Autor Aitorziza

mayo 29, 2008

No Comment!!

Esta es una nueva historia de cómo las instituciones y/o las administraciones cuentan con “los profesionales” de la educación social.

Hace varias semanas un conocido mío (profesor de secundaria), hizo la típica visita a los juzgados de menores del municipio, en principio una salida como tantas otras que se hacen indistintamente por parte de los centros escolares. Al terminar la misma, les invitaron a los profes a asistir a una charla-conferencia, sobre centros-medidas-juicios… de menores.

En dicha conferencia un miembro del Gobierno Vasco, expuso (al parecer muy interesantemente) todo lo concerniente a dicho tema. Además todo iba acompañado y adornado de eso que gusta tanto y que queda tan bien de cara al público (estadísticas, gráficos, fotos de los bonitos centros del GV, de lo bien que trabaja en este sentido el GV, de todo los objetivos que realizan y que cumplen ¡claro el GV!,…)

No soy yo quien vaya a desmentir todo lo anterior, principalmente porque estoy seguro que los profesionales que allí trabajan, son eso profesionales, sin embargo sí me llama la atención un comentario de dicho personaje:

Se le pregunta por parte de un profe asistente (que tiene en su aula, a un menor de un hogar de acogida de la red de la Diputación), ¿qué sucede con…? Sin embargo, antes de acabar la frase, se le interrumpe para decirle que NOSOTROS SOLO hablamos de NUESTROS CENTROS, NO nos metemos ni hablamos de los centros de las DIPUTACIONES.

La respuesta puede parecer de lo más normal (un pacto de colegas entre instituciones “sólo hablamos de lo nuestro y punto”), pero, en mi modesta opinión, tiene también un trasfondo del que no se habla quizás por desconocimiento, dado que en los diferentes centros de las Diputaciones y los que dependen de estas, encontramos menores con temas judiciales, en ocasiones enviados allí por los mismos juzgados de menores, dependientes del GV.

¿Pero para qué los envían a estos centros de los que no pueden hablar? ¿Saben al menos si esos centros cumplen las condiciones necesarias?, ¿y los currelas? ¿Por qué los utilizan si ya tienen los suyos y funcionan tan bien?

Realmente me asaltan estas cuestiones y muchas más, pero lo que de verdad me cabrea, es el DESINTERÉS. Desinterés sobre todo, de hacernos participes de lo que seguramente tal y como me contaron fue una interesante conferencia. Pero ¡claro! a nosotros nadie nos invitó, NO somos del GV, NI trabajamos para ellos, NO somos profesores de secundaria… Sólo somos educadores sociales que trabajamos con menores y dependemos de la DIPU ¡uy perdón!

Señores del GV que he dicho DIPU, esa palabra de la que Uds. no pueden hablar o no tiene opinión. Igual si algún día se interesan de “esos otros profesionales de la educación social”, siguen mejorando en eso que hacen tan bien, HACER JUSTICIA.

Chiiiiiissssss, NO COMMENT!!

Sobre el autor

Aitorziza

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Ya veo que no sólo pasa donde vivo yo. Así van las cosas y la famosa «Red de recursos» cada vez tiene descosidos más graves.
    Hacen un buen seguimiento de los «suyos» y de los otros, sólo cuando pasa algo fuera de lo normal. En mi CCA obligan a tener educadores sociales titulados en los centros públicos y en los concertados hay de todo. Hasta licenciados en Historia.

    Saludos!

  2. Bendita ingenuidad la tuya,….porque lo primero que he pensado yo, y la experiencia me lo confirma, es más un pacto de no agresión entre diferentes administraciones que no un desconocimiento mutuo….Lo msimo sucede cuando solicitas una segunda opinión médica y te encuentras con un profesional corporativista.

  3. es lo que tiene lo politicamente correcto/burocracia/normas del protocolo/etc…, pero esto ya suena demasiado mal

    si envian a personas necesitadas a unos lugares de los que no pueden hablar ¿¿NO SERA PORQUE ESCONDEN ALGO QUE NO QUIEREN QUE SE SEPA??

    ¿¿QUE PASA EN ESOS LUGARES PARA QUE NO PUEDAN DECIR NADA DE ELLOS??

