Autor Iñigo

enero 4, 2008

PuebloMe costó mucho dar el paso. Siempre me resultó un tanto duro el pensar en trabajar en mi pueblo. El porqué es muy claro. Yo imaginaba que una vez que llevase un tiempo trabajando me encontraría sin cesar con chavales conocidos y, siendo así, no podría desconectar. Incluso hasta ahora, que no he trabajado en el lugar donde vivo, me encuentro no pocas veces con jóvenes y aunque la mayoría de veces resulta agradable, uno no puede por menos que pensar como sería su vida si esto fuese algo más que habitual.

Viendo esto, no es raro que albergue este temor, digo yo.

De cara a decidirme, pensé en realizar una lista con los aspectos positivos y negativos con la ayuda de diferentes compañeros y compañeras y teniendo claro que el proyecto es de educación de calle.

Aspectos negativos:

    – Trabajas con usuarios con los que te puedes cruzar incluso cuando vas a por el pan.
    – Imposibilidad de desconectar.
    – Que averigüen dónde vives y puedan recurrir a ti aún cuando no estés trabajando.
    – Mayor presión por hacer las cosas bien ya que es donde vives.

Aspectos positivos:

    – Conocimiento del medio
    – Posibilidad de conocer tu pueblo más profundamente, sobre todo en lo relativo a la juventud.
    – Cercanía del puesto de trabajo sin necesidad de coger medios de transporte a diario.
    – Posibilidad de realización personal al poder realizar un trabajo que repercuta en tu pueblo.
    – Ser conocido en tu pueblo por la labor positiva que realizas.

Por ahora no se me ocurre nada más, pero me gustaría que añadieseis más puntos a las dos listas con lo que se os ocurra y que l@s que trabajéis en vuestro pueblo, compartáis con nosotr@s vuestras experiencias, ya que seguro que tenéis muchas anécdotas y experiencias que contar.

¿Cómo lo veis?

Sobre el autor

Iñigo

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Aspecto negativo:
    si trabajas aspectos del consumo de drogas, incluido alcohol), encontrartelos en tu tiempo libre, significa llevar lo que uno defiende en el trabajo, hasta el final de sus consecuencias……uffff que cansado es ser 100% consecuente!!!!

  2. Aspectos negativos:

    En situaciones de cierta urgencia por el servicio (hogares de acogida), tu cercania te supone una responsabilidad extra y una fuerza no descrita te atrae irremediablemente al trabajo si lo demandasen fuera de tu jornada.

    Aspectos positivos:

    Si el trabajo discurre satisfactoriamente, seran muchos los encuentros con nuestros educandos, que nos recordaran frecuentemente que les importamos y nos reconocen afectivamente, profesionalmente….

  3. Hola, muy buenas! buscando por la red, me he topado con tu blog y me gusta mucho como te expresas y las cosas que comentas como lo haces, con la humanidad, la seriedad y los valores necesarios que debe trasmitir todo educador. Yo actualmente curso 2º de Educación Social en la Universidad de Murcia, y la verdad que estoy alucinando con la carrera, es mucho mas de lo que yo esperaba y realmente veo mi futuro junto a esta gente que tanto nos necesita. Y nada solo que sepas que aquí tienes un amigo y compañero mas de fatigas. Me pasaré de vez en cuando para ver esto…

  4. +aspectos a valorar:
    Cuando empiezas un nuevo trabajo ,en un nuevo sitio siempre hay dudas, es lógico. Y más, cuando estás trabajando en tu propio pueblo o barrio.
    Personalmente añadiría algun aspecto.
    aspecto+
    Cerrar «negocios sociales» en los bares. La frase de » nos vemos en los bares » no es gratuita». Hay muchos de los debates de participación social en los quehaceres de un pueblo que se debaten en la ágora por antonomasia, el bar. Con esto, no quiero incentivar la borrachera entre los educadores/as pero es verdad que son muchas las generaciones que sueñan y organizan sus proyectos en el bar, y sobre todo en estas tardes de invierno. La gente que tiene como responsabilidad materializar todo esto tiene que estar al quite en la medida que pueda.
    aspecto-
    De las conversaciones y los ideales de toda una comunidad a veces surgen incluso plataformas políticosociales.
    Si trabajas en la misma administración de tu pueblo y también participas de estas plataformas, el juego de equilibrios es «demasié», pero esto ya es otra historia…

  5. Gracias por vuestra ayuda, la verdad es que ya he empezado a trabajar en mi pueblo, esa fue mi decisión y se me está haciendo un poco raro, pero soy positivo. Es como ver el lugar donde vives con unos nuevos anteojos. Curioso, interesante… Os seguiré contando

  6. A favor: no sólo el conocimiento del medio, sino un conocimiento muy grande de todos los recursos a tu alcance, asociaciones, gente conocida a quien derivar determinados casos, etc. Esto es uno de los aspectos que yo más he sufrido desde que dejé mi tierra, que cada vez que empiezo en un lugar nuevo me faltan recursos, aquel «yo conozco a alguien que podría darnos un taller de…». Supongo que me entiendes.

    También a favor: el sentido de comunidad, tan perdido en las ciudades, el sentimiento, por tanto, de pertenecer al mismo medio que los chicos y chicas.

    En contra: puedes terminar teniendo que trabajar con la cuadrilla (así dicen por ahí, ¿no?) de tu hermano/a pequeño/a 😉

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe semanalmente información actualizada sobre el mundo de la educación social en forma de noticias, artículos, opinión… Únete a nuestra comunidad de educadores y educadoras sociales.