Autor Asier

octubre 27, 2008

¿Quién le pone el Cascabel al Gato?Aurora es la directora del colegio de Jonhy. Ya lo hemos comentado en alguna que otra ocasión en este nuestro espacio educativo. Aún no he coincidido con ella personalmente, pero la conozco (o eso creo). Debe rondar los 45-50 años. Lleva en esto de la educación unos 20, y se ha sabido buscar amistades y recursos educativos hasta de debajo de las piedras. Muy buen trabajo. Bravo por su afán. ¿Será para ella desquitarse de obligaciones profesionales? Como decía aquel político de la transición: “En muchas ocasiones, lo que parece, es“.

No la culpo de todos los males educativos de este mundo, ni de tirarse a la bartola en su despacho de caoba enmohecido, mientras los muchachos salen del colegio tirándose por los pasillos y haciendo piruetas en los patios. Dejó constancia nuestra amiga Montse, en este blog, de las problemáticas, hastío, burn out y congestión de alumnado en las aulas; como dificultades diarias del profesorado y apelmazamiento del sistema escolar en general.

Todos los días nos llama a los educadores del Hogar, y no para contar buenas nuevas. Treinta minutos de interminables y agónicas frases, que van cayendo en nuestros oídos, como quien no tiene otra cosa que hacer el resto del día. Eso no es una coordinación. Es un llanto al cielo, un grito de impotencia al resto del mundo, porque no pueden/saben enfrentarse a la demanda educativa de Jonhy. La mano esta tendida y, siempre que esté en nuestra mano ayudarles o asesorarles en este tipo de dificultades, lo haremos.

Si lo que quiere, es desembarazarse de Jonhy, darle la boleta, empaquetárselo a otro centro educativo, enviarlo a un internado, devolverlo a las instituciones que le obligaron a matricularlo o cosas de esa índole, que espere sentada. No nos va a encontrar.

El otro día, en uno de mis ataques de enervamiento, le solté que en el Hogar convive el resto del día que no está en el colegio (o sea 18 horas, más o menos). Cada vez que hay una dificultad, disputa, límite o enfrentamiento, no vamos llamando al resto de la humanidad socioeducativa de Jonhy para no alarmar, ni trasladar problemáticas de uno a otro lado. Lo del piso, queda en el piso. Lo que tengamos que solucionar, lo haremos nosotros mismos: ni la portera, ni el vecino del 5º serán copartícipes de todo lo que acontezca.

La conversación ha acabado mal, porque estamos en polos opuestos. Jamás aceptaré, a menos que logre demostrar educa-científicamente que la siguiente aseveración no tiene razón de ser: “En la actualidad Jonhy tiene varios recursos trabajando parabién de su personalidad y educación: Colegio, Hogar de Acogida, Psicóloga…… Somos todos/as desde nuestra responsabilidad, los referentes y facilitadores de ese proceso “.

Aurora dice que no y cita a las instituciones superiores del Reino. Aurora desde la tranquilidad y el reposo de la reflexión, te diría que a Jonhy lo educamos todos/as: policías, psicólogos, familiares, educadores, profesores, directoras, etc, etc, etc.., pero unos/as más que otros/as, no lo olvidemos.

Sobre el autor

Asier

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. A nosotros nos pasó con un chaval. Nos llamó la «demasiado tranquila» directora de un colegio religioso porque el chaval era incontrolable. Ya habíamos tenido muchas quejas, pero lo curioso que los que hacía el chaval en el colegio no lo hacía en el hogar.
    Un día, fui a buscarlo tras la enésima llamada de alarma y cuando llegué, el chico había salido del recinto y estaba dándole pataditas a un coche. En cuanto vi el coche nuestro se paró. Todo el personal miraba desde dentro del colegio. La directora le pareció increíble el cambio de actitud del niño (7 años) cuando vio el coche y llegó a decir que no lo entendía que la única explicación era que les pegábamos. Me mostré indignado y le exigí una disculpa. Sólo le dije que lo que hacía en el colegio no lo hacía en el hogar y que eso no era que éramos la hostia sino que el contexto era diferente y el rol de los educadores también.

    Saludos!

  2. Aupa Asier:
    Una opción para estos casos y tras conocer que el profesional con el que te estas coordinando no se esta sacando nada en claro, más bien al contrario, en entidades como los centros educativos puede estar bien y sin saltarte pasos buscar otros profesionales de referencia: tutora, jefa de estudios, berritzegune…
    Un saludo.

  3. Te entiendo perfectamente Miguel. Gracias por participar con tu experiencia.

    Y gracias por tu consejo , hemano Ibaizabal. Lo tengo en cuenta. Aunque en este caso, hayas jugado con conocimiento de «caso», ajjajajajajaj.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe semanalmente información actualizada sobre el mundo de la educación social en forma de noticias, artículos, opinión… Únete a nuestra comunidad de educadores y educadoras sociales.