preguntaban siempre a un entrenador de fútbol metido a periodista deportivo, que desearía más: Si jugar bien y perder o jugar mal y ganar. El siempre respondía de la misma manera: ¿Por qué no jugar bien y ganar?

La capacitación profesional, la titulación requerida, la experiencia profesional, los colegios profesionales, el intrusismo… elementos convergentes en muchos casos y divergentes en otros, acerca de nuestro mundo: la Educación Social. Para que no se me tache de neutro, yo pongo mis cartas sobre la mesa: Distingo a los compañeros entre regulares, buenos y muy buenos educadores. Jamás miro el DNI. Por tanto, para desarrollar una tarea educativa deben siempre realizarla los mejores. Los/as jóvenes (uno mismo no hace mucho tiempo atrás) necesitamos la oportunidad de desarrollar nuestras capacidades para ser un buen educador en un futuro cercano. Los compañeros/as educadores que llevan años trabajando en este contexto, pero no poseían la titulación oficial (no existía la Educación Social o motivos varios como haberse formado en otras materias) son, igualmente buenos o mejores educadores.

Las asociaciones y las empresas (que a día de hoy, aún no se ha constatado que tengan cualidades humanas como la sensibilidad) están en otro escalón, quizás mirando a la profesión (y a los profesionales) desde diferentes perspectivas: Algunas integradoras, otras socializadoras, otras dinamizadoras, las más atrevidas transformadoras y, las menos, economicistas.

“Nadie es imprescindible“, me dice ayer mi coordinador. “Pero todos somos importantes“, comulgaba uno de los lemas de las asociaciones cristianas de ayuda social. Estamos al azar de la realidad (social, por supuesto, y económica también) Sin inadaptados no hay trabajo, sin personas con problemas de toxicomanías, no hay trabajo. Sin problemáticas sociales, no hay trabajo. Por otro lado, sin dinero: NO hay trabajo. Si la economía va mal: NO hay recursos para lo social y, por tanto, no hay trabajo. Incluso, habiendo recursos, si la asociación logra rentabilizar algo más el proyecto, no va a dudar en seguir una línea ganancial, a costa en ocasiones de olvidarse del capital humano (casi más importante que el económico, a nuestro entender)

Capital humano: Volvemos al origen del articulo. Dos de veinte, uno/a de cuarenta… Debemos cuidar mucho este aspecto, pues, al fin y al cabo, los protagonistas de esta historia son siempre los educandos (no nos quepa la menor duda) y quien más cerca está de ellos/as, somos nosotros.

Con cariño a mi compañera Carmen.

Sobre el autor

Asier

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Alguno diría que mejor dos chicas jóvenes , que una señora de 40!

    Bromas aparte yo considero que hay gente que con 20 apunta buenas maneras, pero necesita siempre la experiencia. Esa expriencia que le da el trabajo bien hecho, las ganas de mejorar y el afán de superación.

    Yo opino que dos de 30 mejor, más que nada porque ya van teniendo una buena experiencia…

    Con lo de la titulación, siempre he pensado que no es necesario al 100%. Yo conozco a un abogado que ha trabajado mucho tiempo como educador, y que lo hace mucho mejor que otros. Que lo vive más, y que hace mejor labor que incluso un educador de 40 años.

    Seamos serios……y digamos que lo importante es “querer hacerlo bien”. A partir de ahí e “educador” pone más ganas, intenta hacer mejor las cosas, va aprendiendo, se forma, copia de los educadores que conoce,… al final terminará siendo mejor educador de otros, aunque no sea educador por formación.

    Pero una reflexión, para que veia algo de la realidad: yo también conozco a un economista que trabaja de educador. pasa de todo, no se motiva de nada…bueno sí, del sueldo. No quiere hace nada por los chavales e intenta únicamente salvarse su culo. Pensais que esa persona va a hacer algo? que por haber hecho otra carrera debe estar ahí? Yo me acuerdo de mi gran amgo el abogado, y ese sí que se merece todos los elogios…

    Lo que decía: “es querer hacerlo bien”.

  2. Lo malo es que también estan los de 20 y sin formación yo creo que si en otras profesiones el tema de la formación ni se cuestiona en la nuestra tampoco se deberia

  3. No la estamos cuestionando, amigo Lui. Al contrario, lo que apostamos es por los profesionales de calidad..tanto de 20 años, como de 40 años, con mas titulacion o mas experiencia..No poner palos a las ruedas del carro o ilmitaciones al educador.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual!

Si quieres estar informado sobre las últimas noticias, recursos y artículos sobre educación social, apúntate aquí y recibirás mensualmente nuestra Newsletter.

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49fd8":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"9bd08":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"9bd08":{"val":"var(--tcb-color-1)","hsl":{"h":0,"s":0.8915,"l":0.01}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"9bd08":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Suscríbete!
__CONFIG_group_edit__{}__CONFIG_group_edit__
__CONFIG_local_colors__{"colors":{},"gradients":{}}__CONFIG_local_colors__