Autor Asier

abril 11, 2008

MulticulturalidadAlgunas voces (amigas, compañeras y profesionales muchas de ellas) nos lanzan tímidamente una crítica bien solida y justificada a este nuestro ambigú de cada día, el Educablog: “Siempre habláis de menores”. Es cierto. Abusamos de ellos/as porque son nuestra materia prima; ¿o acaso no se lo habíamos dicho durante este año y medio de vida?

En ocasiones, a algunos de ustedes ya les he comentado ese afán aventurero y disoluto que me distingue desde mi más execrable juventud (en ocasiones tildada como tierna, pero es falso. Pregunten sino a nuestros padres y miremos sino a nuestros adolescentes). Afición, por otra parte, compartida por lo que veo, con el 99,9% de la Educablog people. Medellín, Lima, Bogotá, Caracas, etc, etc… son algunas de las realidades que he ido escudriñando para saciar mi ego revolucionario, en busca de la salvación del mundo.

“Ellos/as, los autóctonos te dan y enseñan mucho más de lo que tú les puedes ayudar o enseñar“ “Vuelves con otra concepción de la vida, del mundo, del microcosmos de tu entorno o país, de la sociedad consumista, occidental en la que vives y te has criado. Cuestionas todo lo que te rodea“. “Experiencia única e inolvidable“. “Prometo que he de volver. Aquí (Occidente) mi vida no tiene sentido. Me come la rutina, sin embargo allí (Países en vías de Desarrollo) me siento útil, me siento viva”.

Estas son algunas de las frases que habremos dicho y oído en infinidad de ocasiones, los que nos movemos en el mundo de la Educación Social, la Cooperación al Desarrollo y las ONGs. No descubro nada nuevo, ¿verdad?

Hoy no hablaré sobre esto. Cada uno siente y tiene su experiencia tan interiorizada, que si quiere la puede compartir con nosotros (que es lo que espero); y si no lo respetaremos igualmente.

Aquí, rompo una lanza a favor de la multiculturalidad. Como herramienta de desarrollo humano y social por encima de todo. Que gracia me hacía el señor Bambi, en sus discursos de final de campaña describiendo a la inmigración como la posibilitadora de pagar 1 millón de pensiones, gracias a sus cotizaciones a la Seguridad Social. Señor Zapatero: Primero las personas, y luego los trabajadores. Primero el capital humano, y luego el capital económico. ¿Y usted presume de políticas sociales? Riqueza humana y social, ¿lo habían oído alguna vez? Trabajar y favorecer los procesos de cooperación y mestizaje cultural y social. No sólo desde un prisma de la asimilación: eso sería un craso error. Cada uno/a posee unas creencias y una cultura partícular y autóctona, que basándose en el respeto al otro, no tienen porque ser dilapidadas ni tapiadas por una cultura mayoritaria.

No es cuestión de que se adapten a nuestras costumbres o cultura. En todo caso, deben adaptarse a nuestra sociedad, pero con su autenticidad e identidad cultural. Cualquier persona o ciudadano debe inmiscuirse y adaptarse a un marco de convivencia común, marcado por el respeto, la tolerancia, y la legislación existente, como parte referente de estado democrático. ¡¡Que maliciosa tendencia generalista la de comparar nuestra “ideal y equitativa” cultura occidental, con otras culturas como la islámica o la latina!!

El sentido común entre el bien y el mal, lo justo y lo inaceptable, ya lo marcaron hace años los representantes de las Naciones Unidas: Derechos Humanos. Sólo falta ponerlos en práctica y defenderlos a ultranza. Aprovecho la ocasión, para dejar esta pequeña fábula que, en ocasiones, nos sacude la conciencia en momentos acomodados:

“Cuando nací, yo era negra. Cuando crecí, yo era negra. Cuando estoy enferma, yo soy negra. Cuando tengo frío, yo soy negra. Cuando muera, seré negra. Pero usted…. Cuando nace es rosado. Cuando crece es blanco. Cuando está enfermo, es verde. Cuando sale el sol, se torna rojo. Cuando está con frio, es azul. Y cuando muere, se torna morado. ¿Y tiene el coraje de llamarme de “COLOR”?

