Autor Asier

agosto 11, 2008

Valores RelativosDías soleados en el Norte. Las lluvias de escasa potencia (sirimiri, por estos lares) han dejado paso a un sol de injusticia (viene mucho y dura poco). Momentos de reflexión para el equipo, y espacio para la conversación amena con educadoras recién llegadas, que comparten nuestro trabajo en época estival. Me lanzo a la primera que tengo, para rebatir desde la distancia (ella desde fuera) nuestra labor educativa (yo desde dentro):

– ¿Qué te parece el trabajo, Mónica? ¿Te lo esperabas así? ¿Compartes la manera en cómo lo hacemos e intervenimos? ¿Cómo lo veis desde fuera?
– Me encanta. Os veo a todos/as súper bien, muy diferentes entre sí, pero complementarios. El equipo se ve fuerte y con criterios unificados.
– ¿Qué es lo que más te gusta del equipo y lo que menos?
– Lo que menos, no le veo ningún desajuste o fallo. Acabo de llegar a esta profesión y todavía no controlo los proyectos desde dentro. Pero si me tengo que quedar con algo, sería con el cinismo, entendido desde el lado positivo. O sea, como intervenís haciendo parecer que no intervenís. En ocasiones con juegos de palabras, o humor lleváis a cabo toma de decisiones educativas.

Al principio, reconozco que no la entendí muy bien. Me quedé con la palabreja de marras (cinismo) y le doté, a mi entender, de una connotación ya de por sí peyorativa. Luego, al cabo de un rato y con las matizaciones, la logré pillar. Entiendo que el humor, la paráfrasis, a veces la hipérbole, incluso la metáfora son, además de recursos literarios, situaciones de contexto cotidiano. La utilización de los mismos con niños/as, en determinados momentos, puede ser muy interesante: primero si te entienden y luego para desdramatizar situaciones violentas o tensas que se dan con la convivencia y las obligaciones.

Frases o muletillas con los chavales del tipo de: “Me encanta este trabajo”, “yes, very well fandango”, “Tengo un cuerpo que no me lo merezco”, “Llamadme Dios, a secas” o gesticular e imitar la carcajada desencajada de Jim Carrey en La Máscara, no son más que recursos para hoy, hambre para mañana.

Lo que realmente me llamó de la conversación con Mónica, fue la asunción por su parte de un valor como el humor o la ironía como recurso de acción, estimándolo yo como relativo y poco relevante para la profesión. Y es que, desde luego, valores absolutos hay pocos en la vida (muchos menos en la Educación Social), y si los hay, nadie se atreve a enumerarlos.

Comprobé que, hablando de una misma cosa, se le pueden otorgar unos u otros valores, dependiendo de donde se mire. Espero que el día de mañana, si nos toca trabajar juntos por una larga temporada, nos pongamos de acuerdo en priorizar y marcar objetivos/acciones/valores. Más que nada, por no volver locos a los menores.

Sobre el autor

Asier

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. acaba de empezar… no se ven las cosas igual o no te acuerdas de cuando empezaste tú? 😛 Me encantaría ver como trabajais, solo leyendo da gusto.
    saludos estivales para todos 🙂
    y gracias por tu correo, me ha ayudado muchisimo

  2. No soy educador social, soy profesora a secas y buscando en internet he llegado hasta esta web en la que veo que compartís inquietudes. Se agradece aunque no sea de la rama.
    Siempre estoy abierto a nuevas posibilidades (actualmente me estoy preparando en Entrenamiento de la Comprensión lectora con El Espíritu Eterno, lo conseguí en http://www.elespiritueterno.es por si os interesa). La cuestión es que leyendo sobre el humor como muleta educativa he de decir que siempre me ha funcionado, eso sí, no ha sido un recurso monoplaza, en mi coche siempre ha viajado una multitud (por si algo falla echar mano de un sustituto, aunque pueda parecer un sucedáneo). No es hambre para mañana, solo que no puedes abusar de él; creo que el humor es imprescindible no solo en el aula o en el trabajo de educador, sino en la vida misma.

  3. los compañeros nuevos sobre todo si son más jóvenes y descaraos te suelen hacer replantear muchas cosas… a veces nos reafirman, otras nos descolocan del todo y en muchas ocasiones esa ilusión y entusiasmo que desprenden ante la novedad del reto educativo nos contagia y nos hace revivir, y estar orgullosos de la profesión que hemos escogido.

  4. Gracias Esther y Santosantorum.

    Si, la verdad es que sacas mucho jugo y replanteamientos a lo que haces a diario, que si no fuera por agentes externos, dariamos por validos y ley universal. Siempre aprendiendo es el lema.

    En cuanto a lo del humor como hambre para mañana. Tienes toda la razon del mundo, Santo. Solo utilice la muletiila como metafora del pan para hoy…..

    Y lo del humor en la visa misma, debería ser obligatorio y sacarse el carnet donde hiciese falta. En ocasiones, muchos de nosotros, deberiamos quitarnos muchos puntos por no hacer el debido uso ( y en excesivo, para mas señas) de tal magica virtud.

  5. Hola! la peli esta se llama valores relativos? es que estoy inentando bajarmela pero no la encuentro, me podríais recomendar alguna peli mas, me parece muy interesante para nuestro trabajo, al igual que la música, que yo la he utilizado en mi trabajo, y también, para quien le guste cuentos de jorge bucay, como el de la ranitas en la nata…etc. gracias, creo que si no nos echamos una mano nosotros no la podemos echar a los demás, seria contradictorio…nos vemos!

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe semanalmente información actualizada sobre el mundo de la educación social en forma de noticias, artículos, opinión… Únete a nuestra comunidad de educadores y educadoras sociales.