Autor Iñigo

enero 26, 2009

Este es el quid de la cuestiónSiendo profesionales de lo social, la herramienta principal de trabajo somos nosotr@s mism@s. Es vital entender esto de cara a intervenir con jóvenes.

De este modo, si nos vamos cuidando como profesionales (autoestima, formación, reflexión, autocrítica, motivación, comunicación), mejor será nuestra intervención.

Si una cosa he aprendido estos años, es que las actividades concretas, los materiales maravillosos, se pueden quedar en nada.

Al fin y al cabo, los materiales, las actividades, son pretextos para trabajar. Son canales para comunicarnos con ellos y ellas en una dirección determinada.

Pero, hay que saber y/o aprender a conectar con ellos y ellas. ¿ Y cómo se hace eso? Pues, por dos vías; por un lado por habilidades personales, que desde luego se pueden entrenar y por otro, por medio de la experiencia acumulada a su lado.

Y, cuidado con confundir el conectar con el ir de colega, ya que en la relación con jóvenes, todo debe ser natural, que salga de dentro sin forzar.

En este sentido, hay que saber de nuestras limitaciones, para mejorar y saber de nuestras fortalezas para potenciarlas.

La cuestión es pararse de vez en cuando a reflexionar sobre ambas, para ver qué camino seguir.
Muchas veces no encontramos, o en nuestras instituciones no se encuentra tiempo para estos menesteres y hacemos instintivamente lo que mejor creemos, lo que más nos parece. Seguro que aún así lo hacemos bastante bien, pero quizá podríamos hacerlo bastante mejor.

Por último, es importante tener en cuenta el momento profesional en el que estamos; si somos novatos, si llevamos más tiempo, si tenemos una temporada de crisis

Tenemos que ponernos objetivos realistas como profesionales, atendiendo al momento en el que nos encontramos.

Siendo novato, recién salido de la facultad, tendemos a ponernos metas muy altas, cuestión que puede llevar a cotas altas de frustración, y siendo experimentado, podemos caer en la comodidad de usar siempre lo mismo, confiando en nuestras trabajadas habilidades educativas, pero dejando de desarrollar todo nuestro potencial.

Quizá lo más cuerdo, es plantear actividades que aún siendo un reto para nosotros y nosotras, nos permitan estar lo suficientemente cómodos como para desenvolvernos con naturalidad.
Con esto se quiere señalar, que lo prioritario no es la actividad, sino la conexión con el grupo. Ya que desde ahí, es desde donde podremos conseguir un cambio significativo.

Dicho de otro modo. Es más fácil lograr avances, lograr cambios, cuando hay una conexión con los educandos y las educandas.

Esto es, como a todo el mundo le enseñarían en la facultad; se educa más en el cómo se educa que en el qué se educa.

Teniendo en cuenta todo lo dicho, deberemos tener claro que la buena práctica empieza desde dentro hacía afuera, y que un profesional bien trabajado, trabajará mejor con jóvenes u otras personas en su caso.

El recurso más importante es una misma, es uno mismo.

Sobre el autor

Iñigo

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Hola Tote. No estoy del todo de acuerdo contigo, aunque reconozco que lo que comentas es algo compartido por muchos educadores.
    Coincido, por supuesto, en la importancia del «cómo» (la empatía, las habilidades de relación, la escucha activa, etc.). Eso es fundamental. Pero creo que el «qué» (sea una actividad, un taller, un curso, una formación, o el contenido mismo de una entrevista, por ejemplo) tiene muchísima importancia. Es decir, en mi opinión, las actividades no deberian ser una excusa para trabajar otras cosas, sino tener un valor y una calidad en sí mismas. Creo que olvidar eso hace que, muchas veces, esas actividades o propuestas educativas fracasen. El joven, igual que el adulto, también reconoce cuando le quieren dar gato por liebre.

    Un saludo.