PD: En uno de mis últimos viajes, choqué de frente con la realidad actual del mundo: “LA REVOLUCION HA MUERTO” No me quedó más remedio que retratarlo para la posteridad (El Ché Globalizado)

Sobre el autor

Asier

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Desde luego desde nuestra profesión debemos tratar de que se de la interculturalidad, donde cada uno de nosotros extraigaimos los mejores aspectos de las culturas de los «otros» centrarnos en los aspectos comunes, que son muchos, creo que es importante centrarse en lo común manteniendo la diferencia, pero no centrarse directamente en la diferencia ya que hace que las personas se sientan tan diferentes que surgen los miedos.

    A mi me hizo reflexionar mucho al respecto el libro de Amin Malouf «Identidades Asesinas»

    ¿Lo hás leído? lo regalé, pero me lo voy a volver a comprar, quiero volver a leerlo.

  2. Hola Asier,
    estoy de acuerdo contigo, como siempre, en un 60% jajaj. No, vale, de acuerdo en casi todo, pero siempre que se tenga en cuenta también todo lo contrario a lo que apuntas. Quiero decir que a mi me ayuda pensar en las personas como ciudadanos, con un nombre y apellido y una singularidad, porque a la que los inscribo en una cultura ya estoy generalizando. Mohamed es ante todo Mohamed y quiero que el se explique y me diga lo que siente y como quiere sentirse. Creo que también hay que ayudar a las personas a «desculturalizarse» cuando ellos quieran, porque también hay personas que no quieren cargar siempre con la identidad que les ponen otros. La presión cultural y la presión del grupo y la masa también puede ser axfisiantes, no lo olvidemos. Respecto a la comparación entre culturas yo creo que es muy sana, porque todas las culturas tienen cosas buenas y cosas abominables. Debemos criticar a nuestra cultura y a las demás ¿como no?, lo demás es relativismo cultural y abandonar a la gente a su suerte (cultural). En eso yo soy internacionalista y siempre he defendio la ingerencia cultural, cuando haga falta.
    No hace falta que nos vayamos tan lejos. Los nacionalismos y otros ismos pueden ser, cuando quieren, muy opresivos. Sin ir más lejos aquí, en Cataluña, donde se reparten carnets de buen o mal catalán según seas más o menos traidor a esa «identidad colectiva».

    Para mí, al menos, primero los ciudadanos.

  3. Saludos a todos/as,
    me ha hecho gracia la recomenación del libro de Amin Malouf! Ayer acabé el de «Escalas de levante » de este mismo autor. Un libro muy emotivo que relata en la praxis esta interculturalidad y el choque de civilizaciones …
    Asier, estoy totalmente deacuerdo en el tema de lo malicioso que puede ser generalizar con el concepto de la «ideal y equitativa» cultura occidental con otras. Pero no es preciso una flagelación contínua porque hay muchos rincones de nuestras ciudades y pueblos que creen en sus gentes, es decir los que viven y trabajan en ese territorio independentemente de donde sean. En este sentido, es importante transmitir el mensaje a la población que se queja tanto que la inmigración es un hecho estructural , una realidad con la que unos y otros tenemos que convivir y aprender.
    Evidentemente, y por suerte, propuestas tan inverosímiles como los carnets por puntos no tienen sitio en el territorio catalán. Esta misma idiotez, se ha modulado des del Partido Popular con la propuesta de los contratos con valor jurídico.
    Bueno, con eso quiero defender que no todos los «ismos «son tan maléficos. Conozco el tema de primera mano, y las propuestas de algunos «ismos» han ayudado a la cohesíón social de municipios y ciudades con indicadores concretos de evaluación. Poblaciones de Cataluña de Gerona como Salt o Bañolas ( el primero con un 25% de immigración) han sacado estrategias de cohesión de debajo de las piedras. Esperemos que la redacción y aprobación del Pacto Nacional de inmigración de Cataluña ponga objetivos y acciones comunes entre gobierno autonómico, gobierno estatal, agentes civiles y sociales.
    Como mínimo, y a pesar de la controversia, otros Pactos como el de la Educación han permitido trazar mínimas líneas estratégicas educativas comunes… Ya veremos.
    De momento, pivotando en la cancha!

