Autor Asier

agosto 4, 2008

Dulce Cara de ReclusoSeguramente hayáis oído, en ciertas ocasiones, con motivo de una reunión multidisciplinar, la frase de rigor: “Este caso es imposible. No hay nada que hacer. Menganita y Fulanito son carne de cañón. Un delincuente en potencia”. Alzas la vista del papel y no sales de tu asombro, al comprobar que Menganita acaba de cumplir 14 años y Fulanito 11.

Si nos dieran pluses o incentivos por productividad, deberían ir sumando un activo por mentalistas y adivinos. Va con la deformación profesional de cada uno, pero atisbar y hacer cábalas con el futuro devenir de algunos de nuestros piezas, es deporte nacional del reino.

El Jonhy es un niño de 11 años que quiere aparentar 20. Su papá fue carne de cañón en su día, y la sigue siendo. Ha vivido su infancia, rebotando de pueblo en pueblo de España con su mamá y sus yayas, hasta llegar al Norte. Más allá quedan los franchutes, y esos son muy raros y no se les entiende nada.

Estos días estoy probando con él un role playing famoso: le he convencido para que haga de hermano mayor protector con el baby de la casa, a ver si, de paso, se infantiliza un poco y recobra su niñez robada. En el parque de turno, toma las riendas de las conversaciones y el transcurrir de los juegos. Balancea al niño, le cuida, le guía, le aconseja en los columpios a elegir, etc, etc…

Una madre de parque (me he dado cuenta, con el tiempo, que existen diferentes tipos de madre, según el contexto donde actúen: madres de compras, madres de cafetería, madres de casa, madres en el trabajo…) inició junto a él una conversación amena, sobre las motos y la conveniencia del uso del casco. Entre tanto, Jonhy se apoderó de la responsabilidad de la madre, y se atrevió a balancear por igual a la hija de está. Una imagen idílica y soñada de un niño de 11 años, balanceando en los columpios a dos niños/as de biberón.

Nada de prejuicios. Nada de objeciones ni desconfianzas. ¿Quién podría engañar ahora a la buena mujer, de que el Jonhy ha sido expulsado de tres colegios en un año, tiene consumos esporádicos de hachís, y tres horas antes de este cuadro, estaba llorando de rabia e insultando atrozmente a su madre por teléfono, como un energúmeno desaforado?

Esa mañana soleada de parque, dejaba ver un dulce rostro azabache en la que, de no ser por nuestras películas de Educadores, nadie vislumbraría en ella un recluso en potencia. Un delincuente del mañana, listo para envolver en papel de regalo.

El Jonhy me va gustando cada día más. Le veo un margen de mejora y un campo lleno de posibilidades, al que le falta arar más a menudo. Ha estado mucho tiempo en barbecho y así no hay materia prima que valga. Creo que hay mata y, por tanto, confió en ver con el tiempo el famoso tubérculo. Luego el tiempo me dará o quitará razones. A la madre del parque, no le harán falta: vio lo que fue.

Sobre el autor

Asier

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Pues, adelante entonces, que creo que vas por buen camino.
    Ese momento del parque, es uno a los que yo aludo cuando digo que hacemos»magia».
    Espero que nos sigas contando más pasajes mágicos de Jonhy…

  2. Felicidades Asier!

    ¡¡¡Qué bien poder hacer educación en un parque!!!

    El relato ha sido corto, pero me ha emocionado un montón, jeje

  3. eso de que le dejes solo con un crio y empiece a jugar con el, aconsejarle en coger un columpio u otro, le guie, etc… y encima, por inercia, coja a otro niño del parque y haga lo mismo que con el primero, me hace pensar de que en el fondo es buena persona, y lo que le sale de dentro es ser bueno

    por lo tanto, me da la sensacion de que su mal comportamiento no sale de el, sino que sale de lo que le han hecho o le han inculcado otras personas

    muy bien hecho, Asier, sigue asi

    yo trataria de alejarle de todas esas personas que le han hecho mal (mucho o poco) lo mas posible, aun siendo de su familia, y tambien de las zonas en las que ha vivido y le han hecho mal
    que cambie de horarios, costumbres, habitos, gustos (esto ultimo sobre todo), etc,

  4. Att. Don Alberto:

    Viniendo de usted (aunque luego perdiesemos las formas y el respeto que nos tenemos, solo con mirarnos a la jeta de comicos que tenemos ambos) es un halago. Su cubierto en el proximo envite Educablog, esta ya reservado, como no.

    Porque, como decía aquel sabio: » ¡¡¡ Arnedo, es otra movida ¡¡¡».

  5. Hola Asier!

    Yo también soy educadora (bueno, estoy terminando mis estudios, pero creo que siempre lo he sido!), y pienso que está muy bien la forma en que intervienes con Johny…Desarrollar roles de responsabilidad sobre otros niños/as, puede hacerle sentir importante, de forma que aumente su autoestima; a la vez, la acción se desarrolla en el parque, un ambiente al aire libre, de distensión, y que ayuda a recuperar la infancia perdida (o nunca vivida) del chavalin…

    Es una verdadera pena que algunos profesionales de la educación, especialmente aquellos que trabajan en centros cerrados de menores, tiren la toalla tan fácilmente, o den por cerrado un caso sin haber intentado nada con esa personita…

    Desde aquí, yo también te animo a seguir así!!!

    «Y aquí seguimos con las mismas ganas de soñar, plantando flores sobre hierba artificial…»

    Una educadora soñadora.

  6. Pues muy bien, Noeee. Bienvenida a esta casa, y adelante con tus sueños.

    En ocasiones, dan fuerza y valentia, para afrontar las dificultades que tambien entraña este trabajo.

    Esperamos verte mas por aqui.

  7. ME HA ENCANTADO TU INTERVENCIÓN! CREO QUE HAS HECHO MUY FELIZ A UN NIÑO EN ESE MOMENTO, Y SON INSTANTES QUE NUNCA SE OLVIDAN…ERES UN GRAN PROFESIONAL,YO TAMBIÉN ME DEDICO A LA EDUCACIÓN Y CREO QUE LO QUE NOS HACE ÚNICOS ES EL SER ALTERNATIVOS…Y CREER SIEMPRE EN EL CAMBIO, SEA EL QUE SEA.

  8. Gracias Leyre:

    No es por modestia, pero realmente no intervine (el rol playing es solo eso: Un juego). El prota desde el inicio hasta el fin es Jonhy. Yo solo me ocupo de leer entre lineas, y acompañarlo en el proceso.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe semanalmente información actualizada sobre el mundo de la educación social en forma de noticias, artículos, opinión… Únete a nuestra comunidad de educadores y educadoras sociales.