  4. Porque si me criticas, te criticaré tu trabajo….. ese es el lema de las administraciones.

  5. Hola, soy educadora social, y perdonar pero no estoy de acuerdo con vosotros. He trabajo en centros de justicia juvenil y de protección de menores, si voy a una conferència sobre justícia deduzco que el ponente no tiene por qué dar información de otro recurso que puede desconocer , y menos de un caso concreto en un espacio público con más personas. Sea el centro en cuestión de la Administración o gestionado por una entidad. Así que me parece correcto la respuesta , ahora bien, si detrás de todo esto hay revindicaciones de educadores, u otras cosas, ese sería otro tema. Pero por favor, seamos profesionales ,un ponente sea un trabajador de la Administración o no , si realmente está ubicado como un profesional hablará de lo que le corresponda como tal, no de otro tipo de centros con diferentes objetivos de trabajo ( Justicia y Protección), características de los menores, etc. Ocupemonos de nuestro trabajo que es el educativo allà donde corresponde, y preocupemonos de reivindicar derechos laborales, legítimos y que no cuestiono,( al contrario), por la vía adequada. Considero más adecuado hacer críticas constructivas de una conferéncia , que responder o no a una cuestión personal concreta. Dar por sentado que no conozco ni al ponente, ni al profesor , ni los centros de dicha comunidad…, trabajo en otra más lejos. Como educadora social , me gusta más la construcción positiva y de mejora de la educación social y sus recursos sociales , más que la destrucción de los mismos. Gràcies y felicidades por interés que mostráis con el blog

  6. Ya veo que hay opiniones de todo tipo y aunque parezca mentira, estoy de acuerdo con todas, sobre todo con la Maria.
    Me encanta eso de la construcción positiva, que por otra parte no creo que se contradiga con que alguien nos explique lo que no entendemos.
    Me explico, a mi no me vale que se hable muy bien de como se trabaja en determinados centros, cuando luego se echa mano de otros centros que están para dar «otro» servicio.
    Si hay menores con medidas judiciales, tienes la obligación de SABER como están los centros tanto propios como ajenos, porque si los mandas allí debes conocer al menos el servicio que DA.
    Pero repito, es mejor no hablar de lo que no conoces, aunque en mi opinión deberías.

  7. Tiene razón Maria. No sé debe de hablar de casos concretos (porque a veces los mismos profesionales hacen preguntas muy inoportunas y en sitios inadecuados). Tampoco es obligación de nadie dar cuentas de un recurso cuya responsabilidad recaiga en otra administración.

  8. Mi querido compañero Aitorziza, esta diciendo que si no quieres (por conveniencia, prudencia o desconocimiento) hablar de unos recursos socio-educativos que conviven con los que uno gestiona; mucho menos podrás encima utilizarlos (que es el caso concreto que expone..aunque no lo cite textualmente).

    «Yo no hablo de estos recursos (NO COMMENT) porque no me compete ni los gestiono, pero cuando me conviene los utilizo y derivo allí casos de menores con problemas judiciales, etc, etc, etc…

    Maria, me ha gustado mucho tu posicionamiento.

  9. El verdadero trasfondo de esta historia es al que se refiere Asier, y es que en ciertos casos y circunstancias los del GV y otros también utilizan otros recursos que no son los suyos cuando les conviene, no siendo estos los adecuados para el menor implicado, ni para los menores con los que vaya a estar y aqui no pasa nada.
    Si tienen centros específicos para casos de determinadas características (como los de menores con medidas judiciales), que tengan a estos casos donde les corresponde y no donde les venga en gana o donde caigan, ya que pueden perjudicar a ese propio menor, y para mí lo que es peor, se puede pejudicar a otros menores que no están en esta situación al «mezclarles» con éstos.
    Yo soy partidario de la apertura de centros específicos para cada problemática, hay muy pocos y si encima no se les saca rendimiento o se les da mal uso…

  10. exacto Josu!!, de eso se trata, de AYUDAR A QUIEN LO NECESITA y NO PERJUDICAR A NADIE, pero para poder hacer esto DE VERDAD, HABRIA QUE SALTARSE MUCHAS COSAS DE LO «POLITICAMENTE CORRECTO» Y DE LAS «NORMAS DEL PROTOCOLO»

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual!

Si quieres estar informado sobre las últimas noticias, recursos y artículos sobre educación social, apúntate aquí y recibirás mensualmente nuestra Newsletter.

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49fd8":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"9bd08":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"9bd08":{"val":"var(--tcb-color-1)","hsl":{"h":0,"s":0.8915,"l":0.01}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"9bd08":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Suscríbete!
__CONFIG_group_edit__{}__CONFIG_group_edit__
__CONFIG_local_colors__{"colors":{},"gradients":{}}__CONFIG_local_colors__