  4. ¡¡¡ No me dais tregua ¡¡¡ Jajjajajaj. No pensaba que este articulo transitorio (el de la semana que viene va a ser la reostia, en mi humilde opinion) iba a dar tanto de si, pero como veo que tiene sustancia, vamos a aportar un poquito mas a lo expuesto por todos vosotros/as.

    Cuando esta misma mañana he leido la entrada de Aitziber, he dicho: » La ha clavado. Tiene razon, y no había caido. Centrarnos mas en los aspectos comunes , que en la diferencia..Si, señora «.

    Luego me he ido a la Fnac a comprar una entrada para el proximo concierto de Deluxe. Son un descubrimiento relativamente reciente en mi curriculum musical, pero tiene encanto el Xoel..me mola. De camino al coche, me he encontrado en pleno centro de Bilbao, unas Jornadas: «Bilbao: Ciudad Intercultural».

    – Que coño, voy a entrar a echar un vistazo, que hasta las 14:30 no he quedado para ir a comer.

    Entro, pasillos vacios en mi horizonte, cuando escuho aplausos desde una de las salas, al tiempo que una joven sale del recinto. Me adentro y magia…..

    Nuevas ideas, mas dudas, reflexiones, posicionamientos…1 hora y cuarto de debate, que me ilumina la cara y me anima a escribir una segunda parte de este articulo para semanas posteriores,y de paso responder a Aitzi.

    Si, lo sé. Es muy friky. Yo solo, caminando, haciendo tiempo para un almuerzo. Curioseo, entro y me siento en unas jornadas. Que para mas inri, versan sobre mi articulo semanal del Educablog.

    – Esta se va a enterar (jajjajaj. Es broma. No lo pense, pero lo introduzco ahora en tono jocoso).

    Cuando llego ya en la noche, me encuentro con que Sera y Montse, se suman y tiene contenido la cosa. Mucho y muy bueno, por otra parte.

  5. Pongo nombre ficticios, porque no se los reales, pero como bien aporta Sera, obvio culturas, nacionalidades o generalizaciones.

    Claude Fassanu: » Mientras organizamos, debatimos y planteamos programas de construccion de ciudadania, observatorios interculturales, etc, etc…nadie de nosotros hemos caido en realidades cotidianas y de suma importancia que nos preocupan y no logramos reconducir o mejorar, como es la Ley de Extranjeria y sus derivaciones».

    Armando Bronzetti: «El reto de la interculturalidad y la mediacion intercultural, tien o debe orientarse hacía una dimensión politica, no solo social. La sociedad de antes ya no va a volver. Esta es la nueva realidad, que configura una nueva España, con un 10% de poblacion inmigrante y necesitamos una nueva realidad por tanto. No como si no hubiese pasado o cambiado nada «.

    Alfredo Garcia: En la CCAA Madrid, se ha realizado una prueba piloto sobre trabajo comunitario e intercultural con representatividad global. Asociaciones de Gitanos, de Mujeres, de Jovenes..con afan de lograr una organizacion social con voz ciudadana de distinta indole, y procedencia. Ganó las votaciones a titulo individual un Bangladeshi, pero no como representante de un guetto, sino por su valia personal. El proyecto se quedo en eso..proyecto, porque a los consejeros de Esperanza Aguirre, no le gustaban los derroteros que eso podia tomar.

    Y para terminar, apareció de nuevo la sombra alargada de Aitzi. SUSTANTIVIDAD EN LO QUE NOS UNE: TODOS/AS SOMOS CIUDADANOS = LA CIUDADANIA .

    Buenas noches y saludos a todos/as.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe semanalmente información actualizada sobre el mundo de la educación social en forma de noticias, artículos, opinión… Únete a nuestra comunidad de educadores y educadoras sociales.