Autor lucce

julio 24, 2008

Una Imagen vale más que mil palabras

La foto que acompaña esta entrada es atroz. Plasma los cadáveres de dos niñas gitanas en una playa napolitana tapadas con una toalla y un pareo. Una escena en la que cerca se observan a varios bañistas tomando el sol, manteniendo una actitud de cierta indiferencia ante lo acaecido.

En Enfoca – Enfocate, magnífico blog, por cierto, de crítica social, se transcribe lo que en El Periódico de Cataluña se describió acerca del desgraciado hecho:

Los gritos llamaron la atención de un socorrista, que se lanzó al agua. También acudió una lancha de los bomberos, que no pudo hacer nada por las olas. El socorrista sacó a dos chicas, pero cuando volvió, Viola y Cristina habían desaparecido. Las corrientes las devolvieron al cabo de un rato.

Alguien cubrió los cadáveres con una toalla azul y un pareo verde. Allí permanecieron durante hora y media, en la que los bañistas siguieron tomando el sol, comiendo su pasta traída de casa y contemplando con embarazo la excepcional compañía playera. «Hemos recuperado los cuerpos entre la indiferencia general», puntualizó el chófer de la ambulancia. «Indigna que la recuperación se haya producido ante la indiferencia general», dijo Laura Boldrini, portavoz de la agencia de ONU para los refugiados, preguntándose si «la conducta habría sido la misma de haber sido italianas».

No sé si se debe buscar en esta tragedia una relación con las políticas emprendidas por el gobierno de Silvio Berlusconi contra la población gitana como consecuencia a la reacción de los italianos e italianas que estaban en la playa y que no acudieron en socorro de las dos niñas o que, es más, permanecieron impasibles junto a los cadáveres. No sé si mantener esta teoría es demagógico o no.

Sea como fuere, una imagen vale más que mil palabras y ésta, en toda su crudeza, ejemplifica las injusticias que cotidianamente nos rodean y contra las que, como colectivo profesional que somos (está en nuestra visión), tenemos que seguir luchando.

Vía: Enfoca – Enfocate
Más Info: El Mundo

Sobre el autor

lucce

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Hola Lucce. Has tocado un tema que es muy interesante. Hace años apareció una foto de Javier Bauluz, prácticamente idéntica, que se tituló «La indiferencia de Occidente» y creo que le dieron el Pulitzer. Posteriores imágenes de vecinos atendiendo a las personas que venian en las pateras, pusieron en entredicho ese pie de foto.
    Yo creo (en contra del dicho) que una imagen nunca vale más que mil palabras, porque una imagen a veces puede ser engañosa e injusta y las palabras siempre tendrán mucho más poder explicativo. Primero el enfoque: ¿están cerca, están lejos? ¿cuanta gente hay alrededor? , pero, lo más importante; ¿alguien se acercó a preguntar a la pareja de la foto porqué permanecían allí? ¿Y si estaban consternados? ¿y si se quedaron allí sentados, mudos, ante lo que acababan de vivir? ¿cómo se sabe que les había dejado indiferentes? ¿hubiera sido más respetuoso para las víctimas huir sin ni siquiera mirarlas?
    En fin, la política de Berlusconi es vergonzosa y racista, y él es un tirano de la peor calaña, por eso la tentación periodística de hacer metáforas explicativas con las fotos es muy grande. De ahí a decir que esta pareja de italianos son unos racistas, animales sin ningún tipo de sentimiento hay un paso muy peligroso. Yo les daría el beneficio de la duda, por lo menos.
    En casos parecidos, accidentes, etc. cuando ves que las víctimas ya están atendidas por profesionales, yo me he quedado muchas veces mudo, paralizado. A veces sin saber si seguir mirando o irme para casa.
    Es decir, una foto así, me produce dudas. Me faltan las mil palabras.

  2. Hola Quique!!

    El título de este post es, si se me permite, una licencia literaria, una forma de hablar, por decirlo de alguna manera.

    La descripción de los hechos viene relatada por los periodistas de diversos medios (El Mundo, El País, 20 Minutos, El Periódico…) en cuyos textos se hace más hincapié en la indiferencia que rodeó a la gente que estaba en la playa que a la propia tragedia en sí.

    Creo que, de hecho, el arzobispo, cardemal o algún cargo elesiástico de Nápoles ha puesto el grito en el cielo (y nunca mejor dicho) por el detalle de la gente comiendo su pasta ante tal desgracia.

    Osea, que no es sólo la foto que, como muy bien dices, no es más que una imagen a la que se pueden sacar mil interpretaciones, si no lo que los periodistas y diferentes figuras italianas han dicho al respecto.

    En todo caso, también debemos mirar de forma crítica estas informaciones y pensar bien en que realmente esa gente se ha quedado consternada y casi paralizada por lo visto. Y por si acaso apunto a que esto último no lo he dicho con ironía.

    Como de costumbre, Quique, un placer leerte por aquí y por Alaska.

  3. Hola me parece horrible,que esten ahi muy campante comiendo frente a los cuerpos,la verdad no de nada de Brelusconi,escribo de México.Esto afirma que tenemos todos una obligación para seguir construyendo una sociedad más justa y SOLIDARIA.No hay que decaer

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe semanalmente información actualizada sobre el mundo de la educación social en forma de noticias, artículos, opinión… Únete a nuestra comunidad de educadores y educadoras sociales.