Autor Iñigo

diciembre 18, 2007

CómodoRaro es quien no se queja de cuestiones relativas a su trabajo: que si el horario es una…, que no tienes apoyos de ningún tipo, que tu coordinadora no te comprende, que no te valoran, que tienes cargas que no te corresponden, etc, etc.

Pero llega el día en el que te proponen un nuevo trabajo, un nuevo horizonte, un cambio importante que supone un reto y no puedes evitar que te tiemblen las piernas. Al fin y al cabo, tu trabajo, el que realizabas hasta ahora, “tu viejo amigo”, aunque quizá no te gustase y vieras más oscuros que claros, aunque expresases el deseo de cambiar…, llegado el momento, no lo ves nada claro, te pones nervios@ y ya no estás tan seguro de que quieras cambiar. “Tu viejo trabajo” ya no está tan mal, ya no le ves tantos problemas y, en cambio, al nuevo, no paras de sacarle más y más pegas.

Ya lo dice el refrán «más vale viejo conocido…», ¿o no?

¡En serio! Y hablando claro, lo que pasa es que tenemos miedo, miedo al cambio.
En cualquier caso y aunque no nos guste nuestro trabajo, estamos acomodados, lo dominamos, sabemos cómo y cuándo tenemos que actuar, lo conocemos y nos vemos dentro de ese puesto.
Cuando se nos pone en situación de cambiar, sentimos inseguridad, significa volver a empezar, otra vez. Pero aún así, sobre todo si nuestro trabajo no nos llena, ¿no merece la pena intentarlo?

Al final, todo el mundo va en busca de su lugar, de encajar en algún sitio. Normalmente hay más de una posibilidad… ¿cuál escogeremos?

Opción A: Apostar por el viejo trabajo y seguir quejándonos hasta el fin de nuestros días de asalariad@s.

Opción B: Apostar por el cambio y afrontar el reto.

¿Qué elegiríais vosotr@s?

Sobre el autor

Iñigo

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Opcion B, con la ilusion y las ganas con la que empezaste en A. Es posible ???

    PD: El problema es que con el tiempo, B se convierta en A, y halla que ir pensando en C..Lucce es una voz mas autorizada en esta materia.

    Buena entrada Tote, da continuidad a aquella sobre Fecha de Caducidad.

  2. Al leer este texto, me ha hecho acordarme de la situación en la que estaba yo en verano.
    Estaba en un trabajo en el que no estaba motivada, del q me quejaba a todas horas. En julio me ofrecieron otro puesto de trabajo y me costó tomar la decisión de irme; por el miedo de: lo hare bien?, q tal seran mis compañeros/as?, y si no encajo?, y si, y si…
    Pero la verdad es q a día de hoy no me arrepiento.

    Sobre el cambio del que hablais, a mi me gusta enfocarlo como un momento «crisis» y me gusta la lectura que se hace de ella en la cultura china. Ya que la palabra crisis está formada por dos ideogramas. Uno que es peligro y otro que es oportunidad.
    Por lo que CRISIS= PELIGRO+OPORTUNIDAD.

  3. Yo he tenido esa tesitura ya un par de veces, y siempre he elegido la B.

    Además he ido incluso en contra de lo que pensaban los de mi alrededor.

    Yo siempre he pensado que un trabajo tiee que llenarte mínimo un 90%, y sino, a buscar otro. Yo me he pesado tiempo buscando trabajo mientras tenía otro. Algunos compañeros me decían: pero para qué vas a las entrevistas? Yo lo que quiero es ver qué hay en el mercado, ver nuevas posibilidades,…

    El trabajo en el que estoy a día de hoy (uno de los dos, claro), lo cogí porque realmente me pareció interesante…y no he fallado! Cobro bastante menos de lo que cobraba antes, pero me importa menos, porque sé que voy a mi casa más relajado, tengo mejor horario y puedo disfrutr de cosas que antes era casi imposibles.

    POR UN TRABAJO DIGNO
    POR UN TRABAJO QUE NOS LLENE
    POR UN TRABAJO BIEN PAGADO
    POR UN TRABAJO EN EL QUE TE VALORAN
    POR UN TRABAJO EN EL QUE DISFRUTAS
    POR UN TRABAJO EN EL QUE TE SIENTES BIEN

    Alguien da más????
    jejejejejejejej

  4. Urko, me apunto a tu lista, añadiendo que estemos a gusto con los y las compañeras.
    Por otro lado, Sonia, me ha interesado sobre manera lo que señalas de los ideogramas chinos, ya que también refleja muy bien los sentimientos que tienes en este tipo de situaciones. Yo en mi ideograma incluiría Miedo+Ilusión.
    De todas formas, creo que si no das el paso, corres el riesgo de pasar la vida pensando en que hubiera pasado si hubieses afrontado el reto ¿no creéis?

  5. Hay que ser valientes en esta vida…..además en este campo hay 565464557 trabajos, que están esperando gente con ganas, con ambición,… porque lo de la experiecnia es importante pero eso se va teniendo y aprendiendo.

    Yo con estar a gusto, feliz y saber que estoy haciendo bien el trabajo, eso supone que te lo reconocen,….para qué quieres más.

    Yo os animo a que os arriesgueis, que vayais allá donde otros te digan que es duro, que no vale la pena pasar por eso,…. esos son los trabajos que valen la pena para aprender, y para saber luego qué quieres o qué no quieres….eso hay que saberlo también!

    Parezco un abuelo cebolleta dando la charla…..cuando querais os invito a ver las obras de mi barrio, que van muy bien, aunque hay unos tíos que son unos «aficionados» (cuanto daño hace a los abueletes, la imagen de vaya Semanita…jejejejej).

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe semanalmente información actualizada sobre el mundo de la educación social en forma de noticias, artículos, opinión… Únete a nuestra comunidad de educadores y educadoras sociales.