  2. respecto en el «como», yo creo que lo mejor es ser uno mismo AL 100%, tanto en la forma de ser, como de pensar como en las cosas que te gustan, como en todo, aunque guste o encaje peor, O AUNQUE SEA POLITICAMENTE INCORRECTO (que eso no significa que este mal)

    si a ti, por ejemplo, te gusta mucho jugar al mus o a juegos antiguos del spectrum, ¿porque no se los vas a enseñar a los chavales con los que estas? igual les acaban gustando mas que los modernos

    recuerdo hace cosa de unos 9-10 años, en una sala de juegos (antiguo golf, Getxo), una maquina de petacos vieja que tenian (CANASTA 86 de INDER, a muchos seguro que os suena eso), que era la maquina a la que mas jugaban casi todos los chavales que iban ahi (en torno a los 15-20 años podrian tener), habia maquinas mucho mas modernas, excepto esa, que era la mas vieja de todas, y con mucha diferencia, y a la que mas jugaban era a esa y a los futbolos, pero al Canasta 86 jugaban COMO AUTENTICOS CO-SA-COS, se tiraban toda la mañana del domingo y toda la tarde metiendo monedas (y apenas hacian partidas gratis, se dejaban una pasta) y eso siendo una maquina vieja, desfasada y arcaica, y todo esto es cierto aunque no lo creais

    dios, me encantaria ver una maquina de petacos de aquellas en un gaztegune y que la probarian jovenes actuales a ver que les parece

    con esto, quiero decir que muchas cosas divertidas que os gustan y en el fondo os gustaria hacer, o enseñarles a los jovenes con los que estais, aunque esten ya muy desfasadas, o no esten politicamente correctas del todo, o creais que no van a encajar ni de coña, o penseis que es algo muy cutre o muy macarronico, estais muy equivocados, el problema es que los jovenes de ahora NI SIQUIERA HAN PROBADO ESAS COSAS, O NI SABEN QUE EXISTEN, si prueban todas esas cosas, ESTOY 100% SEGURO, SEGURIIIIIIISIMO de que MUCHAS de aquellas diversiones o juegos desbancarian a muchas diversiones y juegos actuales, no se, por lo menos que llegasen a probarlas y conocerlas

    y respecto con la forma de ser y de pensar, pues, sed vosotros mismos al 100%, AUNQUE NO ESTE DEL TODO POLITICAMENTE CORRECTO, si pensais que algo esta mal (aunque segun el protocolo este bien), pues se lo decis a los chavales, y les decis porque

    yo veo que hay muchas campañas de cosas que parece que las dijesen como si los chavales fuesen idiotas, como si no tuviesen sentido comun o raciocinio, como si no pudiesen discernir, como si no tuviesen conciencia propia, como si fuesen un rebaño de obejas tontas,….. no se como decirlo

    los chavales son personas, no son piezas para que encajen segun los intereses de un protocolo, y hay que tratares como a personas normales, sin fingir nada y actuando segun la conciencia, aunque desobedezca el protocolo

    no se si me habre explicado bien

  3. Estoy totalmente de acuerdo con lo que se plantea en relación al “cuidado” de los profesionales. Ciertamente, me parece vital. En relación a las actividades educativas permítete unas reflexiones:

    Las actividades de la educación social suelen ser actividades precarias en sentido amplio: baratas, sin sentido, ajenas a proyectos significativos y orientadas al entretenimiento, a ocupar el tiempo, a la contención, a cuatro años vista (en el mejor de los casos) o justificar alguna cosa. Entendemos que educar es otra cosa.

    La educación formal tiene un reconocimiento social (títulos, etc.), un valor social y para el sujeto, sin embargo, la educación social en vez de reconocimiento social lleva implícito, demasiadas veces, algún tipo de estigmatización. Sin entrar en la obligatoriedad o no de las actividades de la educación social y sus sistemas sancionadores, podemos afirmar que la Calidad de la Oferta Educativa es un factor clave para el éxito de la educación social que todavía está por asumir. El valor que la institución (educador/a) da o no a las actividades educativas (fondo y forma) indica también el valor que se le da a los educadores/ras y a las personas a la que va destinada. Las actividades pobres, baratas, impuestas, mediocres, improvisadas, sin programar, sin valor o sin sentido personal y social señalan claramente el lugar en que se pone a la educación, a los educadores y a los ciudadanos.

    Un saludo.

