Autor Asier

octubre 14, 2008

Sera Vs Lucce“Lo bueno que tiene el Teatro frente al Periodismo (ambas en mayúscula) es que en él, se hace una mentira anunciada: Esto que van a ver aquí hoy es una mentira y como es mentira y lo anuncio, ya les estoy diciendo una verdad. En cambio el Periodismo, anuncia y perjura que lo que publica es verdad… aunque sea mentira“. Esta reflexión la hacía en una de sus representaciones o monólogos, el multifacético Pedro Ruiz. Interesante para algunos, pedante para la mayoría.

A diario suceden cosas y actos de los que se nutren ambas artes: el Teatro mama de la realidad, la reproduce y en ocasiones la parodia. El Periodismo, en su ardua tarea de defender la libertad de expresión, cuenta todo con pelos y a veces sin señales, de lo que acontece.

Esta semana ha venido a nuestro trabajo una madre herida e indignada porque le han “llevado” a sus dos hijos/as. Ella dice conocer como funcionan los centros y hogares de acogida, porque en su día fue uno de los nuestros. En ocasiones, los ciclos, para bien o para mal, se repiten. Recordemos que el ser humano es el único animal capaz de tropezar dos veces en la misma piedra, aunque esta sea de granito o desesperanza.

Las primeras reuniones o entrevistas suelen ser amables, constructivas, positivas incluso. Escuchan atentamente, intervienen cordialmente y colaboran correctamente en el proceso. El beneficio de los niños/as debe estar por encima del bien y del mal, y no nos engañemos: si llegan a este recurso, es porque han lindado en más ocasiones con el caos y el desorden, que con la confortabilidad o el bienestar.

La madre viene llorosa y triste, no puede ser de otra manera. Pero pronto manifiesta algunas de las posibles soluciones a sus dificultades: “Voy a ir a la prensa. La señora X se va a llevar varias denuncias. Ya se que vosotros/as no tenéis la culpa, pero me vais a perdonar que saque esto a la luz. Tienen que enterarse. No daré nombres, ni direcciones… pero me van a oír”.

No es la primera vez que se ve en una de estas, y parece ser que de esta manera encuentra una vía de escape para reivindicarse en la sociedad. Los tratamientos psiquiátricos que ha llevado desde hace tiempo, no le han ayudado todo lo deseable. Su personalidad deja vislumbrar también un problema de psicosis, que no la permite llevar la vida normal que se presupone a todo el mundo y debiera ofrecer a sus hijos/as.

No se lo he dicho aún, pero creo que su camino no es el correcto. El periódico del Norte, ya la sacó en primera plana en su día por un suceso en cuestión (¿sería Sera o sería Lucce? ¿Realidad o Ficción? Me da igual, a decir verdad); y lo que se vislumbró claramente de aquello con el tiempo, fue que la utilizaron para exprimirla y sacarle una historia; sin las pertinentes prudencias de la constatación y veracidad, y que de ella, como persona, no se interesaron para nada. La moraleja final quedó contada como una historia o suceso, y a un lado, olvidados, los personajes y la realidad personal de cada uno.

Sobre el autor

Asier

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Pues no sé si fui yo o no asier, pero está claro que uno de los problemas del periodismo es el llamado «nuevo periodismo» que mezcla realidad y ficción y le da la misma validez a una que otra.
    La gente de la calle ya habla como muchos periódicos y televisiones contando «su verdad». Yo en este punto siempre me remito a F. Savater cuando dice que quizás pueda haber más de una verdad, pero está claro que hay verdades más verdades que otras. Puede haber muchas versiones de un hecho, pero el hecho en sí, o sea, Fulanito le corto el cuello a Menganito, no deja de ser el mismo.
    Uno de los problemas del periodismo actual es la inmediatez. Otro es que se ha vuelto muy perezoso. No veo problemas en poner el micrófono a una madre despechada, si después el periodista es capaz de confrontarlo con los hechos, confrontar versiones, investiga, busca otras fuentes, etc.
    Mucho del «periodismo» malo que corre por internet es esta clase de periodismo del rumor, que no sólo pone el micrófono al despechado, aprovechándose incluso de su vulnerabilidad, sino que toma partido por él sin ni siquiera molestarse en confrontar la noticia. Pues eso, pereza.

    Un abrazo.

  2. Por alusiones… A ver, entonces… ¿Sera es el Teatro y yo el Periodismo o cómo va, Asier? jejejeje

    Teniendo en cuenta esto, decir que comparto prácticamente en su totalidad el comentario realizado por Sera. Hace poco tuve la ocasión de departir con un profesor que tuve en la universidad (en periodismo), de estos de la vieja guardia, de los que se creen la profesión, la viven y, tal yo como están las cosas en la actualidad, se lleva las manos a la cabeza teniendo en cuenta cómo se ejerce esta profesión.

    También él coincidía en la perspectiva apuntada por Sera, si bien, al respecto de lo de la inmediatez, él señalaba que dicho aspecto, bien gestionado, podría ser muy enriquecedor. Es decir, ahora, con la irrupción de las nuevas formas de comunicación surgidas a partir de internet, se puede comunicar antes, a veces incluso a tiempo real, de forma escrita. El problema es que la gente no se pare a valorar lo que se escribe para este medio, no sé si me explico.

    Perdón por la txapa, en todo caso, y por convertir estos comentarios en un debate sobre periodismo que no tienen que ver excesivamente con la Educación Social (si bien, personalmente pienso, que ambas profesiones están o deberían estar más relacionadas)

    Por cierto Sera, el señor Savater, en los últimos años, ha transmitido muchas veces SU verdad, aunque ésta haya sido, en demasiadas ocasiones, menos verdad que otras verdades.

    Saludos!!

  3. Bien hallados a los dos:

    Lucce: Has entendido el mensaje. Personificar los mundos del Periodismo y el teatro en ti y en Sera, era simplemente ponerles nombres a dos realidades con las que poder jugar en el articulo y su fondo: LA VERDAD, y gestión de como querer comunicarla.

    No me mezcles al Savater político, con el Savater filósofo o pensador. Como bien dice Sera, igual tambien existen muchas verdades (o Savateres).

    Sera: Inmediatez, falta de rigor y contraste, rumorologia, acusación o prejuicio antes de verificarlo …. Enteramente de acuerdo en lo que apuntas. Este caso real que cuento en el articulo, jamás llego a ningun tribunal ni a juicio, porque fue eso: un calentón muy subjetivo y partidista, capaz de matar moscas a cañonazos.

    Mi más sincero pesáme a los profesionales y al profesor de Lucce.

    Recibid un cordial saludo

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe semanalmente información actualizada sobre el mundo de la educación social en forma de noticias, artículos, opinión… Únete a nuestra comunidad de educadores y educadoras sociales.