  4. Creo que no me he explicado bien como se deduce de vuestros interesantes comentarios.
    En ningún caso estoy abogando por descuidar las actividades y mandarlas a un segundo plano, y desde luego, tampoco quiero justificar la dejadez en la planificación.
    De hecho, creo que es necesaria una buena planificación y que unas buenas actividades nos pueden ayudar mucho para conseguir los objetivos que nos hemos planteado, pero…

    Yo pretendo darle la vuelta a esa idea. ¿Y si nos quedamos en un envoltorio perfectamente planificado, con unas actividades muy válidas? ¿y si echamos balones fuera cuando no nos funcionan «maravillosas» actividades?

    Lo que digo, es que desde luego, una buena actividad es una herramienta de mucho valor, y si ha eso le sumamos un o una profesional que conecta con sus chavales, ese es el quid de la cuestión.
    Y desde luego en mi opinión y aunque no sean excluyentes, va antes un o una profesional que logre esa conexión.
    No sé si esta vez habré logrado explicarme mejor.
    Sigamos conversando en cualquier caso…

  5. Pienso en los chavales, mujeres, ….en fín, personas que tenemos delante y que, a veces (las más de las veces, diría yo), nos muestran ellos el camino a seguir, la estrategia, la técnica, la forma, el fondo, el que, el como, el cuando…
    En algunos momentos creo que estamos tan «centrados» (incluso límitados o delimitados) en y por nuestra intervención, que complicamos lo que podría resultar más sencillo….

    Un saludo a todos!

  6. es bien sencillo: cuando vayais a ayudar o aconsejar a algun chaval, hacerlo COMO SI FUESE HIJO VUESTRO

    si yo fuese educador y tuviese un hijo, educaria a los chavales exactamente igual que a mi hijo, les trataria EXACTAMENTE IGUAL, les ayudaria EXACTAMENTE IGUAL, les aconsejaria EXACTAMENTE IGUAL, y les enseñaria EXACTAMENTE LO MISMO, aunque fuese en contra del protocolo

    si a tu hijo no le dejas fumar o beber porque es malo, al chaval al que educas, mientras ese contigo, tampoco

    si a tu hijo (por poner un ejemplo algo mejor) le enseñas a tirar con la chimbera y os vais a escondidas zorrozaure a una fabrica abandonada a disparar, pues a los chavales que educo tambien les llevaria, ¿¿porque no?? aunque esto fuese contra el protocolo

    si a tu hijo no le dejas hacer algo porque crees que no es bueno, PERO EL PROTOCOLO DICE QUE ESO ES BUENO, pues a los chavales a los que educase, tampoco, AUNQUE ME SALTE EL PROTOCOLO

    (a ver, que no significa que viva contigo y le pagues los gastos, PERO LES TRATARIA EXACTAMENTE IGUAL…….hombre, si es un chaval al que le maltrata su padre o con problemas y no tiene donde dormir, y por la razon que sea (papeles, etc…) no puede en ningun albergue o centro o como se llame, pues si hiciese falta que duerma en mi casa, no le voy a dejar tirao en la calle o que se vaya a casa de su padre para que le maltrate mas)

    seria incapaz de tratar de manera distinta a un chaval que educo y a mi hijo (que no lo tengo), si los ayudaria/aconsejaria/enseñaria de forma distinta me sentiria como un falso y un mentiroso

  7. Hombre no estoy de acuerdo contigo del todo. No me parece adecuado que te lleves a todos los chavalles a casa. Tu grado de implicación es admirable pero no aconsejable si quieres trabajar con muchos chavales y durante muchos años.
    Puedes acabar quemado antes de tiempo y encontrarte con problemas muy graves que no esperabas. No se… creo que no es tan fácil.
    Sin embargo sí me parece interesante escuchar a los chicos como si fueran tus propios hijos, siempre y cuando escuches a los tuyos, claro.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestra Newsletter mensual!

Si quieres estar informado sobre las últimas noticias, recursos y artículos sobre educación social, apúntate aquí y recibirás mensualmente nuestra Newsletter.

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49fd8":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49fd8":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"9bd08":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"9bd08":{"val":"var(--tcb-color-1)","hsl":{"h":0,"s":0.8915,"l":0.01}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"9bd08":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Suscríbete!
__CONFIG_group_edit__{}__CONFIG_group_edit__
__CONFIG_local_colors__{"colors":{},"gradients":{}}__CONFIG_local_colors__